Aeropuertos

En 2018 las aerolíneas ingresaron un 110% más en tasas de equipaje

Los ingresos globales por tasas de equipaje ascendieron en 2018 a 25.200 millones de euros, un 110% más que en 2014, cuando registraban 12.000 millones de euros. 

Durante el año 2018 las aerolíneas de todo el mundo registraron aproximadamente un total de 83.500 millones de euros en servicios complementarios, según cifra un informe elaborado por la consultora IdeaWorksCompany y Car Travel.

Sobre esta estimación global de ingresos, el estudio identifica el equipaje como un componente que genera 25.200 millones de euros (28.1 billones de dólares) y proporciona un resumen a nivel mundial de las políticas en tasas de equipaje de las 20 compañías principales en cada área del globo.

Aileen McCormack, directora comercial de CarTrawler ha declarado: “El valor de los ingresos por servicios a la carta o de los extras opcionales de las compañías aéreas ha aumentado de forma considerable durante los últimos años, con un crecimiento del 128 % entre el 2014 y el 2018. De esta forma, no es de extrañar que los ingresos por tasas de equipaje hayan presentado un aumento similar en términos tanto de valor monetario como de porcentaje de ingresos globales de las aerolíneas. Esta tendencia general refleja la estrategia de las aerolíneas tradicionales, que, al igual que los proveedores de bajo coste, generan ingresos por servicios a la carta ofreciendo a los clientes soluciones al mejor precio en un mercado transformado

El análisis que ofrece este estudio muestra una parte significativa de los ingresos por servicios complementarios y está formadO por tres fuentes primarias: equipaje facturado que se transporta en la bodega del avión, tasas que se añaden cuando el equipaje supera el peso y las dimensiones permitidas y, en el caso de algunas compañías aéreas, precio cobrado por el equipaje de mano de mayores dimensiones.

Como ya se conoce, las estrictas políticas en tasas de equipaje son parte de los ingresos principales de las compañías aéreas de bajo coste. Pero este nuevo estudio revela que durante los últimos dos años «se ha producido un increíble desarrollo con la implementación de las tasas de equipaje por parte de algunas de las principales aerolíneas intercontinentales del mundo», las que se conocen como ‘tradicionales’ y que hasta el momento incluían la facturación de equipaje en sus tarifas.

Siguiendo esta línea, el estudio se muestra la tabla que aparece a continuación, donde exponen las políticas en tasas de equipaje de las 20 principales aerolíneas regulares, «que hace unos años presentaban una menor actividad en materia de tasas de equipaje y actualmente, solo la mitad de las compañías mencionadas utilizan el método tradicional de incluir equipaje facturado en todas sus tarifas». 

Como se refleja en la tabla, la mitad de aerolíneas ‘tradicionales’ ha implementado las tasas de equipaje en una parte o en la totalidad de su red de rutas. Cabe destacar que, en la mayor parte de los casos, coincide que las compañías aéreas organizan su oferta por región global y según su competencia directa.  Según explican: «La recurrente aplicación de tasas de equipaje en Europa y América del Norte encuentra su origen principal en la presencia de un sector de aerolíneas de bajo coste muy significativo. En el resto del mundo, las compañías aéreas incluyen ventajas en materia de equipaje en todas sus tarifas, y todavía no han adoptado estrategias de tarifas económicas básicas». 

Por otra parte, el estudio destaca que en EEUU y Canadá los consumidores pueden evitar las tasas de equipaje si son socios inscritos en programas de fidelidad con un estatus de élite en compañías aéreas de EE. UU. y Canadá. Por el contrario, las compañías aéreas de otros países no suelen incluir esta ventaja.

En EuropaBritish Airways es la única en su sector en ofrecer tarifas económicas básicas en gran parte de su red mundial de rutas. El análisis plantea que la aerolínea ofrece «un enfoque estratégico en lo que a oferta de tarifas económicas básicas se refiere, ya que esta se brinda en función del dónde y del cuándo». Como muestra, exponen las rutas de Londres a Asia y de Londres a Sudamérica, «donde las tarifas económicas básicas de British Airways a menudo ofrecen precios de viajes de ida y vuelta inferiores a los de muchos de sus competidores con vuelos directos (incluso después de añadir la tasa de equipaje de 60 £ que British Airways aplica por un vuelo de largo recorrido). Esto se traduce en que la tarifa económica básica puede suponer un ahorro considerable cuando se compara a las tarifas que incluyen equipaje facturado.»

Por otra parte, en mercado estadounidense destaca la aerolínea Southwest Airlines como la única que cuenta con el eslogan “bags fly free” (las maletas vuelan gratis), que garantiza el transporte de dos piezas de equipaje facturado para cada pasajero. Según explica la dirección de la aerolínea «esta distinción contribuye en el notable éxito económico de Southwest». 

El estudio revela que «parece poco probable» que el resto de compañías que conforman el sector aeronáutico sigan este ejemplo de paquetes de productos. Concluyen que «poco a poco, se espera que las compañías aéreas tradicionales de África, Asia y América Latina prueben el método económico básico, ya que trabajan por superar los desafíos que presenta una economía global aletargada y la amenaza constante de las compañías aéreas de bajo coste». 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies