Espacio Misiones

El secretario de Estado de Defensa anuncia la entrada en servicio del satélite espía Paz

El anunció de Hisdesat sobre la puesta en servicio del satélite Paz subraya que la principal misión de Paz está orientada a funciones de naturaleza militar.
El anunció de Hisdesat sobre la puesta en servicio del satélite Paz subraya que la principal misión de Paz está orientada a funciones de naturaleza militar.

El primer satélite espía totalmente de propiedad española entra por fin en servicio casi 8 meses después de su puesta en órbita.

 

Tal y como anticipó Fly News el 29 de agosto sobre la inminente entrada en servicio del primer satélite español de observación con tecnología radar, Paz entró en servicio “a las 00:00 horas del 6 de septiembre, según informó el secretario de Estado de Defensa, Angel Olivares, en la clausura de un seminario organizado por Hisdesat a puerta cerrada titulado “Los satélites como elemento clave para la seguridad y defensa y las aplicaciones gubernamentales”, celebrado en Santander del 5 al 7 de septiembre.

Llama la atención que el anuncio de la entrada en servicio de Paz la haya hecho pública un alto cargo del ministerio de Defensa que, al fin y al cabo, no es más que un cliente del satélite ‒aunque el más importante‒, lo que acredita que la principal misión de Paz está orientada a funciones de naturaleza militar. Y si se trata de un satélite de observación con tecnología radar, su principal misión está estrechamente relacionada con funciones que coloquialmente se denominan de espionaje.

En un comunicado difundido hoy lunes por Hisdesat, el propietario y operador de Paz subraya haber “finalizado en un tiempo récord” las fases previstas para su explotación. Hisdesat afirma que “a partir del 3 de abril se inició el primer ciclo orbital para verificación y ajuste de parámetros, dando paso el 16 de abril al comienzo de la fase prevista de ciclos orbitales para calibración y validación de imágenes”.

Lo anterior es discordante con lo difundido por Hisdesat en un comunicado fechado el pasado 25 de mayo, en el que aseguraba haber cumplido ya el 50 por ciento de la fase de “puesta en funcionamiento, termino técnico (commissioning en inglés que se refiere a la fase de verificación en órbita y calibración del satélite y sus instrumentos.

Hay que tener en cuenta que el tiempo de puesta en funcionamiento de un satélite radar de apertura sintética (SAR) en banda X como Paz es de unos 6 meses. Además, Hisdesat y el equipo multidisciplinar que ejecutaba las operaciones de calibración contaba con las avanzadas herramientas que la Agencia Aeroespacial Alemana (DLR) había desarrollado para los satélites TerraSAR-X y TanDEM-X ‒hermanos mayores del satélite español‒, lo supone que, de acuerdo con el comunicado de Hisdesat del 25 de mayo, la fase de puesta en funcionamiento debería haber concluido antes del 25 de julio.

Como ya informamos, y confirma el comunicado de Hisdesat, el proceso de puesta en funcionamiento lo ha llevado a cabo y supervisado un equipo multidisciplinar formado por personal del ministerio de Defensa, del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), del Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (CESAEROB), del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), así como de Airbus Defence and Space España ‒contratista principal del satélite‒ y de Hisdesat, propietario y operador del sistema satelital.

La entrada en operación de Paz supone comenzar a dar servicios de imágenes radar al Estado Mayor de la Defensa, responsable de dirigir las operaciones militares, “y otros organismos de la Administración, continuando posteriormente con la comercialización para el uso civil”, destaca Hisdesat en su comunicado.

El satélite espía español fue puesto en órbita el 22 de febrero desde la base espacial norteamericana de Vandenberg (California) mediante un lanzador Falcón 9 de SpaceX. Posicionado a 514 kilómetros de altura, sus imágenes de gran detalle resultan clave para apoyar las operaciones de los más de 2.000 militares españoles desplegados en 15 escenarios distintos fuera de nuestras fronteras, como es el caso de Irak, Afganistán, Somalia, Líbano, Mali y los países bálticos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies