Civil Drones

Un mini dron español contra gases tóxicos y contaminantes

Tiene solo 20,5 centímetros de diámetro, pesa menos de 350 gramos y se fabrica con impresora 3D

El di261Max es un mini dron español especialmente concebido para efectuar el control medio ambiental y verificar el grado de concentración de gases tóxicos y contaminantes en puertos y terminales marítimas, instalaciones industriales, invernaderos, túneles, pozos y grandes superficies cerradas o abiertas.

Desarrollado por la compañía tecnológica Weendee Technology, es un sistema UAV de pequeño peso, reducido tamaño y fácil de utilizar, que facilita la toma de mediciones en cualquier punto de un entorno cerrado o abierto de grandes dimensiones, como es el caso de zonas portuarias, refinerías, plantas químicas, grandes edificios y centros comerciales.

Empresa especializada en la fabricación de sistemas autónomos y equipos electrónicos, Weendee Tech produce el di261Max en dos versiones. El modelo 261Max-TS, que dispone de sensores para medir la temperatura ambiente, la humedad relativa y la presión barométrica, y el modelo 261Max-Co2, que incorpora un dispositivo para registrar la concentración de Co2.

También es posible incluir sensores para medir el grado de concentración de gases peligrosos para la salud como el amoniaco (NH3), hidrógeno ​ (H2) ‒gas inflamable, incoloro e inodoro presente en plantas químicas‒, del ácido sulfhídrico (H2S) ‒otro gas inflamable, incoloro, tóxico y de olor a materia orgánica en descomposición‒ y de ozono (O3).

Incluso puede albergar sensores para medir los compuestos orgánicos volátiles (COV), que a temperatura ambiente son gaseosos, presentan diferentes grados de toxicidad y son contaminantes del aire que respiramos.

Estos mini drones pueden detectar Co2, hidrogeno, ácido
sulfhídrico, amoniaco…

El vehículo aéreo del sistema es un pequeño policóptero de cuatro rotores alimentado por una batería de Litio-polímero que brinda 10 minutos de autonomía de vuelo y puede alcanzar un techo operativo superior a los 120 metros. Con un tamaño de tan solo 20,5 centímetros y un peso que no alcanza los 350 gramos, se fabrica con impresora 3D en plástico endurecido ABS, lo que permite efectuar de forma muy rápida tanto el proceso de producción como las modificaciones y mejoras.

Los sensores a bordo del multicóptero realizan las mediciones cada 2 segundos y envían los datos a través de radio frecuencia a 868 MHz hasta un modem (WRM) o un ordenador.

El modem lleva insertado una tarjeta M2M y remite de manera continua la información obtenida a un servidor web, de tal modo que la aplicación wdtech permite visualizar los datos en tiempo real de manera continua desde cualquier tipo de terminal, ordenador portátil, tablet o smartphone.

Una vez en vuelo, los sensores del di261Max envían los datos en tiempo real por radiofrecuencia a 868MHz hasta un WD USB Dongle, que conectado a un ordenador o tablet facilita la supervisión de la telemetría, visualiza los datos de las mediciones y el estado de la batería.

Para almacenar y distribuir los datos obtenidos cuenta con una memoria interna con capacidad para 2.000 paquetes de datos. La información en tiempo real se visualiza en una sola pantalla, al igual que los límites máximo y mínimo de las mediciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies