ITP mejora su resultado en el primer año de aplicación de su plan estratégico

 

El grupo vasco ITP, especializado en la fabricación de turbinas de baja presión para motores de aviación, consiguió una mejora en su resultado del 37 por ciento,con un resultado consolidado de 58 millones de euros y una fcturación total de 519 millones de euros. El resultado del área de mantenimiento, o soporte en servicio, impacta en el resultado, al ver disminuída la facturación un 13 por ciento.

ITP mejora su resultado a pesar del impacto de los programas de Defensa

ITP mejora su resultado a pesar del impacto de los programas de Defensa

Industria de Turbopropulsores, ITP, incrementó sus resultados durante el año 2011 en un 37 por ciento, hasta alcanzar un beneficio de 58 millones de euros, en línea con el objetivo marcado en el plan estratégico 2011-2015, que arroja una mejora singnificativa en el EBITDA del 19,6 por ciento, con un incremento en la facturación del 7,4 por ciento, hasta alcanzar los 519 millones de euros.

Entre los hechos relevantes del año destaca la inversión total del grupo, que alcanzó los 70 millones de euros, 40 de ellos destinados a I+D y más de 19 millones a la ampliación de las instalaciones productivas que el grupo tiene en  Zamudio y México. Según el máximo ejecutivo de ITP, Ignacio Mataix,  las mayores inversiones realizadas se han dedicado al desarrollo de los programas civiles, especialmente al segmento del doble pasillo, donde la penetración de ITP es muy importante, ya que participa en todos los programas de nuevos aviones comerciales de doble pasillo, Airbus A380 y A350 XWB y Boeing 787 Dreamliner.

Por áreas de negocio, fue la del mercado civil la que más facturó, 220 millones de euros, lo que supuso un incremento del 20 por ciento respecto a los 172 millones del año anterior, y las ventas del sector civil representan ya el 43 por ciento de toda la actividad del grupo. El comunicado del grupo señala que la mayor parte de estas ventas corresponde a la producción y venta de motores, siendo todavía muy reducido el peso de la actividad de repuestos, o aftermarket, muy reducida, aunque el grupo espera que se incremente de forma considerable a medida que crezca la flota de los motores con participación de ITP y señalados más arriba. Respecto al comportamiento del mercado civil, Ignacio Mataix destaca como hecho significativo la entrada en servicio del Boeing B-787 Dreamliner, equipado con el Rolls-Royce Trent 1000, en el que ITP es responsable de la turbina de baja.

En el área de Defensa las ventas se incrementaron en un 1,3 por ciento, con una fcturación de 191 millones de euros.  El área, que representa el 37 por ciento de la actividad total del grupo, se enfrenta a importantes desafíos, derivados del retraso del retorno de importantes inversiones realizadas por el grupo en programas como el A400M, con varios años de retraso. El motor TP400, que desarrolla un consorcio internacional en el que ITP participa con un 16 por ciento,  junto con la francesa Snecma, la alemana MTU y la propia Rolls Royce -con un 28 por ciento cada una de ellas- , obtuvo este año la certificación civil de AESA y se entregaron los últimos motores de desarrollo, tras superar más de 5.000 horas de ensayos.

El área de actividad que más ha sufrido ha sido  la de soporte en servicio, con un descenso del 13 por ciento en la facturación, que fue del 107 millones de euros. ITP explica el descenso en las ventas por dos motivos principales, el aplazamiento por parte del ministerio de Defensa español de diferentes trabajos contratados con ITP, una menor demanda en trabajos de mantenimiento de motores de helicópteros y el impacto que supuso la primavera árabe en el norte de África.

A pesar de que como se señala en el comunicado todas las empresas del grupo mantuvieron una evolución positiva, el grupo ve importantes desafíos futuros para poder cumplir con su plan estratégico, principalmente el de la falta de financiación. Así, Ignacio Mataix ha comendado que: “Pese a los buenos resultados obtenidos en el ejercicio, 2011 ha sido un año más de crisis internacional e inestabilidad económica, lo que puede afectar de forma significativa a nuestra industria, que se basa en una utilización intensa de capital y que está sufriendo especialmente la falta de financiación.” Mataix también señala el tipo de cambio euro-dólar como otro de los importantes problemas que tiene que enfrentar la industria europea, calificándolo como especialmente grave.  De hecho, el máximo ejecutivo de ITP siempre ha considerado que el euro es una moneda sobrevalorada, dada la situación por la que atraviesa Europa en estos momentos. “Por tanto -añade Mataix- es fundamental contar con apoyo financiero para desarrollar el plan estratégico del grupo, que supondrá unas inversiones de más de 600 millones de euros entre 2011 y 2015.”

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>