ESA Espacio Misiones

CHEOPS, un pequeño gran satélite científico por 150 millones de euros

CHEOPS, el primer satélite de la ESA fabricado en España, cumple todos los estrictos requisitos de calidad y prestaciones definidos por la Agencia a pesar de que su construcción se ha llevado a cabo en el tiempo record de cinco años y con un presupuesto de 150 millones de euros.

CHEOPS, la primera misión completa de la Agencia Espacial Europea (ESA) que lidera España y cuyo contratista principal es la rama nacional de Airbus Defence and Space, ha sido presentado en sociedad con todos los honores, antes de ser retirado de la vista y almacenado bajo condiciones ambientales especiales en una sala limpia para, en septiembre, ser enviado a la base espacial de Kourou para su lanzamiento al espacio.

Una vez que la Agencia ha declarado a finales de febrero que CHEOPS reúne todas las condiciones para volar al espacio, la ceremonia oficial por la que la ESA asume la total responsabilidad sobre el satélite ha tenido lugar el 29 de marzo en la sede de Airbus en Barajas (Madrid), donde el ingenio científico se ha fabricado e integrado.

Se trata del “primer satélite de la ESA que se ha adjudicado a España en competición abierta”, destaca Fernando Varela, nuevo responsable de Space Systems de Airbus en España, que también resalta que CHEOPS se ha entregado a la Agencia “cumpliendo todos sus exigentes estándares en cuanto a calidad, coste y plazo”.

El acto ha contado con la presencia de Rafael Rodrigo, secretario general de Coordinación de Política Científica del ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, quien ha afirmado que CHEOPS “es la constatación de que la fabricación del satélite científico en España no es un hecho aislado, sino la confirmación de la madurez adquirido por el sector espacial nacional”.

También acudieron a la cita Javier Ponce, director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), cuya organización representa a España en la ESA y Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

Un hito de la industria española
CHEOPS final integration before storage for launch campaign

Ponce destacó que CHEOPS “supone un hito para la industria espacial nacional, que pone de relieve la importancia creciente de España en el marco espacial internacional”.   Como satélite perteneciente al programa científico de la ESA, Hasinger ha puntualizado que “es el primer satélite de la Agencia dedicado a los exoplanetas, que abre camino a dos nuevas misiones que se lanzarán durante la siguiente década, lo que consolidará el liderazgo europeo en ciencia exoplanetaria” y ha resaltado que gracias a sus observaciones “de altísima precisión, los científicos podrán conocer la naturaleza de los planetas más allá de nuestro Sistema Solar”.

El ingenio científico es la primera de las misiones que la Agencia califica del tipo S ‒inicial del inglés Small‒, lo que significa que son desarrollos de oportunidad que se ponen a punto en un corto espacio de tiempo y con una inversión máxima de 150 millones de euros. Ello supone que la ESA invierte en la misión 50 millones de euros mientras que los países participantes aportan los 100 millones restantes.

Hay que aclarar que CHEOPS no va a la caza y captura de los llamados exoplanetas, aquellos que están situados más allá del sistema solar. Su labor es del tipo que podríamos llamar a tiro hecho, puesto que va a centrar su actividad en 350 planetas extrasolares ya localizados por otros telescopios espaciales para determinar “qué tamaño tienen y cuanto pesan”, explica Ignasi Ribas, uno de los tres científicos españoles encargados de coordinar los estudios científicos en España.

Una vez conocemos sus dimensiones y cuánto pesa, ya podemos concluir que si es muy grande y pesa poco es un planeta gaseoso, mientras que si es pequeño y pesa mucho es una bola de roca”, aclara Ribas.

Andrés Borges, director del proyecto en Airbus, ha resaltado que su construcción “ha sido de vértigo”, porque “empezamos en 2013 y a finales de 2018 estaba completado cumpliendo con el 100% de los muy estrictos requisitos de calidad y prestaciones definidos por la ESA”. Las palabras del ingeniero español son ratificadas por Nicola Rando, responsable del proyecto en la ESA, quien subraya que en los cinco años de trabajo “nos hemos mantenido dentro del presupuesto y del calendario, por lo que estamos muy satisfechos de ver al satélite por fin listo para volar”.

Para Pilar Román, la delegada española en el programa científico de la Agencia Espacial Europea (ESA), la presentación de CHEOPS es un día “de gran satisfacción” por varios motivos: “por el gran reto que supuso que las misiones S se incorporasen al programa científico, por el hecho de que la primera misión S fuese asignada a una empresa española tras un proceso competitivo y por el camino recorrido, que capacita a España para afrontar proyectos espaciales cada vez más relevantes”.

CHEOPS, acrónimo de CHaracterising ExOplanet Satellite, volará al espacio en un cohete ruso Soyuz que despegará desde la base espacial de Kourou (Guayana Francesa) en una fecha todavía por concretar, pero cuya ventana de despegue ya está fijada entre el 15 de octubre y el 14 de noviembre. Su telescopio tipo Ritchey-Chrétien ha sido desarrollado por la Universidad de Berna (Suiza) y desde una altura de 700 kilómetros y durante un mínimo de tres años y medio, analizará el tránsito de exoplanetas cuando pasan frente a las estrellas que orbitan.

 

 

Juan Pons

2 comentarios

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Si no me equivoco el presupuesto es de 50 millones de euros y no de 150 millones. Se trata de mission S de la ESA.

  • El presupuesto con el que contribuye la ESA está limitado a 50 M€, pero el presupuesto total de la misión es de 150 M€.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies