Aeropuertos Seguridad y accidentes

La directora de AESA, Isabel Maestre, pide prudencia en el caso del B-737 MAX

Isabel Maestre, directora general de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha afirmado en una entrevista en Onda Cero, en el programa Más de Uno, presentado por Carlos Alsina, que la duración de la prohibición del vuelo del B 737 MAX dependerá de los datos que se obtengan de la investigación.

Isabel Maestre ha declarado que la decisión de la Agencia Europea de Seguridad Aérea –EASA por sus siglas en inglés- fue motivada por la información difundida por su homóloga norteamericana, la FAA, que encontraba ciertas similitudes entre el accidente del avión de Ethiopian Airlines, y el de Lion Air de hace seis meses.

«Europa ha tomado esta decisión para prevenir cualquier riesgo, garantizando así la seguridad de los pasajeros, que es una de las principales funciones de las autoridades aeronáuticas.» Maestre ha explicado que su departamento ha estado en todo momento en contacto con la Agencia Europea, de la que depende, y ha afirmado que nuestro país esperó a la decisión común europea para no causar confusión, tanto a los operadores como a los propios pasajeros.

La directora de la Agencia ha explicado cuáles son los pasos que se seguirán a partir de ahora, y ha insistido en que por el momento todo son especulaciones, y que hay que respetar los tiempos y las conclusiones de la investigación, «en una fase todavía muy inicial». Cada día conoceremos datos nuevos que serán los que determinen los siguientes pasos, siempre desde la perspectiva de mantener la máxima seguridad en las operaciones aéreas.»

Isabel Maestre también ha querido despejar cualquier duda sobre el comportamiento de la agencia norteamericana FAA, que hasta el momento no ha paralizado la operación del Boeing 737 MAX 8 en su espacio aéreo, al ser preguntada por si la nacionalidad del fabricante, Boeing, podría estar influyendo en la decisión. Maestre ha sido tajante, «ninguna decisión de este tipo se toma en base a interesas, sólo prima la seguridad.»

Maestre ha explicado que tanto la Agencia Europea como la española, trabajan siempre para preservar la seguridad del transporte aéreo, en dos líneas, la preventiva y la operativa.  «Trabajamos en un modelo que se llama enfoque preventivo, que va más allá de las inspecciones aéreas, y que se basa en la utilización de datos y la explotación de los mismos y así predecir comportamientos.»

La directora de AESA ha insistido también en la permanente y continua comunicación que existe entre la autoridad española y la europea -EASA- y de ésta con la FAA norteamericana.

A esta hora de la mañana los únicos Boeing 737 MAX 8 que continuan con su operación normal son de compañías de Estados Unidos y Canadá que operan en sus respectivos espacios aéreos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies