Termina el proyecto “un año en el espacio” de los gemelos de la NASA

 

La NASA termina su misión “Un año en el espacio” con el regreso del astronauta Scott Kelly a la Tierra. Ahora se procederá a la comparación de los datos obtenidos durante el año que Scott estuvo en el espacio y su gemelo, Mark Kelly, en la Tierra,  para conocer el impacto que producen sobre el cuerpo humano las estancias largas en la ingravidez.

Es la primera vez que se investiga en el espacio áreas de conocimiento en el cuerpo humano con gemelos.  Hace aproximadamente un año, la NASA lanzaba un experimento con hermanos gemelos denominado “un año en el espacio”. Scott Kelly fue entonces lanzado al espacio y puesto en órbita, en donde ha permanecido a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) durante casi un año. Mientras, su hermano Mark, permaneció en la Tierra durante todo este tiempo. El objetivo de este experimento es estudiar los cambios que se producen en el organismo durante los vuelos espaciales.

Durante su ausencia, Scott no ha permanecido solo, ha estado acompañado por el cosmonauta ruso Mikhail Kornienko. Juntos han batido el récord de permanencia  a bordo de la ISS.

Algunos de los trabajos que ha tenido que realizar Scott durante su estancia en el espacio han sido la recolección de  su propia orina, sangre y heces. Por su parte, la Nasa hizo lo mismo con su hermano gemelo en la Tierra para después comparar los resultados obtenidos.

Por otra parte, la NASA también está interesada en controlar la evolución de los huesos y los músculos, así como los efectos de la radiación en el sistema inmunológico, según explica la agencia espacial estadounidense, cuyo objetivo es conocer los efectos a largo plazo de los vuelos espaciales en nuestro cuerpo.

Cualquier vuelo espacial tripulado tienen numerosos efectos negativos en el cuerpo. Los más significativos son la atrofia muscular, el deterioro del esqueleto, la disminución de las funciones del aparato circulatorio y el debilitamiento del sistema inmunológico. Otros síntomas menos importantes incluyen la redistribución de fluidos, el conocido efecto “Charlie Brown” por el que la cara se redondea notablemente.

También pueden producirse otros efectos como la pérdida de masa corporal, congestión nasal, trastornos de sueño, alteración de la visión o el exceso de flatulencias.

A lo largo de estos doce meses, la Nasa ha ido dando a conocer algunos resultados como el impacto de los vuelos espaciales sobre el sistema inmunológico, aunque se prevé que con la llegada de Scott a la Tierra se publiquen más datos con respecto al estudio realizado.

La Nasa contempla que viajar a Marte llevará a los humanos una media de 500 días, por lo que esta misión servirá como experimento de pruebas como un futuro salto al planeta rojo.

Dentro de sus labores de astronauta, Scott también ha estado lanzando fotografías y vídeos desde el espacio bajo el hashtag #YearInspace.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>