roneshow

La Organización Internacional de Comercio condena también a Boeing

 

Airbus anuncia que para la Organización Internacional de Comercio, Boeing recibió 26.000 millones de dólares en ayudas ilegales según el dictamen que acaba de emitir esta. Boeing lo niega.

La OMC dictamina contra Boeing por subsidios prohibidos para el programa B-777X por la denuncia de la Unión Europea y Airbus, y Boeing lo ve como una victoria contra estos.

La OMC dictamina contra Boeing por subsidios prohibidos para el programa B-777X por la denuncia de la Unión Europea y Airbus, y Boeing lo ve como una victoria contra estos.

Si en marzo la Organización Internacional de Comercio (OMC) señalaba que prácticas de financiación de Airbus por parte de los Gobiernos europeos no eran admisibles, ahora ha repartido en el otro lado del Atlántico diciendo que las ayudas a Boeing lo son todavía menos.

Ahora, la OMC (también referida como WTO por sus siglas en inglés), ha dictaminado que Estados Unidos ha ignorado las reglas internacionales de comercio permitiendo subsidios ilegales a Boeing en el programa B-777X.

Según el dictamen las ayudas en forma de exenciones fiscales por parte del estado de Washington para garantizar que Boeing mantendría en este gran parte de los trabajos de los nuevos B-777X están prohibidas ya que pertenecen a una categoría especial, que según los miembros del panel que las ha analizado tras la denuncia de Airbus, al estar diseñadas específicamente para crear distorsiones en el mercado

Pincha sobre la imagen para leer el dictamen de la OMC contra Boeing.

Pincha sobre la imagen para leer el dictamen de la OMC contra Boeing.

Desde Airbus citan a Tom Enders, consejero delegado de Airbus Group señalando queEstados Unidos y Boeing eligieron este combate en la OMC, y el dictamen de hoy es un nuevo golpe a esta estrategia. Esos subsidios prohibidos deben ser retirados inmediatamente después de este dictamen histórico de hoy, lo que significa que Boeing debe devolver esos subsidios de impuestos masivos”.

Airbus reconoce que la OMC ha dictaminado anteriormente que algunas de las ayudas que ha recibido son objetables, pero que en el caso de Boeing, son ayudas prohibidas. Airbus ha recibido préstamos que debe devolver con intereses, mientras que las ayudas de Boeing no deben pagarse ni con ni sin intereses.

Según Airbus Boeing habría recibido 26.000 millones de dólares en ayudas que no tienen previsto devolver.

Fabrice Bregier, presidente de Airbus ha declarado a su vez: “Las resoluciones anteriores de la OMC ya habían confirmado que el B-787 era el avión más subsidiado de la historia de la aviación. El informe de hoy no deja ninguna duda de que Boeing ha ido aún más lejos. El desarrollo del B-777X no le costará a Boeing un solo dólar gracias a los contribuyentes del estado de Washington. Estimamos que el daño a Airbus y a la industria aeroespacial europea ronda ya los 50.000 millones de dólares, y eso es sólo para el B-777X. El Representante de Comercio de los Estados Unidos debe tomar medidas inmediatas. Esto no puede continuar. Es hora de que el Representante de Comercio de Estados Unidos insista en que Boeing deje de comportarse de manera anticompetitiva“.

Según Airbus, ya en un dictamen anterior en 2012 la OMC señaló a la iniciativa de reducción de impuestos a Boeing del estado de Washington que ahora se ha declaro prohibida. John Harrison, consejero general de Airbus Group ha manifestado que “En lugar de cumplir con esa decisión de 2012, Estados Unidos han duplicado la conducta ilegal. Al ampliar los incentivos fiscales hasta el año 2040, aumentando su valor en casi 9.000 millones de dólares, poniéndolos a disposición de una nueva aeronave Boeing y añadiendo una contingencia ilegal, Estados Unidos y el estado de Washington están desafiando aún más el cumplimiento de la OMC. Teniendo en cuenta la decisión de hoy, junto con la decisión de 2012 en la denuncia original, Boeing ha causado al menos 95.000 millones de dólares en daños comerciales a Airbus, abriendo la puerta a las sanciones comerciales contra Estados Unidos en una cantidad equivalente.

La OMC, por primera vez en estas disputas, identificó subvenciones prohibidas a Boeing para el B-777X, condenando como la peor forma de violación comercial el desarrollo completo de una aeronave, financiado ilegalmente por el dinero de los contribuyentes. ¿Y eso se supone que es bueno para los negocios y los trabajadores estadounidenses?

Estados Unidos no tienen otra opción que ordenar que Washington derogue la legislación o la enmiende de manera que sea compatible con la OMC. Eso eliminaría obviamente cualquier incentivo para seguir produciendo el B-777X en el Estado de Washington y ciertamente no beneficiará las cuentas económicas de Boeing. El Panel ha declarado que EE.UU. debe detener el régimen de subsidio prohibido en el estado de Washington en un plazo de 90 días. Y todo esto antes de la investigación por el fallo de Estados Unidos de cumplir con el dictamen original contra las ayudas a Boeing, cuyo resultado se deberá hacer público en unos meses”.

La respuesta de Boeing

La Organización Mundial del Comercio rechazó hoy prácticamente todas las denuncias de la Unión Europea a los incentivos fiscales del estado de Washington. La Unión Europea impugnó siete incentivos fiscales estatales diferentes. La OMC rechazó totalmente la denuncia a seis de los siete incentivos y rechazó la mayor parte de la del séptimo. La OMC sostuvo únicamente y estrechamente que una reducción en la tasa de impuestos de negocios y ocupación del estado de Washington para los ingresos futuros del B-777X es incompatible con los acuerdos de la OMC. La OMC eliminó todas las demás demandas de la Unión Europea a varios programas de incentivos y dejó sin tocar incluso el tipo de impuesto del mismo tipo que se aplica a los ingresos de los otros modelos de Boeing producidos en el estado de Washington.

El estado de Washington dio ayudas fiscales a Boeing a cambio de que, entre otros trabajos, las alas de los nuevos B-777X, hechas en fibra de carbono, se produjesen en el mismo.

El estado de Washington dio ayudas fiscales a Boeing a cambio de que, entre otros trabajos, las alas de los nuevos B-777X, hechas en fibra de carbono, se produjesen en el mismo.

En total, la Unión Europea alegó que Boeing había recibido 8.700 millones de dólares en subsidios. Esta alegación fue rechazada por la OMC, que consideró que los incentivos futuros, que no superaban los 50 millones de dólares al año, eran inadmisibles. La OMC encontró que hasta la fecha Boeing no ha recibido ningún beneficio del incentivo de rebaja de impuestos por el B-777X, y no lo hará hasta 2020, porque el primer avión no será entregado hasta entonces”.

J. Michael Luttig, asesor general de Boeing es citado por la compañía declarando que “La decisión de hoy es una victoria completa para Estados Unidos, el estado de Washington y Boeing. La OMC encontró en septiembre que Airbus había recibido 22.000 millones de dólares en subsidios ilegales de la Unión Europea, y que sin estos subsidios ni Airbus ni ninguno de sus aviones existiría hoy. Por el contrario, al rechazar virtualmente todas las alegaciones formuladas en este caso, la OMC encontró hoy que Boeing no ha recibido un centavo de subvenciones inadmisibles.

La OMC ha declarado repetidamente que Airbus es enteramente una criatura de los gobiernos, y ahora deben adecuarse a las leyes internacionales o arriesgarse a sanciones masivas.

A la luz de la decisión de hoy esperamos que la Unión Europea y Airbus apelen la decisión. Después de cualquier apelación, esperamos que Boeing mantenga todos los aspectos de los incentivos del estado de Washington, incluyendo la tasa del impuesto sobre los ingresos del B-777X“.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>