Aviación comercial Aviones Aviones experimentales

Lockheed Martin empieza a construir el X-59

Aspecto que tendrá el X-58, un avión monoplaza cuyo diseño evolucionará hacia el de un avión de pasajeros.
Aspecto que tendrá el X-58, un avión monoplaza cuyo diseño evolucionará hacia el de un avión de pasajeros.

Las primeras piezas que constituirán el X-59, el demostrador tecnológico de Lockheed Martin de un reactor supersónico comercial han comenzado a tomar forma.

Skunk Works, la división de desarrollo de nuevas tecnologías y aeronaves de Lockheed Martin ha producido ya la primera pieza del demostrador tecnológico X-59 destinado a probar tecnologías para lograr aviones supersónicos silenciosos, y con ellos poder volar comercialmente sobre tierra por encima de la barrera del sonido.

El diseño largo y delgado de la aeronave es la clave para lograr un estampido sónico bajo”, ha señalado Peter Iosifidis, director del programa.

Calibración de la máquina de producción de la primera pieza del X-59 antes de comenzar a trabajar el bloque de aluminio.
Calibración de la máquina de producción de la primera pieza del X-59 antes de comenzar a trabajar el bloque de aluminio.

Está previsto que el X-59 haga su primer vuelo en 2021. El programa de ensayos en vuelo se hará de forma conjunta a la NASA que es quien financia el programa de desarrollo “se usará para recopilar datos de respuesta de la comunidad sobre la aceptabilidad del boom sónico silencioso generado por la aeronave”. Según las previsiones de Lockheed Martin, el X-59, volando a 55.000 ft y a unas 940 mph (1,4 Mach) creará un estampido sónico equiparable al de la puerta de un coche al cerrarse: 75 deciBelios percibidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies