Air Life Style Eventos Organizaciones

“Ellas Vuelan Alto” despega arropadas por más de 250 personas

“Ellas Vuelan Alto” es la primera plataforma de mujeres del sector aeroespacial en España. Capitaneada por Teresa Busto, está formada por mujeres relevantes de la industria aeronáutica, aeroespacial y del transporte aéreo que se unen para dar visibilidad al papel de la mujer en este sector. 

La asociación “Ellas Vuelan Alto” celebró el 2o de septiembre su presentación oficial. La plataforma, que se presenta en su web bajo el lema “Stop Dreaming, Start Doing”, consiguió llenar por completo el salón de actos del Instituto de la Ingeniería de España. Más de 250 personas acompañaron al equipo de “Ellas Vuelan Alto” en su estreno. 

La presentación corrió a cargo de Teresa Busto, directora de la planta de Airbus Operations en Illescas e Isabel Maestre, directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), presidenta y vicepresidenta respectivamente de “Ellas Vuelan Alto” que compartieron con todos los asistentes los objetivos y valores de la asociación.

“Integridad, perseverancia, compromiso, valentía, responsabilidad y defensa de la igualdad son nuestra base de valores para dar visibilidad a las mujeres del sector aeroespacial”, explicó Teresa Busto en la presentación de “Ellas Vuelan Alto”.

Isabel Maestre apuntó por la necesidad de trabajar en conjunto para conseguir objetivos comunes: “La importancia de las redes y la conexión entre profesionales. No somos islas y como un equipo avanzaremos más y llegaremos más lejos”.

Seguidamente, se propuso una mesa redonda, dirigida por Esther Apesteguía, editora de Fly News y directora de comunicación de “Ellas Vuelan Alto”, que contó la participación de tres grandes profesionales y referentes femeninos: Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España, Carmen Librero, ex secretaria General de Transportes y Elena McCormack, CEO de ASL Airlines Spain

Durante el debate, las ponentes expusieron su opinión sobre varios temas de actualidad, como la escasez de mujeres en puestos de responsabilidad, el establecimiento de cuotas o los factores culturales y sociales que marcan a las mujeres desde la niñez.

Las tres ejecutivas coincidieron en que se deben mejorar los porcentajes de la presencia de mujeres en sectores “típicamente masculinos”, como es el aeroespacial. Para mejorar estas cifras, es necesario “tener los ojos limpios” y mejorar los proceso de contratación de recursos humanos, apartando de  este departamento cualquier tipo de sesgo social y “focalizándose en las capacidades y competencias que tiene la persona está optando al puesto” explico Rosa García poniendo como ejemplo su empresa. Es necesario “empezar a quitarnos etiquetas”, en el conjunto de la sociedad, y la educación temprana es fundamental para “crecer libres de estereotipos y sesgos”. 

Como en otros encuentros, se habló de las limitaciones que se imponen las propias mujeres y en el miedo injustificado a fallar. García explicó que el miedo a fallar “no es solo por tu carrera, sino por no fallarle al resto de generaciones. A veces se siente, que si fallas como directiva, afectas a todo el colectivo de mujeres”.  Esta autoexigencia no es tan visible en el colectivo masculino, explicó, y puso como ejemplo su propia experiencia: “Cuando en mi empresa promociono a una mujer, casi siempre la respuesta: ¿Seré capaz de cumplir los objetivos?, en tanto que nunca he oído esa misma frase de un hombre que promociona”. 

Carmen Librero expuso su opinión sobre el tema de cuotas: “Es un insulto para las profesionales que se lo ganan a pulso”, y afirmó que ella nunca se había sentido discriminada a lo largo de su trayectoria profesional: “Nunca he creído que tengamos capacidades distintas”. 

Elena McCormarck respondiendo a la pregunta planteada en el debate de qué pueden hacer las altas ejecutivas en pro de una mayor igualdad de género, afirmó que hay que “desprenderse de estereotipos y formar equipos en función de las capacidades”, y en esto, “el sexo es irrelevante”. La directiva ha apostado por un “cambio de cultura y modelos de educación” para batir el techo de cristal y la brecha salarial. McCormarck puso el ejemplo de su compañía, en la que la mayoría de direcciones generales están en manos de mujeres. Eso sí, McCormark  explicó que si en su aerolínea no hay mujeres piloto es por el hecho de que cuando convocan plazas no se presenta ninguna.

Tras la mesa redonda, Ann Westman, representante económica de la Comisión Europea en España, en representación de Violeta Bulc, comisaria de Transportes de la Comisión Europea explicó la iniciativa “Women in Transport”, de la que “Ellas Vuelan Alto” es miembro, y que precisamente está orientada a lograr mayor igualdad de género en el sector de transporte, aunque explicó que en el transporte aéreo es donde más porcentaje de mujeres hay trabajando, un 40 por ciento, frente a un 14 por ciento en el transporte terrestre, o un 2o por ciento en el marítimo.

El acto también contó con la presencia de Silvia Buabent, directora del Instituto de la Mujer, y con Alicia Sánchez-Camacho, secretaria primera del Congreso de los Diputados en sustitución de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quienes mostraron su apoyo a la asociación y apostaron por la necesidad de promover iniciativas en las que la mujer adquiera protagonismo y visibilidad.

“Ellas Vuelan Alto” une el esfuerzo y la experiencia de directivas de alto rango con el objetivo de dar visibilidad al papel de la mujer en el sector aeroespacial y contribuir con el beneficio que aporta la igualdad de género. La plataforma celebrará periódicamente encuentros y debates en los que abordará cuestiones relevantes del mundo aeronáutico, como la digitalización del sector o los retos aeroportuarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies