">

Emirates refuerza su servicio médico a bordo para evitar incidencias en los vuelos

 

Emirates: Si piensa que invertir en equipos médicos a bordo de los aviones., pruebe a tener que desviar un avión con más de 300 pasajeros por una emergencia médica.

En aviación hay un dicho: si piensas que la seguridad es cara, prueba a tener un accidente. Emirates ha decidido, parafraseando esto, que es más barato invertir en equipos médicos y  la formación de sus tripulantes que desviar un avión con más de 300 pasajeros por una emergencia médica que realmente no sea tan emergencia.

Para todas las aerolíneas,  desviar un vuelo por una emergencia médica, por pocos que sean cada año, es un proceso costoso para las aerolíneas, y  dado que cada vez se producen más operaciones aéreas y la capacidad de las aeronaves aumentan, es por ello por lo que las incidencias médicas a bordo también han ido creciendo gradualmente con los años. Emirates, que ha operado más de 194.000 vuelos en 2016, ha comunicado que a lo largo de ese año tuvo que desviar más de 60  vuelo por emergencias médicas.

Estas emergencias, según un comunicado de la aerolínea, cuestan desde 50.000 a más de 600.000 dólares, dependiendo de a dónde se tenga que desviar el vuelo, y los costes de repostar combustible, reabastecer catering, tasas de aterrizaje, tarifas de handling, nuevas reservas de los pasajeros y conexiones siguientes, así como otros costes asociados a atender a tripulación y pasajero si es necesario pasar la noche en la ciudad en la que se haya tenido que aterrizar.

A raíz de esto, en 2016 Emirates decidió programar casi 23.000 horas de formación médica, según los requerimientos de la Autoridad de Aviación Civil General de los Emiratos Árabes Unidos, programas de formación continua para mantener al día sus capacidades y cursos para el uso específico de equipos, para sus tripulaciones de cabina y pilotos para así garantizar que están preparados para prestar la asistencia necesaria a pasajeros a bordo. Esta formación incluye aspectos teóricos y prácticos para aprender a reconocer y afrontar escenarios inesperados en donde pueda estar en peligro la vida del pasajero cuando el tiempo juega en contra.

Algunos de los temas que se tratados para los TCP incluyen el soporte vital básico, patológias como el asma, enfermedades cardíacas, convulsiones, reacciones alérgicas, aspectos relacionados con el trauma o incluso partos de emergencia, entre otros. Por su parte, los pilotos también reciben instrucciones especificas que atienden a cuestiones relacionadas con la hipoxia, el dengue, la conmoción, la reanimación cardiopulmonar y problemas de asfixia, entre otros.

Además, la aerolínea también ha invertido más de 7 millones de dólares en la instalación de equipos médicos a bordo, con un gasto de mantenimiento anual que supera los 1,7 millones de dólares. Así, casda avión lleva un kit médico de emergencia, botellas de oxígeno, reanimadores y desfibrilador. Además las tripulaciones cuentan con la posibilidad de contactar con asesores médicos especializados en aviación en tierra 24 horas al día, 7 días a la semana para que puedan ayudar a evaluar la situación del pasajero en tiempo real con un sistemas de telemedicina por satélite.

Según Emirates, de media la tripulación de la aerolínea realiza alrededor de 20 llamadas a los servicios médicos por cada 100.000 pasajeros transportados. De estas llamadas, la mayoría no requieren finalmente el desvío del vuelo. La la consulta con un profesional ayuda a tomar mejores decisiones a la tripulación y sirve como apoyo a los pasajeros afectados, especialmente cuando no hay profesionales médicos voluntarios en el vuelo.

“Realmente no tenemos expectativas de recuperar los gastos de la desviación de un vuelo, pero el bienestar de nuestros clientes siempre es nuestra prioridad número uno. Cada aerolínea afronta las emergencias médicas de manera diferente, ya que no hay regulaciones internacionales en la materia. En Emirates, si hay una emergencia médica a bordo, nuestra tripulación tiene la formación y equipo necesario para ayudarles a evaluar la situación, y ofrecer el mejor resultado posible a los pasajeros afectados”, en palabras de Adel Redha, vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de Emirates.

Así mismo, Al Redha añadió que “si tenemos que desviar un vuelo, nuestro objetivo es obtener atención médica para el pasajero afectado tan pronto como sea posible. A través de nuestros asesores médicos y el equipo de control de operaciones de Emirates, identificamos el mejor lugar donde el pasajero puede recibir una atención apropiada, y donde el aeropuerto puede asistir de forma idónea a los pasajeros y al avión. El lugar de desvío seleccionado puede ser un lugar donde los costes médicos son caros y los viajeros deben considerar contar con un seguro adecuado antes de viajar”.


Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>