Sentinel 2A un satélite muy español

 

El nuevo satélite de la constelación europea Copernicus de la ESA y la Unión Europea cuenta con una destacada participación de la industria española.

Juan Pons, enviado especial a Ottobrunn: El nuevo satélite europeo de la constelación Copernicus, el Sentinel 2A, fue presentado en sociedad el 24 de febrero, en la sede en Ottobrunn, en las inmediaciones de Munich, de IABG (empresa alemana de Airbus Group especializada en la verificación de satélites).

El Sentinel 2A ha sido sometido a lo largo de los últimos seis meses a toda una campaña de pruebas y verificaciones para determinar que todos sus sistemas, equipos y mecanismos se encuentran a punto para su puesta en órbita, a cargo de un equipo de 20 personas con la doctora en matemáticas Gunn Schweickert al frente. Entre estas se pueden señalar pruebas de compatibilidad electromagnética, mecánicas, térmicas en vacio e incluso acústicas que simulan el enorme ruido durante el despegue. También, y dado que el Sentinel 2A tiene que permanecer en órbita entre 7 y 12 años, se ha comprobado que sus sistemas y equipos son capaces de resistir las radiaciones cósmicas que degradan poco a poco los componentes.

La doctora en Matemáticas Gunn Schweickert.

La doctora en Matemáticas Gunn Schweickert.

¿Cuál ha sido la prueba más dura? Antes de responder, Gunn Schweickert mira a su jefe, Heinz Sontag, director del programa Sentinel 2A y afirma que “lo más temible es resistir y superar las pruebas de vibración y choque, que se efectúan en todos los sentidos y que demuestran la capacidad del satélite para resistir el despegue en el interior del cohete”.

El Sentinel 2A partirá hacia la base espacial de Kouroú, en Guayana francesa, el próximo mes de abril, para ser enviado al espacio el próximo 12 de junio en un cohete europeo Vega. Su hermano gemelo, el Sentinel 2B volará al espacio en 2016.

Integrado por Airbus Defense and Space en Alemania, el Sentinel 2A es un pequeño satélite de 1,14 toneladas y unas dimensiones de 3,4 x 1,8 x 2,35 metros. “Una de las claves de este satélite −asegura el director del proyecto en la Agencia Espacial Europea (ESA), François Spotto− es que está dotado de un avanzado instrumento óptico multiespectral MSI (por sus siglas en inglés) que, perfeccionado del que equipa al satélite francés Spot 5, abarca 13 bandas electromagnéticas que van desde el rango óptico al infrarrojo de onda corta”.

François Spotto, director del Sentinel 2A en la Agencia Espacial Europea.

François Spotto, director del Sentinel 2A en la Agencia Espacial Europea.

Tanto el Sentinel 2A como el 2B serán emplazados a 786 kilómetros de altura. Según el director de programas de observación de la Tierra de la ESA, Volker Liebig, el Sentinel 2A está concebido para “velar por el crecimiento sostenible de la población mundial”. Para ello sus imágenes tendrán una resolución de 10, 20 y 60 metros, lo que las hace “idóneas para estudiar el uso de la tierra en labores agrícolas, la planificación del terreno, la gestión de los bosques, así como la determinación de los daños y la ayuda por inundaciones, incendios forestales, erosión y corrimientos de tierras” ha subrayado Liebig.

Una decena de empresas españolas

Michael Menking, director de observación y navegación de Airbus Group ha señalado que en el satélite han trabajado más de 1.000 ingenieros pertenecientes a 60 empresas de 20 países europeos, entre ellos España.

Imagen del Sentinel 2A

Imagen del Sentinel 2A

En el caso del Sentinel 2A la carga de trabajo ha sido de un valor próximo a los 18 millones de euros. El mayor beneficiario ha sido Airbus CASA Espacio, que ha fabricado la estructura de la plataforma, ha instalado el cableado y ha desarrollado el sistema de protección térmico, todo por unos 10 millones de euros. El resto de la aportación nacional está a cargo de Airbus CRISA (unidad de control de potencia y la electrónica de proximidad del instrumento MSI;  Thales Alenia Space España (comunicaciones en banda S para telemetría y en banda X para transmisión de datos); SENER (mecanismo calibración y obturación del instrumento óptico MSI), IberEspacio (hardware del control térmico del MSI); y GMV (análisis de misión). Además, Indra ha conseguido desarrollar uno de los dos Centros de Procesado y Archivo de la misión. El INTA y la Universidad Politécnica de Valencia han participado en la realización de estudios de operatividad.

Con todo la participación industrial española es mucho mayor que en el Sentinel 1A, ingenio que fue puesto en órbita en abril de 2014 y en el que la carga de trabajo para España fue de 13 millones de euros.

El Sentinel 2A forma parte del programa Copernicus, una iniciativa conjunta de la Unión Europea y la ESA, por la que se pondrán en órbita una decena de satélites. Según ReinhardSchulte-Brauks, jefe de infraestructuras de Copernicus en la Unión Europea, la continuidad del proyecto europeo está garantizada “gracias a un presupuesto de 4.300 millones recién aprobado que abarca el periodo de 2014 a 2020”.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>