Dassault expande su centro de Little Rock

 

Little Rock (Arkansas, Estados Unidos), es el principal centro de acabado de los reactores ejecutivos de Dassault. Ahora acaba de crecer con un nuevo hangar.

Inauguración del nuevo hangar para los Dassault Falcon 5X y Falcon 8X en Little Rock.

Inauguración del nuevo hangar para los Dassault Falcon 5X y Falcon 8X en Little Rock.

Dassault monta sus aviones ejecutivos en su factoría en el aeropuerto Merignac de Burdeos, pero el servicio de instalación de interiores, para todo aquel cliente que no opta por un tercero, lo tiene en Estados Unidos, en la localidad de Little Rock (Arkansas), que es también la sede de la compañía en ese país.

Con los nuevos Falcon 5X y Falcon 8X, Dassault ha necesitado ampliar sus instalaciones en esa localidad, y esta semana se ha inaugurado el nuevo hangar que se dedicará a los trabajos en esos dos modelos.

Se trata de una ampliación de 32.500 metros cuadrados, de los que 23.250 metros cuadrados los ocupa el hangar. Además de esto, se ha aprovechado para modernizar otras instalaciones en la factoría, que ahora ocupa algo más de 116.000 metros cuadrados. En total, Dassault ha invertido en las obras 60 millones de dólares.

La anterior expansión de las instalaciones se efectuó en 2008 con motivo del inicio de la producción del Falcon 7X. Entonces se invirtieron 20 millones de dólares para añadir cuatro posiciones de pintado de aviones y nuevos almacenes.

La ceremonia de inauguración del nuevo hangar contó con la presencia de los máximos directivos de Dassault Aviation y Dassault Falcon Jet, entre ellos Eric Trappier, presidente y consejero delegado de la primera, y de John Rosanvallon, presidente y consejero delegado de la segunda. Entre los invitados, el alcalde de Little Rock, diversos líderes de la comunidad, y Bill y Hillary Clinton.

En su discurso, Eric Trappier, señaló que: “Little Rock es un centro de excelencia para Dassault y una instalación que lleva mucho tiempo a la vanguardia de la tecnología de la aviación. Aquí se combinan las más avanzadas técnicas digitales de acabado –de las que Dassault fue pionera- con un nivel de trabajo artesanal sin igual en la aviación de negocios. Aquí es donde la personalidad de cada Falcon nace”.

Con “técnicas digitales de acabado”, Trapier hizo referencia a que desde 2010, cuando la FAA lo aprobó, emplea datos y técnicas de 3D para llevar a cabo los trabajos de diseño e instalación de los interiores, siendo el primer OEM (siglas de fabricante de equipos originales) autorizado para ello en ambos campos. Según Dassault, estas técnicas, además de mejorar la calidad del trabajo, permiten al cliente visualizar mucho mejor como va a quedar su avión.

John Rosanvallon, por su cuenta, señaló que: “Estas inversiones reflejan el completo compromiso de Dassault con la ciudad de Little Rock. Un compromiso que se remonta a hace 40 años. Durante este tiempo, la planta de Little Rock ha crecido a pasos agigantados y ahora es la mayor instalación industrial en la red de Dassault. Me gusta decir que cada momento de cada día hay un pedazo de Little Rock volando por el mundo gracias al trabajo hecho aquí”.

En 1975 Dassault compró a Pan Am su participación en Falcon Jet Corporation, empresa que ambas crearon para gestionar la flota de aviones Dassault Falcon 20 adquiridos por esta y llevar a cabo las ventas del modelo en Estados Unidos, y se adquirió la empresa Little Rock Airmotive. Esta ya tenía experiencia con el modelo dado que se había encargado de la conversión a cargueros de los Falcon 20 con los que Fedex se inició en el transporte aéreo. En ese momento la empresa ocupaba 5.700 metros cuadrados.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>