Aerolineas Europa Ministerio de Fomento Organizaciones

Ryanair operará el 92% de sus vuelos a pesar de la huelga de tripulantes

Más del 92% de los 2.400 vuelos programados no se verán afectados por la huelga del 28 de septiembre. En España Fomento ha decretado unos servicios mínimos. 

El Ministerio de Fomento ha comunicado a Ryanair, Aena, Enaire y los sindicatos convocantes de la huelga de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Ryanair de mañana, 28 de septiembre, el cumplimiento de unos servicios mínimos, similares a los establecidos para la huelga de finales de julio. 

Estos servicios tienen como objetivo “compatibilizar el interés general de los ciudadanos y en particular sus necesidades de movilidad con el derecho de huelga de este colectivo de trabajadores” dicta el comunicado de Fomento.

Estos servicios protegen el 100% de los vuelos con los territorios no peninsulares, el 59% de los servicios domésticos sin alternativas de transporte inferiores a 5 horas, así como los internacionales, y el 35% en el resto de operaciones. 

Por su parte, Ryanair ha comunicado que el número de vuelos cancelados para la huelga del 28 de septiembre se ha reducido a 150, de los 190 inicialmente previstos,  ya que “la gran mayoría de los empleados de la compañía trabajarán con normalidad”. De esta manera, más del 92% de los 2.400 vuelos de Ryanair programados para mañana “no se verán afectados por esta huelga innecesaria” y operarán con normalidad. De estos 150 vuelos afectados no se conoce el desglose ni el porcentaje de vuelos que afectarán a aeropuertos españoles, pero Ryanair asegura que ya se ha puesto en contacto vía SMS o correo electrónico con todos los pasajeros cuyos vuelos han sido cancelados.

¿Qué hacer si estás afectado por la huelga de Ryanair?

Inspectores de AESA estarán en distintos aeropuertos españoles durante el día de mañana velando porque la aerolínea cumpla con el Reglamento Europeo (CE) 261/2004 sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque, que vela por los derechos de los pasajeros.

Debe saber que en caso de que su vuelo haya sido cancelado puede reclamar compensaciones, si no ha sido avisado de la misma con al menos 15 días de adelanto. Éstas serán en función de la distancia del vuelo cancelado, siendo la mínima de 250 euros y la máxima de 600 euros.

Las compensaciones económicas, van más allá de la obligación de dar asistencia que tiene la compañía.  El derecho de asistencia, quiere decir que, en caso de cancelación/retraso de un vuelo la compañía está obligada a dar a sus pasajeros comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, a una o más noches de alojamiento así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento. Esta asistencia tiene que pagarla la compañía aérea, no puede pedirle al pasajero que la abone él y luego la reclame.

En caso de cancelación, el pasajero tiene derecho a elegir entre el reembolso del billete o que la compañía le proporcione un transporte alternativo hasta el destino final lo más rápidamente posible. En caso de elegir el transporte alternativo, la compañía debe buscar la opción más rápida, no puede ofrecer únicamente plazas en vuelos propios, o uno o varios días después, si ese mismo día existen plazas disponibles en otras compañías debe facilitárselas. El transporte alternativo hasta destino final es responsabilidad de la compañía y debe abonar el mismo, no puede pedir al pasajero que adelante el coste del transporte y luego lo reclame.

En caso de retrasos de dos o más horas en la salida del vuelo, los pasajeros tienen derecho a información y derecho a asistencia, aunque está condicionado a una serie de límites temporales en función de la distancia del vuelo. Si el retraso es de 5 horas o más, el pasajero tiene derecho a recibir el reembolso del billete en caso de que ya no desee viajar. Se debe tener en cuenta que, en caso de retraso y optar por el reembolso y no viajar, ya no tendrá derecho a recibir la compensación económica por el retraso del vuelo de más de tres horas en destino final.

Los retrasos en las llegadas se pueden reclamar cuando se llega al destino final tres o más horas después de la llegada programada por la compañía aérea. La compensación sería igual a la del caso de cancelación de un vuelo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies