TEDAE

La industria aeroespacial y de defensa española facturó en 2017 más de 11.000 millones de euros

El 80 por ciento de la facturación de las 77 empresas asociadas a TEDAE, 8.947 millones de euros en 2017 provino del negocio aeronáutico.

 

Las empresas aeronáuticas de la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) facturaron en 2017 un total de 8.947 millones de euros, lo que representa el 80 por ciento del volumen de negocio de las 77 compañías asociadas a la patronal, cuyo volumen de negocio ascendió a 11.180 millones.

La pujanza del tejido aeronáutico español se refleja en que su crecimiento anual ha sido del 4,6 por ciento, superando en una décima el aumento del colectivo TEDAE, que fue del 4,5 por ciento. Así quedó patente en la cita anual que organiza esta asociación para dar a conocer los resultados del ejercicio anterior.

Acompañado por los responsables de las Comisiones de Aeronáutica (Alfredo Martínez-Menéndez, de Airbus Group), Defensa (Javier Pradere, de Navantia) y Espacio (Jorge Potti, de GMV), Jaime de Rábagopresidente de la asociación desde enero del presente año‒ detalló que la mayor parte de la cifra de negocios del sector está dedicado “al mercado civil (52 por ciento), mientras que el 48 por ciento se dirige al campo de la Defensa”.

De Rábago también explicó que la facturación está liderada por la aeronáutica civil (42 por ciento), la aeronáutica militar (38 por ciento), los sistemas y equipamientos para defensa y seguridad terrestre y naval (12 por ciento) y espacio (8 por ciento) y que el volumen de exportación alcanza el 83 por ciento, “porcentaje igual al del ejercicio anterior”.

Mientras que la facturación en el conjunto de las empresas de TEDAE creció el 4,5 por ciento, el aumento del empleo fue tan solo del 1 por ciento, con un total de 54.404 personas, lo que significa que el empleo neto solo dio ocupación a 544 personas. En aeronáutica, como resultado del notable proceso de automatización y externalización, tampoco el crecimiento en capital humano fue elevado (1,7 por ciento) pero proporciona ocupación a 43.128 personas, lo que representa el 79 por ciento del total del sector.

El presidente de TEDAE ha querido subrayar el importante esfuerzo en I+D+iporque creemos que es una de las claves del presente pero, sobre todo, del futuro” y, por eso, la inversión global fue de 1.229 millones de euros, lo que representa nada menos que el 11 por ciento de la facturación.

El colectivo empresarial que más esfuerzo dedicó a I+D+i fue el espacial (12 por ciento), seguido por el aeronáutico (10,5 por ciento) y el de defensa (9,9 por ciento), todos ellos muy por encima de la media nacional (1,19 por ciento). Para Alfredo Martinez-Menéndez, invertir en I+D+i es “el único camino para seguir manteniendo el pulso competitivo y comercial”. Los 4 directivos mostraron su coincidencia en la necesidad de un “Plan de I+D+i para poder ser competitivos en Europa, especialmente frente a Alemania, Francia y Reino Unido”.

El presidente de la Comisión de Aeronáutica ha valorado 2017 como “un buen año”. “España dispone de una gran base industrial, que está en proceso de crecimiento ‒subrayó Martinez-Menéndez‒ quien valoró como “portentoso” el gran esfuerzo de la cadena de suministros para cumplir plazos y requisitos.

En el campo espacial, Jorge Potti anunció una facturación de 851 millones de euros y un empleo de 3.479 personas en 2017, lo que supone un “ligero crecimiento” del 2 por ciento y del 1 por ciento en volumen de negocio y creación de capital humano, respectivamente, pero “que ya refleja las inversiones españolas comprometidas en la reunión de ministros de la Agencia Espacial Europea (ESA) de diciembre de 2016”.

Por campos de actividad, el mayor beneficiado fue el relacionado con la fabricación de satélites (43 por ciento), seguido por operadores de sistemas de telecomunicaciones y observación de la Tierra (33 por ciento), segmento terreno (18 por ciento) y lanzadores (6 por ciento). Potti recalcó que el colectivo ofrece una productividad “4 veces superior a la media española”.

Al frente de la Comisión de Defensa, Javier Pradere concreto que las 55 compañías ligadas al campo de la defensa en sus vertientes aeroespacial, naval y terrestre vendieron 5.379 millones de euros en 2017 y dieron empleo a 22.812 personas, lo que significa un aumento el 7,1 por ciento en facturación y 2,3 en creación de puestos de trabajo. No obstante, Pradere alertó sobre la “necesidad de mantener el liderazgo tecnológico ya que es vulnerable a la falta de impulso” y ratificó que el sector “está inmerso en la digitalización de los procesos de producción y no hay otro camino”.

La contribución de las compañías aeroespaciales y de defensa al PIB nacional fue del 0,9 por ciento y al PIB industrial del 5,9 por ciento, lo que supone un estancamiento de los citados porcentajes, según los datos aportados por TEDAE.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies