ESA Espacio

La ESA da luz verde a la fase de producción del Ariane 6

 Bajo la presidencia de España, los países miembros que integran el Consejo de Dirección de la ESA han aprobado financiar el desarrollo final del Ariane 6 y autorizar su entrada en producción.

En la última reunión del Consejo de Dirección de la Agencia Espacial Europea (ESA) celebrada en París a mediados de la semana pasada, los países miembros de la Agencia han acordado aportar alrededor de 300 millones de euros adicionales para la finalización del desarrollo del nuevo lanzador europeo Ariane 6 y dar luz verde a su fase de fabricación.

Bajo la presidencia de España, el Consejo de la ESA también han aprobado el calendario inicial de lanzamientos entre los años 2021 y 2022, lo que supone retirar gradualmente de servicio el Ariane 5, a la vez que se incrementan los despegues del Ariane 6, cuyo vuelo inaugural sigue fijado oficialmente para julio de 2020.

Sin embargo, el asunto no está totalmente resuelto para el sector industrial, principalmente para ArianeGroup, el contratista principal encargado del completo desarrollo y producción del nuevo cohete europeo.

Según su máximo responsable, el francés Alain Charmeau, para que ArianeGroup ordene iniciar la producción del lanzador a sus varias factorías repartidas por Europa ‒una de ellas la de Barajas, Madrid‒ es necesario que la ESA y sus países miembros se comprometan a efectuar 7 pedidos institucionales anuales en firme durante el período 2021-2022.

Esas 7 misiones espaciales al año correrían a cargo de la ESA, Eumetsat ‒la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos, propietaria de las plataformas Meteosat‒, la Unión Europea ‒con sus satélites Sentinel y Galileo‒ y los satélites científicos y militares que tengan previsto poner en órbita los países miembros de la Agencia. “Cuanto más pronto tengamos firmados los pedidos institucionales, más rápido iniciaremos la producción del Ariane 6”, ha subrayado Charmeau.

La Agencia europea también se ha comprometido a financiar las pruebas de puesta a punto del nuevo motor P120C. Concebido para propulsar tanto la primera etapa del Ariane 6 como la del pequeño cohete europeo Vega C, sus ensayos en tierra está previsto que den comienzo a finales del presente mes de junio en la base espacial de Kourou, en la Guayana francesa.

UN PROGRAMA DE 5.000 MILLONES DE EUROS

El Ariane 6 es la respuesta de la ESA y de la sociedad Arianespace ‒responsable de su comercialización‒ a la sustancial bajada de precios de servicios de lanzamiento que en la última década está llevando a cabo la compañía norteamericana SpaceX con su lanzador Falcon 9, propiedad del multimillonario norteamericano Elon Musk.

El programa de desarrollo del Ariane 6 fue aprobado en la cumbre de ministros de la ESA celebrada en Luxemburgo en diciembre de 2014. El acuerdo supone una inversión que ya se sitúa en torno a los 5.000 millones de euros. En sus versiones A62 y A64, cubrirá el mercado de los satélites de tamaño y peso mediano y pesado, tanto en órbitas bajas como geoestacionarias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies