Drones Militar UAV

Insitu presenta en Huelva su nuevo Scaneagle 3

El fabricante norteamericano Insitu, propiedad de Boeing, ha presentado hoy en las instalaciones del INTA en El Arenosillo, Huelva, la versión más avanzada de su drone Scaneagle, el 3, concebido para desarrollar aplicaciones civiles.

El Scaneagle es un conocido del Ejército español, la Armada ya opera este UAV, en su versión para uso militar de vigilancia marítima.

En unas jornadas con clientes potenciales de todo el mundo, el fabricante Insitu realiza esta semana una demostración de su gama completa de productos para el mercado militar y el civil.

En El Arenosillo se han dado cita delegaciones de las Fuerzas Armadas de países como Chile, Brasil, Emiratos Árabes, Francia o Reino Unido.

Por parte de España, el cliente español del Scaneagle, la Armada también ha enviado una delegación a estas dos jornadas que desde ayer 15 de mayo, se celebran en Huelva, con el apoyo del INTA.

Uno de los dos prototipos del Scaneagle 3 para ensayos en vuelo construidos por el fabricante ha realizado una demostración de vuelo en estas instalaciones del INTA. Tras el lanzamiento desde la catapulta, el UAV ha realizado un vuelo de 35 minutos aproximadamente, tiempo durante el cual se han podido seguir sus evoluciones en el aire así como la transmisión de imágenes a la estación terrestre.

El prototipo que ha realizado la demostración incorpora una cámara de visión diurna y telescópica, con una resolución capaz de capturar la matrícula de un coche, volando a 20.000 pies, la EO900, que ofrece de forma simultánea varias vistas del área de interés.

Tras el vuelo, se ha realizado la captura del drone por cable, mediante el Skyhook, el sistema de recuperación diseñado por Insitu, que es el mismo que se utiliza para el Scaneagle 2, en línea con la compatibilidad de este nuevo UAV con todo el portfolio de sistemas desarrollados hasta ahora para esta línea de producto.

ASI ES EL SCANEAGLE 3

La última versión de este modelo para vigilancia y observación, la 3, incorpora un fuselaje que puede adaptarse en longitud, añadiendo una sección de 20 centímetros, entre el ala y el motor, para llevar más cargas útiles, hasdta un totla de 9,1 kg.

Como consecuencia de esta opción de alargar el fuselaje y de colocar cargas, tanto en la parte trasera como la trasera, el ala del drone puede instalarse más adelante o más atrás, en una serie de posiciones preestablecidas, para mantener el centro de gravedad dentro de los límites.

El Scaneagle 3 tiene una autonomía de hasta 18 horas, volando a entre 40 y 50 nudos, con una velocidad máxima de 80 nudos y un techo de 20.000 pies.

El Scaneagle 3  mide 4 metros de envergadura, 2,3 de largo, que se alargan hasta los 2,5 metros al situar el ala en la posición más atrasada. Su peso máximo al despegue es 36,3 kg y puede suministrar algo más de 170 watios a las distintas cargas útiles.

Esta última versión, además tiene una configuración diferente a la de sus hermanos de gama, al incorporar una nueva estructura de cola con dos largueros que la sujetan.

El fabricante espera iniciar la producción en serie, y por tanto las entregas, en 2019.

Jon Damush, director de Estrategia de Insitu, en un encuentro con los medios presentes en la demostración, entre ellos Fly News, ha alabado el papel del INTA y la colaboración entre ambas instituciones.

Preguntado sobre las posibilidades de mercado en España para su nuevo drone, ha señalado que prefería no hablar de mercado concretos, pero ha alabado el desarrollo de los drones en España, refiriéndose también al papel pionero de la normativa española.

Damush ha afirmado también que uno de los principales problemas para la certificación de los drones es que muchos países quieren aplicar la misma normativa de certificación que han desarrollado para los aviones tripulados, lo que no tiene sentido para este tipo de aeronaves no tripuladas.

El director de Estrategia de Insitu ha puesto como ejemplo, que les han llegado a solicitar el certificado de que los anclajes de los cinturones de seguridad han pasado las pruebas.

También ha rechazado la figura del piloto de drones, ya que consideran que el piloto automático del dron es más que suficiente para llevar a cabo la misión encomendada con un simple operador del sistema en tierra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies