Empresas Espacio

Sea Launch cambia sus lanzadores espaciales

La plataforma Ocean Odyssey junto al buque de control, con un cohete Zenit 35L en posición de lanzamiento.
La plataforma Ocean Odyssey junto al buque de control, con un cohete Zenit 35L en posición de lanzamiento.

La hoy rusa, Sea Launch, dejará de usar cohetes ucranianos para sus lanzamientos espaciales y los sustituirá por cohetes rusos reutilizables.

La empresa Sea Launch propiedad actualmente del grupo ruso S7, propietario igualmente de la aerolínea S7, ha decidido suspender desde el próximo mes de abril el uso de cohetes ucranianos Yuzhmash Zenith, para los que tenía un contrato por 12 unidades firmado en 2017. De estos, dos estaban actualmente en producción para un lanzamiento en diciembre de este año 2019 y otro a principios de 2020.

Además de estos Sea Launch había anunciado un total de tres lanzamientos para 2020, cuatro en 2021 y otros tantos en 2022, con un total de 70 lanzamientos a lo largo de los próximos 15 años.

En su lugar S7 se ha decantado por los cohetes rusos Energia Soyuz 5 (ahora denominados Irtysh) para el futuro. Estos lanzadores medios, con una capacidad de carga de hasta 17 toneladas a órbitas bajas, están siendo rediseñados para poder usarse en la Ocean Odyssey. El rediseño incluye además una versión reutilizable. El nuevo cohete será denominado Soyuz 7.

El Irtysh por su parte, está en proceso de desarrollo, estando previsto que entre 2022 y 2025 se hagan cuatro lanzamientos de prueba.

Los cohetes Zenith, aunque ensamblados en Ucrania, cuentan con un 80 por ciento de componentes rusos. Una vez ensamblados, son enviados a Estados Unidos en barco, para ser cargados en la Ocean Odissey, donde se lleva a cabo en montaje final y se unen a la carga a ser lanzada.

Ocean Odyssey, la plataforma de lanzamiento de la empresa es una antigua plataforma petrolífera que fue modificada para albergar el cohete y su combustible durante la navegación desde su puerto base, Long Beach (California, EE.UU.) hasta el punto de lanzamiento elegido en mitad del Pacífico próximo a las islas Christmas.

Junto a ella opera un buque de control. Antes del lanzamiento, la plataforma es evacuada y acto seguido se realiza de forma automática el llenado de combustible del cohete, junto a las últimas fases de la preparación del lanzamiento y este propiamente dicho, todo como decimos, supervisado desde el buque de control que se sitúa a una distancia de seguridad de 5 km.

Sea Launch fue lanzada por Boeing y otros socios en 1995, aunque el primer lanzamiento no fue hasta 1999. Tras presentar expediente de quiebra en 2010, la empresa fue adquirida por Energia Overseas Limited, de Rusia, productora de los cohetes Energia. Tras un tiempo con las operaciones suspendidas, fue comprada en septiembre de 2016 por sus actuales propietarios.

Además de la plataforma móvil marina de lanzamiento, la empresa ofrecía lanzamientos desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies