Aeropuertos Nacionales

Aena apuesta por crecer

Maurici Lucena, presidente de Aena, al centro, durante la presentación del Plan Estratégico 2018-2021.
Maurici Lucena, presidente de Aena, al centro, durante la presentación del Plan Estratégico 2018-2021.

Maurici Lucena, presidente de Aena ha presentado el nuevo plan estratégico 2018-2021 del  gestor de aeropuertos español, articulado en nueve líneas de acción.

Aena es hoy en día el primer gestor aeroportuario del mundo por volumen de pasajeros y negocio.

En 2017 315,6 millones de viajeros pasaron por los 46 aeropuertos y dos helipuertos españoles; el aeropuerto de Londres Luton, y otros 15 aeropuertos internacionales en los que participa en su gestión, superando en casi 60 millones de viajeros al segundo gestor: ADP (Francia). Los ingresos fueron de 4.000 millones de euros, 400 millones más que ADP, que igualmente ocupa el segundo lugar bajo esta premisa.

Ahora ha presentado, de la mano de su presidente Maurici Lucena acompañado de los directores generales de Negocio Regulado y No Regulado, Javier Marín y José Manuel Fernández Bosch el nuevo plan estratégico para el trienio 2018-2021 en el que se apuesta por consolidar el crecimiento e impulsar nuevas líneas de negocio.

Este plan incluye nueve medidas como la ampliación de capacidad en los aeropuertos, principalmente en Madrid y Barcelona según  estaba ya aprobado.

Otra de estas medidas es mantener los niveles de calidad de servicio comprometidos en el Documento de Regularización Aeroportuaria (DORA) , que marca las pautas para Aena.

La tercera medida según las señalan desde Aena es el desarrollo de soluciones digitales y tecnológicas avanzadasque permitan mejorar la experiencia del pasajero  a su paso por las instalaciones, así como optimizar los procesos para maximizar la capacidad y reducir los costes

La cuarta es la minimización de la huella ambiental, entre cuyas acciones están la insonorización de viviendas y edificaciones (ya más de 23.000 completadas);  avanzar en materia de eficiencia energética y energías renovables, y la “reducción de emisiones de CO2, del consumo eléctrico y de residuos, entre otras”.

El plan sigue con el rediseño y optimización de la oferta comercial con la modernización y ampliación comercial de los aeropuertos, impulsado el aumento de los ingresos comerciales, “si bien todavía se aprecian oportunidades de negocio que hay que aprovechar. Para conseguirlo se llevará a cabo un rediseño de los espacios comerciales en los principales aeropuertos y se implantará un plan de acción para la mejora del rendimiento de las Duty Free. Además, junto a la transformación que se está consolidando en restauración y aparcamientos, se trabajará en la optimización de las tiendas especializadas”, señalan desde Aena.

El sexto punto es el que presentó a principios de año el anterior ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. Los planes directores de Madrid Barajas y Barcelona El Prat, con la oferta al mercado de importantes superficies junto a estos aeropuertos para usos que van desde el de oficinas a hoteles y zonas de ocio. En total más de 4 millones de metros cuadrados edificables entre ambos aeropuertos y 4.300 millones de euros de inversión hasta el año 2026.

Pero el plan de Aena no se queda en España. Como hemos señalado al inicio, Aena gestiona además el aeropuerto británico de Londres Lutos y participa en la gestión de otros 15 en México y Colombia.

Ahora, dentro de este plan quiere expandir su huella internacional  “prestará atención a la aparición de oportunidades para la adquisición de nuevos activos tanto en Latinoamérica y Europa, como explorando otros que resulten atractivos en zonas como Asia, Oriente Medio y Norteamérica”.

Los dos últimos puntos del plan hacen referencia a la asignación de medios económicos y de personal.

Sobre los recursos económicos, Aena tiene la limitación impuesta de reducir sus tasas en un 2,2 por ciento anual hasta 2021. Esta disminución no es lineal. Sí un año bajan más o menos de esa media, al año siguiente se compensará el porcentaje. Javier Marin puso como ejemplo el hecho de que este año 2018 la bajada es de más del 4 por ciento, por lo que en 2019 habrá una congelación, es decir, ni subirán ni bajarán, para “compensar” la bajada de 2018. Además, después de 2021 las tasas aeroportuarias nunca podrán ser superiores a las de ese año. Siempre deberán ser, como mucho, las mismas.

Con todo, Lucena señaló la robustez del modelo de negocio de Aena, con unas previsiones de que los ingresos de explotación pasen de 4.028 millones de euros en 2017 a 4.244 millones este 2018 y a 4.362 millones en 2019, y los beneficios netos de 1.232 millones en 2017 a 1.272 millones en 2018 y 1.311 millones en 2019.

Y en cuanto al personal, desde Anea indican que están “trabajando en la retención de talento, potenciando la formación para el desarrollo de capacidades y definiendo una estructura organizativa óptima”.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies