Espacio

Francia pone en órbita el CSO-1, el primero de sus tres nuevos satélites espía

El más avanzado de los satélites franceses de reconocimiento militar está preparado para volar al espacio en la tarde de hoy miércoles, 19 de diciembre.

Un cohete ruso Soyuz tiene que colocar al llamado CSO-1 ‒acrónimo en francés de Componente Espacial Óptico‒ a una altura aproximada de 800 kilómetros de la Tierra, para tomar imágenes ópticas y en infrarrojo de “muy alta” y “extremadamente alta” resolución en color y 3D.

El despegue se efectuará desde la base espacial de Kourou, en la Guayana francesa, y tras un retraso de 24 horas debido a fuertes vientos, está reprogramado para el 19 de diciembre, a las 17:37 y 14 segundos, hora peninsular española. Se trata de la primera plataforma de la nueva generación de satélites espía destinada a relevar a los Helios 2, plataformas que llevan en órbita un mínimo de 14 años y cuyo final operativo está muy próximo.

A pesar de que su peso al despegue es de 3.565 kilos, las fuentes militares francesas consultadas subrayan que todos los CSO sonmuy agiles, maniobrables y con gran autonomía” gracias a su forma de prisma hexagonal y contar con tres paneles solares desplegables. Todos ellos disponen de sistema de control autónomo a bordo, lo que simplifica en gran medida las operaciones de mantenimiento de su órbita desde tierra.

La nueva constelación va a aportar continuidad a las observaciones ópticas que desde mediados de la década de los 90 efectuaron la pareja de satélites Helios 1 –A y B‒, lanzados en junio de 1995 y diciembre de 1999, respectivamente. Casi diez años más tarde fueron reemplazados por los Helios 2 ‒A y B‒, que volaron al espacio en diciembre de 2004 y de 2009, respectivamente, que son los que se van a reemplazar.

Ambos programas Helios han contado con la participación de España, que continua recibiendo imágenes de los Helios 2 en una cantidad equivalente a la participación nacional, que es del 2,5%.

Tres CSO a cambio de dos Helios 2

Aunque las Fuerzas Armadas españolas necesitan contar con imágenes ópticas para apoyar sus operaciones en el exterior y contar con inteligencia estratégica, nuestro país todavía no se ha sumado al programa CSO, como ya lo han hecho Alemania, Bélgica, Italia y Suecia.

No obstante, es previsible que el ministerio de Defensa de Margarita Robles reciba autorización para formar parte del programa CSO-1 una vez que la plataforma sea emplazada en su órbita definitiva a lo largo de las próximas semanas.

Los dos Helios 2 en órbita no serán sustituidos por otros tantos CSO. Lo serán por tres. La razón es que dos de ellos ‒CSO-1 y CSO-3‒ estarán a la misma altura de 800 kilómetros y tendrán la misión de vigilancia y reconocimiento. El despegue del CSO-3 está previsto para octubre de 2021.

En cambio, el tercero ‒CSO-2‒ describirá una órbita a tan solo 480 kilómetros de altura y se dedicará a la identificación de objetivos de interés militar y a la mejora del guiado de los disparos de los sistemas de armas. Su lanzamiento está programado para mayo de 2020.

Airbus Defence and Space France ha ejercido de contratista principal y ha integrado los tres modelos de vuelo en su factoría de Toulouse. La contribución de Thales Alenia Space France ha sido decisiva, ya que en sus instalaciones de Cannes se han puesto a punto tanto los telescopios como los avanzados sensores ópticos que viajan a bordo de las plataformas. Sus prestaciones son secretas, pero su capacidad de resolución se sabe que se sitúa entre los 20 y los 30 centímetros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies