Defensa Espacio Fuerzas aéreas

Dos cazas Rafale y un AWACS escoltan al satélite espía CSO-1 durante el despegue

El Ejército del Aire francés ha reforzado la cobertura del espacio aéreo de la Guayana durante la campaña de lanzamiento del nuevo satélite espía electrónico CSO-1.

El espacio aéreo de la Guayana ha estado restringido al tráfico aéreo con motivo de la campaña de puesta en órbita del espía electrónico CSO-1, que ha tenido lugar el 19 de diciembre, a las 13:37 hora local ‒las 17:37 hora peninsular española‒, tras un retraso de 24 horas a causa de la intensidad de los vientos en las capas altas de la atmósfera.

Para evitar intrusiones de aeronaves que pudieran poner en riesgo las operaciones de despegue, el general Philippe Lavigne, Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, decidió reforzar al máximo el dispositivo de protección del espacio aéreo sobre la Zona Económica Exclusiva y los 750 kilómetros cuadrados de la base espacial de Kourou y alrededores.

La Fuerza Aérea puso en marcha un operativo excepcional de seguridad aérea, que bajo el nombre de Bubo ha movilizado hasta la base aérea 367 “Capitán François Massé” de Guayana, anexa al aeropuerto internacional Cayenne-Félix-Éboué ‒a 7.000 000 kilómetros de la metrópoli‒, a dos aviones de combate Rafale, un aparato E-3F AWACS, una aeronave de reabastecimiento en vuelo C-135 y 115 aviadores. Salvo las tripulaciones de los aviones en tránsito, la mayor parte del personal ha volado hasta Guayana en un transporte A400M y 48 toneladas de material y equipos han sido trasladadas en un Antonov An-124

Los dos Rafale pertenecen al Escuadrón de caza 2/4 “Lafayette” estacionado en la base aérea 113 de Saint-Dizier-Robinson, en el departamento de Alto-Marne, cerca de la frontera con Alemania y su misión es disuadir y, en su caso, interceptar cualquier penetración de aeronaves no autorizadas.

El AWACS Boeing E-3F Sentry desplazado a Guayana forma parte de la 36 Ala de Mando y Control Aerotransportado estacionada en la base aérea 702 de Avord, en el centro de Francia. Su responsabilidad es vigilar y controlar el espacio aéreo en busca de posibles incursiones aéreas, localizar e identificar objetivos en vuelo y dirigir a los aviones propios para la interceptación.

El Boeing C-135FR está de dotación en el Grupo de Reabastecimiento en vuelo 2/91 “Bretagne”, desplegados en la base aérea 125 de Istres-Le Tubé, en las proximidades de Marsella. Es la versión del KC-135 Stratotanker adquirida por Francia en la década de los 60 y cuyos aparatos están siendo relevados por los Airbus A-330 MRTT;

Con el citado dispositivo aéreo de refuerzo actúan los helicópteros militares polivalentes ligeros AS550 Fennec de Airbus Helicopters, pertenecientes al Escuadrón de Transporte 68 “Antillas-Guayana” y emplazados en base aérea 367 “Capitán François Massé”. Su principal labor es vigilar desde el aire el interior de la base espacial, así como desplegar y replegar unidades de Infantería en aquellas zonas que requieren la presencia de patrullas militares.

Todas las fuerzas aéreas han estado bajo el mando del coronel Frédéric Chiffot, jefe de la base aérea 367 y máxima autoridad de defensa aérea de la Guayana francesa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies