Empresas Espacio

Hispasat e Hisdesat quedan fuera de control nacional

Hisdesat mantiene en servicio tres satélites, dos de comunicaciones y uno de observación.

En los últimos tres años, Deimos Imaging, Hispasat e Hisdesat, los tres operadores españoles de satélites comerciales, o han sido adquiridas por empresas extranjeras o han quedado bajo control de accionistas no españoles.

Con la reciente decisión por parte del gobierno español de autorizar a los nuevos accionistas mayoritarios del Grupo Hispasat a invertir en actividades de defensa, la sociedad Hisdesat Servicios Estratégicos ‒propietaria del satélite espía Paz‒ pasa a estar controlada por capital italiano-germano.

Se trata del último capítulo de un proceso de ventas que han llevado a cabo grupos empresariales españoles en cuya cartera figuraban compañías espaciales.

El ciclo se inicia en junio de 2015, cuando la canadiense urtheCast adquiere a la eléctrica española Elecnor su filial Deimos Imaging, una empresa que cuenta en órbita con los satélites de observación de la Tierra Deimos 1 y Deimos 2, de la que Pedro Duque ‒el actual ministro de Ciencia, Innovación y Universidades‒, fue su primer director general (2006-2011).

Hispasat tiene en servicio un total de 8 satélites: 5 Hispasat y e Amazonas.

A solo cuatro días de concluir 2018 un acuerdo del ejecutivo de Pedro Sánchez da carta blanca a los actuales dueños de Abertis, para que tomen el control de Hisdesat, vía Hispasat. Esto ocurre porque la inmensa mayoría del capital de Abertis fue adquirido en mayo pasado por una sociedad conjunta formada por el grupo italiano Atlantia ‒gobernado por la familia Benetton‒ y la alemana Hochtief AKT, filial alemana del grupo español ACS.

Si tenemos en cuenta que Abertis posee el 89,68% de Hispasat y está, a su vez, el 43% de Hisdesat, la consecuencia es que, de rebote, Atlantia y Hochtief AKT se convierten en los accionistas mayoritarios de Hisdesat. El resto del accionariado está compuesto por Airbus (15%), Indra (7%) y SENER (5%), a los que se añade ISDEFE (30%), propiedad del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial (INTA).

Además del satélite espía radar Paz ‒en servicio desde septiembre‒, Hisdesat cuenta en órbita con las plataformas de comunicaciones Spainsat y Xtar-Eur y se confía en que durante el primer trimestre del año encargue la fabricación de otros dos, los Spainsat NG-1 y NG-2.

Todo lo anterior ocurre a pesar de que tanto las autoridades del gobierno español y la información que difunde la propia Hispasat la califican como una empresa “estratégica” que constituye “una pieza clave en el desarrollo de la industria aeroespacial y de telecomunicaciones española, generando importantes retornos, directos e indirectos”.

Sin embargo, la participación del Estado ‒mayoritaria en 1989, cuando se fundó la compañía‒ quedó reducida al 10,32% cuando Abertis, el 12 de noviembre de 2013, tomó el control de Hisdesat tras aumentar su participación accionarial.

Así las cosas, la actual presencia del sector publicó en el operador está reducida a un 7,41%, que está en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y al 2,91% en poder del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), entidad pública empresarial dependiente del ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

La principal de las compañías del Grupo Hispasat es la propia Hispasat, que tiene en órbita cinco satélites de comunicaciones que cubren gran parte de Europa, América del Norte y del Sur y norte de África. El Grupo es el principal accionista de Hispamar, una empresa brasileña que opera tres satélites, bautizados Amazonas 2, 3 y 5.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies