Defensa Espacio Ministerio de Defensa

La EDA elige Madrid para lanzar el proyecto GovSatcom de comunicaciones militares seguras

El ministerio de Defensa preside el Grupo de Gestión que supervisa la fase inicial de demostración de GovSatcom, que se prolongará hasta principios de 2021.

Madrid ha sido la capital europea elegida por la Agencia Europea de Defensa ‒EDA, por su acrónimo en inglés‒ para dar el pistoletazo de salida a la fase de demostración del proyecto GovSatcom.

Acuerdo suscrito en el marco de la Unión Europea entre más de una docena de ministerios de Defensa europeos, GovSatcom crea un marco de colaboración entre aquellos países que no poseen o quieren reforzar sus comunicaciones seguras vía satélite con aquellos otros que disponen de satélites gubernamentales o militares propios y tienen capacidades excedentes.

El despegue oficial de la iniciativa GovSatcom ‒acrónimo inglés de Governmental Satellite Communications‒ se produjo en la capital española el 15 de enero, en una reunión celebrada en la sede central del ministerio de Defensa que contó con la presencia de Jorge Domecq, el español que ejerce la presidencia ejecutiva de la EDA, el organismo creado en 2004 por Bruselas para favorecer la colaboración en materia de capacidades de defensa.

El periodo de pruebas que acaba de comenzar va a ser supervisado por el denominado Grupo de Gestión, un equipo que lidera España y del que forman parte representantes de Alemania, Austria, Bélgica, Estonia, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega ‒nación asociada, al no ser miembro de la UE‒ Polonia, Portugal, Suecia y el Reino Unido.

Bajo la presidencia del general Carlos de Salas, jefe de Sistemas C4ISR y Espaciales de la dirección general de Armamento y Material, entre las principales funciones del Grupo de Gestión se encuentra la de verificar el modelo de gobernanza que se ha definido.

En esencia, el modelo de funcionamiento elegido se basa en el concepto pooling & sharing y consiste en que los países que requieren comunicaciones encriptadas informan de sus necesidades y requisitos a la oficina GovSatcom de la EDA.

La citada oficina eleva las peticiones a las naciones que cuentan con transpondedores excedentes en órbita, quienes comunican sus disponibilidades de bandas de frecuencias, el coste del alquiler y otras características de interés. El demandante selecciona la oferta que más se ajusta a sus necesidades o bien las descarta y busca un operador extra europeo.

Hasta la fecha, los países europeos que cuentan con satélites gubernamentales que gozan de plenas garantías de seguridad en sus comunicaciones satelitales son Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Luxemburgo y España.

El proyecto GovSatcom aspira a optimizar al máximo los enlaces espaciales en el ámbito europeo y a permitir que la Unión Europea pueda disponer a medio plazo de transmisiones confiables y seguras con las fuerzas terrestres y navales puestas bajo su bandera en África, Asía y las aguas del Índico y el Mediterráneo. Bruselas también confía en que la iniciativa resulte clave para desarrollar la Política Común de Seguridad y Defensa que ha puesto en marcha y a la que se han adherido 23 de sus estados miembro.

El programa fue identificado en 2013 por los jefes de estado y gobierno de los países pertenecientes a la UE y quedó adscrito a la EDA en 2014. El estudio de viabilidad dio comienzo en el verano de 2015 bajo la dirección de Hisdesat, el operador de comunicaciones estratégicas del ministerio de Defensa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies