Defensa Ministerio Defensa TEDAE

Sorpresa e inquietud en el sector aeroespacial y de defensa por el futuro de los programas de armamento

Las recientes palabras de la ministra de Defensa, Margarita Robles, respecto a que “los ciclos de inversión eran planteamientos a futuro que no tienen una plasmación concreta” han causado “sorpresa e inquietud” en el sector de la industria aeroespacial y de defensa.

En una entrevista al diario El Mundo publicada el domingo, 17 de junio, Robles afirmaba que “todo de lo que se hablaba como gran ciclo inversor era un puro brindis al sol, en respuesta a una pregunta sobre la continuidad de los programas de adquisiciones de nuevos sistemas aeronáuticos, espaciales y de defensa programados y priorizados por su antecesora en el cargo, María Dolores de Cospedal.

La nueva titular de la cartera de Defensa justificaba sus palabras subrayando que “Mandos del Ejército hablan de una planificación no a 6 años vista sino para 2035 ‒en relación a la iniciativa de la Brigada 2035 del Jefe del Estado Mayor del Ejército, general de Ejército Francisco Javier Varela‒, que es como se opera en muchos países, como Francia o Gran Bretaña”.

Fuentes del sector que aceptan hablar con FLY NEWS si se respeta su confidencialidad, señalan su preocupación por el posible “parón que puedan sufrir aquellos programas que ya estaban en la rampa de salida”, como son el avión de proyección estratégica ‒el tanquero MRTT‒, la urgente transformación del helicóptero CH-47 Chinook a la versión Foxtrot, la sustitución de los entrenadores C-101 o las fragatas F-110, entre otros muchos.

Las fuentes consultadas inciden en que resulta evidente que hay necesidades de las Fuerzas Armadas planificadas para ser cubiertas a largo plazo y que sería muy positivo poner en marcha una Ley de Dotaciones Plurianual ‒iniciativa semejante a la Ley de Programación francesa que contemplara las inversiones en defensa por periodos de 6 años”.

Sin embargo, hay otras capacidades perentorias que debido a la crisis económica de la última década llevan años aparcadas a la espera de financiación y que, si no se afrontan en el corto y medio plazo, en muy pocos años podrían conllevar importantes pérdidas en el tejido industrial nacional, especialmente frente a la competitividad en el marco de la Unión Europea y otros mercados”. Y ello, al margen de “la evidente merma en la operatividad de los ejércitos y la Armada”, recalcan.

Las palabras de la ministra han causado tal preocupación en el sector que el equipo directivo de TEDAE ‒la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio‒, ha iniciado gestiones para que su presidente, Jaime del Rábago, tenga la oportunidad de mantener una entrevista con la ministra Robles.

La finalidad del encuentro sería exponer personalmente a la ministra la situación del sector y la importancia de muchos de los programas de obtención de armamento para la continuidad de una industria que en 2017 facturó 11.800 millones, proporcionó empleo a 56.400 personas, invirtió en I+D+i el 11% de su volumen de negocio y exportó el 83% de su producción.

Las gestiones ante el ministerio de Defensa también se están llevando a cabo con el nuevo secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, responsable de la política de  armamento y material,  investigación, desarrollo e innovación industrial en el ámbito de la Defensa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies