Empresas ESA Espacio

PLD Space lanzará en septiembre de 2019 el ARION 1, primer cohete reutilizable español

Ilustración con el aspecto que presentará el Arion 1.
Ilustración con el aspecto que presentará el Arion 1.

Arion 1 ha sido desarrollado totalmente en España por PLD Space, compañía creada en Elche (Alicante) hace 7 años por dos jóvenes emprendedores, que ya han obtenido el reconocimiento de la ESA.

Cuando está a punto de cumplirse el séptimo aniversario de la fundación el 12 de septiembre de 2011 de PLD Space en Elche (Alicante), el máximo responsable de compañía, Raúl Torres, ha anticipado a Fly News que el despegue inaugural del lanzador reutilizable Arion 1lo tenemos previsto para septiembre de 2019”.

Se trata del primer cohete lanzador reutilizable íntegramente desarrollado en España, Torres ‒de 31 años‒ nos ha confirmado que la fase de ingenieríala cerramos el pasado mes de julio, y en breve vamos a empezar la fabricación e integración de dos cohetes gemelos, el Test Flight 1 y el Test Flight 2, que son los dos vehículos demostradores”.

El vuelo del segundo demostrador o Test Fly 2 está previsto “para finales de 2019 o principios de 2020 precisa Torres, quien destaca que ambos despegues se llevaran a cabo desde el Centro de Ensayos de El Arenosillo (CEDEA), una instalación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) que está acondicionada para el ensayo de cohetes, misiles y aeronaves no tripuladas.

Situada junto a la costa de Huelva, entre las localidades de Mazagón y Matalascañas, El Arenosillo es una base de pruebas desde la que desde 1969 han despegado la inmensa mayoría de los cohetes sonda desarrollados por el INTA.

Con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) e inversores privados, el Arion 1 “ya está totalmente financiado asegura Torres. Con 12,5 metros de longitud y 0,7 m de diámetro, es un cohete de demostración de única etapa “que va a probar en vuelo tecnologías críticas, como son la propulsión líquida, la electrónica de vuelo, las estructuras, los procesos de fabricación, la integración del cohete y también las operaciones de lanzamiento”, destaca Torres.

Cinco minutos en microgravedad

El objetivo de los vuelos del Test Flight 1 y su gemelo el Test Flight 2 es que alcancen una altura de 150 kilómetros llevando a bordo 100 kg de carga útil. Allí permanecerán durante cerca de 5 minutos en estado de microgravedad, dando la oportunidad de realizar experimentos y probar nuevas tecnologías. Después regresarán a tierra para ser recuperados y reutilizados, “aunque será muy difícil lograrlo con el Test Flight 1”, confiesa Torres.

Raúl Torres (delante) y Raúl Verdú fundadores PLD Space.
Raúl Torres (delante) y Raúl Verdú fundadores PLD Space.

El montaje e integración de los dos demostradores se va efectuar en la propia sede de PLD Space en el Parque Empresarial de Elche. Hasta allí llegarán a lo largo del último trimestre del año los componentes y equipos procedentes de proveedores de toda España, otros países de Europa e incluso de Estados Unidos. En las próximas semanas, la planta inferior de PLD Space va a ser acondicionada para albergar una sala limpia, un área para el montaje de equipos y una zona de integración final.

En paralelo con el ARION 1, PLD Space trabaja en el desarrollo del ARION 2, un lanzador de dos etapas de mucho mayor tamaño ‒más de 20 metros de longitud‒ con capacidad para embarcar hasta 300 kg de carga útil y posicionarla hasta 500 kilómetros de altura. Mientras que la estructura de ARION 1 es metálica, “la de ARION  2 está en estudio si debe ser también metálica, de materiales compuestos o mixta”, reflexiona Raúl Verdú, ‒de 30 años‒ director de operaciones y cofundador de PLD Space.

Al ser una evolución del ARION  1, los datos que proporcionen los vuelos de los demostradores Test Flight 1 y 2 “nos resultan imprescindibles para culminar el desarrollo del ARION 2, cuyo despegue inaugural lo tenemos programado para 2021”.

Sobre la base del ARION 2, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha seleccionado a PLD Space como contratista principal del program-a LPSR (siglas en inglés de Recuperación de Etapa de Propulsión Líquida).  Su finalidad es la recuperación y reutilización de un booster de combustible líquido, algo que nunca se ha realizado en España. “Por supuesto la aplicación comercial tiene sentido ya que la reutilización afecta directamente al precio del servicio, siendo este menor si conseguimos reutilizar el lanzador”, explican los responsables del proyecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies