Espacio Industria

El radar de vigilancia de Indra, el primero en Europa en detectar los fragmentos del satélite destruido por India

Este Radar de Vigilancia Espacial, instalado en la base militar de Morón, fue el primero en Europa en detectar los fragmentos que sobrevolaron la zona que vigilaba, desde entonces está generando trazas para monitorear su trayectoria. 

El radar de vigilancia espacial S3TSR instalado en la base militar de Morón de la Frontera, en Sevilla, ha sido el primero en Europa en detectar los fragmentos del satélite indio que este país ha destruido voluntariamente con un misil balístico.

En un comunicado emitido por Indra, responsable del diseño y desarrollo de este radar, afirman que fue capaz de detectar esta nube solo unas horas después de producirse el evento, algo de lo que son capaces “muy pocos radares en el mundo”. En concreto, las primeras observaciones se produjeron a las 12:45 (hora local española), coincidiendo con la primera pasada de los objetos sobre la posición del radar “lo que demuestra su alta precisión y efectividad”.

El sistema fue además el primero en Europa en generar trazas de estos objetos para poder establecer su trayectoria y predecir sus movimientos por si pudiesen suponer un riesgo para otros satélites, explican desde Indra.

India anunció el pasado miércoles 27 de marzo que la misión Shakti había sido todo un éxito y que había interceptado con un misil el satélite MICROSAT-R que lanzó al espacio unos días antes. Con ello ha pasado a formar parte, junto a EEUU, Rusia y China, del reducido club de países que cuentan con esta capacidad y ha reafirmado su posición como potencia espacial.

MÁS DATOS SOBRE EL RADAR S3TSR

La primera versión operacional del radar S3TSR (S3TSR-DS) ha sido desarrollado por Indra, bajo supervisión técnica del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, mediante un contrato gestionado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Su diseño modular y escalable permite ir mejorando progresivamente sus prestaciones y capacidades de detección, hasta llegar a conseguir una versión con capacidad de detectar objetos de unos pocos centímetros de diámetro a distancias de hasta 2.000 kilómetros.

Este radar forma parte del sistema de vigilancia espacial español (S3T), también puesto en marcha por CDTI, que  contribuye a que Europa disponga de capacidad propia para generar un catálogo de la basura espacial que orbita alrededor de nuestro planeta. Se calcula que actualmente hay más de 900.000 objetos de este tipo mayores de 1 cm, la mayoría de ellos sin control, y que representan un importante riesgo para la seguridad de nuevos lanzamientos, satélites en operación y la Estación Espacial Internacional y sus tripulantes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies