La vasca DMP fabricará el reductor completo para la nueva familia de motores DGEN

 

La empresa vasca DMP fabricará como socio a riesgo el reductor completo del nuevo motor DGEN para aviones personales del segmento ligero, lo que se conoce como PLJ, acuerdo firmado con la compañía francesa Price Induction.

La vasca DMP fabricará los reductores de los nuevos motores turbofán DGEN destinados a equipar a los denominados VLJ o PLJ.

La vasca firma un contrato con Price Induction, como socio a riesgo, para fabricar un componente completo de motor

Desarrollos Mecánicos de Precisión -DMP- fabricará como socio a riesgo los reductores completos de una nueva familia de motores a reacción lanzada por la compañía francesa Price Induction, destinados a equipar a la nueva generación de aviones personales conocida como VLJ, Very Light Jets o PLJ, Personal Light Jets, cuya principal novedad es que se trata de motores a reacción.

El contrato, que se anuncia ahora, fue firmado en la pasada edición del Salón de Le Bourget, y según un comunicado de la empresa, supondrá una facturación de 5 millones de euros, por el desarrollo de 150 reductores anuales, durante cinco años. Según se indica en este mismo comunicado, para la empresa vasca el contrato supone un salto cualitativo, al pasar de fabricar componentes a sistemas completos de motor, en un segmento en el que todavía no operaba DMP.

La nueva familia de motores DGEN está compuesto por una gama de motores turbofán, de doble flujo, denominado DGEN 380 y DGEN 390, destinada a motorizar aviones corporativos y de negocio del segmento de 2 a 5 plazas. Los motores, lanzados por Price Induction, están optimizados para un dominio de vuelo de entre 15.000 a 20.000 pies y velocidades máximas de entre 250 a 280 kilómetros. Los dos motores comparten un 90 por ciento de las piezas, con un peso en vacío, sin nacelles, de 80 kilos, una potencia máxima al despegue de 560 y 730 libras, respectivamente y una potencia en régimen de crucero de 230 a 320 libras.

Este contrato supone, además, que el clúster aeronáutico del País Vasco, Hegan, cuenta ya con dos empresas motoristas, ITP y ahora la propia DMP. La participación en este programa ha sido posible gracias a una inversión de cinco millones de euros que ha contado con el apoyo del Ministerior de Economía y Competitividad, a través del proyecto ENNGRANA del programa nacional INNPACTO 2011.

La vasca DMP ya era proveedor de engranajes de alta precisión para diversos sectores industriales, como Turbomeca, a la que ha suministrado este componente para motores de helicóptero. Actualmente cuenta con una plantilla de 100 personas y está integrada en el grupo Egile. La empresa se ha especializado en el diseño y fabricación de componentes mecánicos de precisión, como sistemas rotativos y de transmisión, sistemas de suspensión para trenes de aterrizaje, sistemas de actuación y control de vuelo, y componentes de motor para partes calientes. La facturación prevista para 2013, según fuentes de la compañía, será de 15 millones de euros, con un ritmo de crecimiento anual del 25 por ciento y un 10 por ciento de su facturación dedicada a I+D de forma continuada.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>