Los seis puntos claves del contrato de la USAF

 

Mucho tiempo, mucho dinero y muchos cambios de rumbo. Aquí intentamos ofrecerte todas las claves de uno de los programas con más “infrahistoria” de la aviación moderna.

 
 

Boeing KC767

Boeing ha ganado el concurso del KC-X de la USAF.

1.- A LA TERCERA VA LA VENCIDA..

Con ésta, que parece ser la definitiva, ya son tres veces que se ha convocado y decidido el ganador del concurso para sustituir a la actual flota de aviones cisterna de la USAF.

La primera vez fue en 2002. Entonces el ganador fue el Boeing 767. En un principio, la USAF alquilaría los aviones de Boeing, pero después se decidió que se comprarían.

Tras una suspensión preliminar, el concurso quedó anulado en 2005 después de que se demostrase que algunos directivos de Boeing, que acabaron en la cárcel, no habían actuado de forma adecuada y fuesen acusados de corrupción. Este proceso fue también uno de los asuntos que llevaron al entonces presidente de Boeing, Phil Conditt a dimitir el 1 de diciembre de 2003.

En 2007 se volvió a convocar el concurso. EADS se presentó de la mano de Northrop Grumman y ganó en febrero de 2008. Boeing protestó y se volvió a anular el resultado en junio de 2008.

Al mes siguiente, julio, se volvió a lanzar el concurso, pero en septiembre ante el cambio de administración a fin de año —el entonces presidente Bush no se podía presentar a la reelección tras dos mandatos— se paralizó para que fuese el nuevo equipo presidencial quien la llevase a cabo.

El proceso se reabrió en septiembre de 2009, pero entonces Northrop Grumman dijo que no se presentaba ya que no consideraba injustas para el Airbus A330 MRTT, el modelo presentado, las condiciones del nuevo pliego del concurso. En marzo de 2010, EADS anunció que se presentaba en solitario.

2.- ¿QUÉ ES LO QUE DICE EL CONTRATO?

Boeing ha sido declarada ganadora del contrato para suministrar 179 aviones cisterna a la USAF para sustituir a una parte importante de la flota de KC-135 en servicio, algunos de ellos desde hace casi 50 años por un importe aproximado de 35.000 millones de dólares. El contrato incluirá la opción sobre más aviones. La flota actual de aviones cisternas de la USAF supera las 400 unidades.

Por ahora, no obstante, lo que se ha adjudicado a Boeing es la primera fase de ingeniería y fabricación, valorada en 3.500 millones de dólares y que debe cerrarse con la entrega, en 2017, de cuatro aviones. Además de esta primera fase, Boeing deberá entregar otros 14 aviones no más tarde seis años después de la firma del contrato. La producción de los demás aviones será a lo largo de 13 años.

Anuncio del Pentágono

De izquierda a derecha, El jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, general Norton A. Schwartz; el Secretario de la Fuerza Aérea, Michael B. Donley; el Secretario Adjunto de Defensa, William J. Lynn III; y el subsecretario de Defensa para Adquisiciones, tecnología y Logística, Ashton B. Carter, durante el anuncio del ganador del concurso del KC-X.

 

3.- EL PRECIO FINAL, ASUNTO DE DISCORDIA

Todavía no se ha hecho público el precio. Pero si se ha sabido que  la oferta de Boeing era, al menos un 1 por ciento inferior a la de EADS North America, la división de EADS encargada de presentar y liderar la oferta. Ello supone como mínimo unos 330 millones de dólares. Esta diferencia de precio entre ambas ofertas, según el pliego del concurso, ha hecho que no  se tuvieran en cuenta en la evaluación una serie de 96 puntos no obligatorios a cumplir, los cuales sólo se habrían considerado sí dicha diferencia de precio hubiese sido inferior a ese 1 por ciento.

Que existía una diferencia de precio de más del 1 por ciento entre ambas ofertas era sabido prácticamente desde que Boeing y EADS anunciaron que se presentaban a este nuevo concurso.

4.-  PUNTOS DE LA EVALUACIÓN

La comisión evaluadora del concurso había determinado 372 puntos de análisis que debía cumplir la oferta ganadora. Michael B. Donley, secretario de la Fuerza Aérea, al hacer público el resultado del concurso, afirmó que ambos modelos cumplieron adecuadamente con los 372 puntos, pero también especificó que “Boeing fue un claro ganador”.

El pliego del concurso puede consultarse en este enlace

5.- ¿QUÉ PASARÁ A PARTIR DE AHORA?

EADS North America ya ha informado que va a pedir al Pentágono una reunión para que les expliquen cómo ha ganado Boeing el concurso.” Estamos muy interesados en discutir con la Fuerza Aérea estadounidense cómo llegaron a esta conclusión”. Esta reunión está contemplada en las bases del concurso y tras ella EADS North America podrá impugnar el resultado, impugnación que podría llevar incluso a que se volviese  tener que repetir, una vez más, todo el proceso de ofertas y selección. A este respecto, William J. Lynn III, subsecretario de Defensa, señaló en la comparecencia “que la evaluación del contrato fue justa, abierta y transparente y que cree que sobrevivirá a cualquier desafío posible”. Michael B. Donley, secretario de la Fuerza Aérea, sin embargo señaló que esperaba que EADS North America respetase la decisión tomada y permita que el proceso siga adelante.

6.- EL AVIÓN GANADOR: BOEING KC-767

La sustitución de los Boeing KC-135 no se producirá a razón de uno por  uno. El motivo es que los dos modelos que se presentaban tienen unas capacidades superiores a estos aviones, tanto en volumen de combustible que pueden transferir a otros, como de carga a la hora de actuar en esta función.

Boeing nunca ha sido muy explícita sobre las características del KC-767, o como debería llamarse ya, el KC-46A que es la denominación asignada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Mucha de la información dada es de la versión básica del Boeing 767 civil del que deriva este modelo, y no se han modificado para incluir aspectos como los winglets que se le han añadido, que en un Boeing 767 suele significar una mejora de cerca de un 5 por ciento en el rendimiento, aumentando la distancia que el avión puede volar o la carga que puede transportar a la misma distancia, o la penalización que supone la presencia de los pods subalares de repostaje y de la pértiga ventral.

Esta última será una nueva pértiga con mandos de vuelo fly-by-wire, -como lo es la ofertada por Airbus Military en el A330 MRTT-, y una mayor capacidad de trasvase de combustible.

El montaje del KC-46A se llevará a cabo en las instalaciones de Boeing en Everett, al norte de la ciudad de Seattle, donde Boeing construye sus aviones de dos pasillos. Una vez los aviones salgan de la cadena de montaje, serán modificados con la instalación de los sistemas de repostaje y equipos militares antes de su entrega a la USAF.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>