Industria

Carbures mejora sus sistemas para la fibra de carbono aeronáutica

Carbures incorpora una nueva tecnología para el tratamiento de piezas de fibra de carbono para los nuevos modelos de aviones comerciales
Carbures incorpora una nueva tecnología para el tratamiento de piezas de fibra de carbono para los nuevos modelos de aviones comerciales
Carbures incorpora una nueva tecnología que permite multiplicar por diez la velocidad de recanteo de las piezas de fibra de carbono para el sector aeronáutico.

La tecnológica andaluza Carbures presenta una nueva máquina de recanteo de piezas en fibra de carbono que multiplica por diez la velocidad de modelos anteriores.

Carbures incorpora una nueva tecnología para el tratamiento de piezas de fibra de carbono para los nuevos modelos de aviones comerciales
Carbures incorpora una nueva tecnología para el tratamiento de piezas de fibra de carbono para los nuevos modelos de aviones comerciales

Carbures ha mejorado su tecnología de recanteo  de piezas de fibra de carbono con la incorporación de una nueva tecnología que multiplica por diez la velocidad de su anterior sistema. Según explican desde la compañía, la mejora se inserta en la estrategia de acompañar a sus principales clientes de aviones comerciales en el aumento del ramp up de producción de los nuevos modelos en producción. Desde la compañía gaditana añaden que: “cuando antes se hacía un recanteo, prácticamente artesanal de piezas, ahora la nueva tecnología permitirá hacer diez piezas en el mismo tiempo y con una mayor precisión milimétrica. La nueva tecnología está instalada en la planta de Jerez de la frontera, la mayor del Grupo en aeronáutica”.

Según el comunicado difundido por la empresa:” La nueva tecnología, denominada  BR25,  ha sido diseñada por la compañía EPMM, especialmente para el mecanizado de piezas de fibra de carbono, que requieren de unos estrictos requerimientos en base a los actuales programas aeronáuticos. Esta tecnología puede alcanzar una aceleración en los ejes lineales de hasta 3 m/sg² y una velocidad en vacío de hasta 70 m/min. Es decir, que permite multiplicar por diez la velocidad de producción de piezas en esta última fase del proceso industrial.”

Carbures prevé unos ingresos de su actividad aeronáutica de 35,5 millones en 2015, lo que supondrá el 30 por ciento de la facturación total del ejercicio prevista por el Grupo, estimada en 118,5 millones. En el mismo comunicado se recogen unas declaraciones del consejero delegado de Carbures, José María Tarragó, en las que afirma que: “Seguimos trabajando en el cumplimiento de nuestra hoja de ruta, cuyo foco está puesto ahora en seguir creciendo como compañía. En esta nueva fase, nos esforzamos por impulsar el crecimiento orgánico de Carbures, y esta tecnología responde a este objetivo estratégico. Hemos puesto todo nuestro empeño en dar una cobertura completa a nuestros clientes y para ello adquirimos una tecnología punta en la fabricación de piezas de avión en fibra, que nos posiciona a la cabeza de esta industria en España, en los polos aeronáuticos sur y centro, y, probablemente, del europeo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies