Defensa Militar

El Reino Unido y Francia ya trabajan en el futuro misil crucero para el FCAS y el Tempest

Eurofighter británico con dos Storm Shadow bajo las alas entre otros misiles.
Eurofighter británico con dos Storm Shadow bajo las alas entre otros misiles.

Las direcciones generales de armamento de los ministerios de Defensa de Francia y Reino Unido y el consorcio europeo MBDA han dado su aprobación al documento oficial que culmina los dos años de trabajo de la fase conceptual del programa franco-británico del futuro misil crucero de largo alcance FMAN/FMC.

Con la finalización de la revisión principal de la arquitectura del FMAN/FMC (futuro misil antibuqe / futuro misil de crucero) las fuerzas aéreas del Reino Unido y Francia van a iniciar en breve la “selección de los conceptos más prometedores” para el diseño de un misil crucero de nueva generación, asegura la multinacional de misiles europea MBDA.

Ambos países pretenden garantizar la compatibilidad e interoperabilidad de los sistemas de armas que volarán a bordo de los futuros aviones de combate europeos FCAS y Tempest que, por el momento, siguen caminos distintos.

Las conclusiones del estudio establecen la hoja de ruta que pone en marcha la fase de reducción de riesgos para madurar las tecnologías que darán inicio en 2024 a la fase de desarrollo y producción del futuro misil crucero. De hacerse realizar estas previsiones, Londres y París podrán reemplazar sus actuales misiles crucero SCALP/Storm Shadow y misiles anti buque Exocet y Harpoon en la década de 2030.

Los ministerios de Defensa de ambos países buscan que el nuevo misil crucero disponga de una gran capacidad de supervivencia frente a las defensas enemigas, puesto que aspiran a que pueda penetrar en profundidad en territorio enemigo y alcanzar y destruir objetivos altamente protegidos.

La citada capacidad de supervivencia se basa en tres requerimientos claves: máxima furtividad, para reducir la distancia a la que el misil puede ser detectado por las defensas enemigas; velocidad próxima a Mach 3, para limitar el tiempo de reacción de los sistemas de defensa antiaérea; y una gran maniobrabilidad, para poder franquear con éxito las contramedidas electrónicas capaces de interferir con el sistema de navegación del misil.

Las autoridades militares de los dos países europeos buscan que el por ahora denominado FMAN/FMC sea capaz de cumplir misiones de supresión de las defensas aéreas del enemigo o SEAD, concretamente el sistema ruso de largo alcance S-300 Favorit y el más avanzado S-400 Triumf, que están protegidos por el sistema móvil de defensa aérea de corto y medio alcance tipo Pantsir S-1 Greyhound.

El SCALP EG/Storm Shadow está en servicio en los aviones de combate Eurofighter Typhoon y Tornado de la RAF y en los Rafale y Mirage 2000 del Ejército del Aire y la Marina Nacional de Francia.

Misil SCALP montado en un Rafale.
Misil SCALP montado en un Rafale.

Con una velocidad cercana a Mach 0,8 o 0,9 ‒entre 990 y 1.100 km/h‒, el misil crucero denominado SCALP EG en su versión francesa y Storm Shadow en su variante británica combina un alcance del orden de los 400 kilómetros con una limitada furtividad para franquear las defensas aéreas enemigas.

Tanto uno como otro ya han sido disparados en combate. La RAF empleó los Storm Shadow por primera vez en 2003, en el marco de la operación Telic desarrollada en Irak. Francia también ha utilizado los SCALP EG en operaciones de guerra durante la operación Hamilton ‒Siria, 2018‒ y con anterioridad en las operaciones Chammal ‒Irak, 2016‒ y Harmattan, -Libia, 2011-.

El Ejército del Aire español también dispone de misiles crucero, pero son Taurus KEPD 350K.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies