Defensa Ejército del Aire Ministerio de Defensa

Aprobada la mejora de los misiles Taurus del Ejército del Aire

F/A18 portando un Taurus real bajo su ala izquierda y uno de pruebas y entrenamiento bajo la derecha.

El nuevo gobierno español ha comenzado a dar luz verde a los programas de defensa más urgentes, comenzando por los menos costosos. El primero el misil de largo alcance KEPD-350 Taurus.

 

El Consejo de Ministros ha acordado la mejora de las capacidades operativas y la ampliación del ciclo de vida de los misiles de crucero aire-tierra KEPD-350 Taurus, uno de los temas pendientes y más urgentes de la lista de la compra del Ejército del Aire español.

En total se han aprobado un máximo de 30 millones de euros para efectuar las tareas de mantenimiento a mitad del ciclo de vida de los 39 misiles Taurus del Ejército del Aire español, así como un programa para aumentar su capacidad operativa diez años más. También se procederá a su integración en los Eurofighter. Hasta ahora sólo los F/A-18 pueden portarlo y dispararlo. Los trabajos se realizarán entre 2018 y 2020.

Estas labores son necesarias ya que de lo contrario la garantía del fabricante y su capacidad operativa se perdería entre finales del presente año y 2020.

Misil Taurus exxpuesto frente a un F/A18 español. Además de España, Alemania y Corea del Sur cuentan con este misil.
Misil Taurus exxpuesto frente a un F/A18 español. Además de España, Alemania y Corea del Sur cuentan con este misil.

La adjudicación del contrato  ha recaído en el fabricante de los misiles, la empresa germano-sueca Taurus Systems, formada por MBDA Deutschland y Saab Dynamics.

Denominados ALAD (Arma Lanzada a Distancia) por el Ejército del Aire, el contrato de adquisición de los KEPD-350 Taurus se suscribió en 2005 y supuso la compra de un lote de 45 misiles ‒43 operativos y 2 para entrenamiento‒ junto con las tareas de integración física y funcional en el F/A-18 y los sistemas de apoyo logístico integrado y de planeamiento de misión.

Con un peso de 1,4 toneladas, una cabeza de guerra del orden de 500 kg de explosivo y propulsados por un turborreactor, los misiles crucero KEPD-350 Taurus están concebidos para atacar objetivos altamente protegidos y situados a distancias cercanas a los 500 km. Una vez disparados desde el avión, son capaces de volar de manera totalmente autónoma gracias a contar con un triple sistema de navegación: inercial, GPS y por referencias del terreno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies