La Vía Láctea cómo nunca la habíamos visto: Primer mapa en 3D

 

La ESA acaba de difundir el primer mapa tridimensional de la Vía Láctea, el resultado de escanear la totalidad de la bóveda celeste por el telescopio espacial Gaia. Este primer mapa espacial en 3D permitirá una navegación más fácil y precisa, según todos los expertos.

Por Juan Pons. Con los honores propios de un gran acontecimiento, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha difundido a escala mundial el primer mapa 3D de la Vía Láctea, un catálogo que refleja de forma muy precisa los parámetros esenciales de las 1.142 millones de estrellas que nos rodean, especialmente su posición, distancia, brillo y composición.

Astrónomos de todo el viejo continente han acudido al Centro Europeo de Astronomía Espacial o ESAC ─sede de la ESA en España─ en Villanueva de la Cañada, en las inmediaciones de Madrid, para presenciar en directo como, a partir de las 12:30 horas del 14 de septiembre, la comunidad científica podía acceder al primer catálogo tridimensional con más de 1.000 millones de estrellas. Sin duda es la mayor biblioteca de objetos celestes creada hasta el momento, que en un futuro permitirá mejorar los sistemas de negación y apuntamiento de las naves espaciales.

Como director de Ciencia de la Agencia europea, el español Álvaro Giménez ha abierto la ceremonia subrayando que “al cartografiar el cielo con una precisión jamás lograda hasta la fecha, la ESA ha demostrado estar a la vanguardia de la astrometría”. “Gaia es el sueño de cualquier astrónomo”, ha rubricado.

El nuevo mapa tridimensional es el resultado de los primeros 1.000 días de trabajo del avanzado telescopio espacial Gaia, que escanea con gran fidelidad la totalidad de la bóveda celeste desde una órbita situada a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, el llamado punto 2 de Lagrange.

Se trata de un lugar en el que se equilibran los campos gravitatorios de la Tierra y el Sol, y desde donde los dos ultra sensibles telescopios de Gaia disfrutan de una impresionante visión del Universo. Tal es su sensibilidad que, según Fred Jansen, máximo responsable de la misión, si Gaia estuviera emplazado en la Tierra “sería capaz de descubrir en la superficie de la Luna una moneda de 20 céntimos de euro o la yema del dedo pulgar”. Ello es posible gracias al parasol de 10,4 metros de diámetro diseñado y fabricado por la compañía española SENER, que protege al satélite de la radiación solar. Según explica Diego Rodríguez, director de Defensa y Espacio de la multinacional española, “ofrece estabilidad térmica a los elementos ópticos que garantizan el correcto enfoque de los telescopios”.

IMPORTANTE PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA

Para José Luis Hernández, ingeniero de Operaciones y especialista en el software del telescopio, Gaia va a proporcionar “una suculenta comida a los más de 200.000 astrónomos que existen en el mundo, y la entrega de este primer mapa es tan sólo el aperitivo”. Y es que, aunque un más amplio catÁlogo 3D se difundirá en 2019 cuando concluya oficialmente la misión, “existen posibilidades de que se prolongue hasta más allá de 2020, si los descubrimientos de Gaia lo aconsejan”.

Lanzado al espacio el 19 de diciembre de 2013, la misión científica alberga una contribución industrial española que está siendo clave para el éxito del proyecto. En dura competencia con otras firmas europeas, además de SENER, otras siete compañías obtuvieron una importante carga de trabajo: Thales Alenia Space España, RYMSA, Mier Comunicaciones, GMV, Airbus Defence & Space (CASA Espacio y CRISA) y Alter Technology Group.

La factoría de Airbus Defence & Space de Barajas (Madrid) ha desarrollado la antena de alta ganancia que envía los datos obtenidos a las estaciones terrenas, así como la estructura del módulo de servicio, el subsistema eléctrico y el cableado. Mier Comunicaciones ha aportado los amplificadores de bajo ruido para la antena de alta ganancia de Airbus, mientras que RYMSA ha puesto a punto las antenas de baja ganancia de telemedida y telecomando (TTC).

Thales Alenia Space España ha materializado las unidades electrónicas de distribución de señal del reloj de rubidio del satélite, que sincronizan las señales que regulan el buen funcionamiento de los telescopios; GMV ha desarrollado el sistema de dinámica de vuelo y apoya al centro de operaciones científicas en ESAC; la electrónica de proximidad de los sensores ópticos (CCD) es fruto de Airbus CRISA; Alter Technology Group efectuó la calificación de todos los componentes del satélite. SENER también es responsable del mecanismo electrónico de precisión (M2M) para enfocar los dos telescopios de a bordo.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>