">

Cataluña nos pone a todos frente al espejo

 

Por Jaime Pérez Guerra: Comienza el nuevo curso y me temo que nos espera un periodo convulso. La política y el bochorno de Cataluña es un tema que no debería ser tratado en este medio, pero creo que todos debemos aportar en lo que podamos para que situaciones como esta no se repitan.

Nadie escapa a su historia y la de España es densa, compleja y muy rica en acontecimiento que aún hoy siguen estando presentes en nuestras vidas y en la de cientos de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, esta trayectoria no es asumida por la mayor parte de los españoles y su desconocimiento está en el origen de muchos de nuestros males actuales.

No pienso dar una lección de historia. No es necesaria ni estoy preparado para ello, pero la nación española, compuesta de españoles de todos sus rincones, mantuvo durante siglos un imperio global, y todavía hoy, el español es el idioma más hablado en occidente, incluso por encima del inglés. La envidia produjo la famosa Leyenda Negra, falsa en su mayor parte, pero aún vigente en las mentes de algunos.

España ha producido grandes genios en todos los órdenes y disciplinas, olvidados en la mayor parte de los casos en medio de una ignorancia vergonzosa para todos nosotros. En aeronáutica me vienen a la cabeza De la Cierva, Ortiz Echague, Torres Quevedo, Barrón….Incluso después de siglo y medio desastroso (desde la guerra de la independencia de 1808 hasta mediado el siglo XX), España sigue siendo una de las naciones más admiradas. En muchos casos, en el extranjero tienen mucho mejor concepto de nuestra nación que nosotros mismos.

¿Qué es lo que pasa en España para querernos tan poco? No es solo el rechazo a 40 años de dictadura. Es algo más profundo que ninguno de los poderes públicos ha sido capaz de atacar. Es un problema de actitud arraigado en nuestra sociedad y que nos resta competitividad, y nos deja indefensos ante discursos rupturistas y añejos que aprovechan esa falta de autoestima nuestra. ¿Realmente alguien cree que se habría llegado a la situación en Cataluña si la sociedad española fuese consciente de su grandeza?

Hace años se lanzó la “Marca España”, para promocionar nuestro país en el exterior. Un reconocimiento tácito de que nuestra valoración era baja. Pero nunca hemos lanzado un “Proyecto España” dentro de nuestras propias fronteras. Para vender algo, primero tienes que creértelo tú. La educación de todos los españoles en los valores de su propia nación es indispensable. La lucha contra ignorancia de tus propios orígenes es necesaria en nuestro país, si queremos evitar ideas secesionistas.

El bochorno catalán nos pone a toda la nación ante el espejo. No tiene sentido la idea de que España ha hecho algo contra Cataluña. Nos lo hemos hecho contra todos nosotros al abandonar a nuestra nación en manos de inconscientes y maquinadores. La sociedad civil, las empresas, las instituciones, y finalmente todos y cada uno de nosotros deberíamos reflexionar sobre nuestra nación, y como volver a colocarla (y colocarnos) en el sitio que le corresponde.

La dejación de la clase política en este asunto ha sido y es lamentable, pero nuestras grandes empresas podrían ser la base de un “Proyecto España” ilusionante. Esta nación tiene unos cimientos demasiado fuertes como para no poder construir sobre ellos lo que nos propongamos. Nos sobra talento y creatividad, pero nos falta un liderazgo, un proyecto ilusionante que nos vuelva a vertebrar como nación. Solo así podremos aportar valor al proyecto europeo. Solo así evitaremos el nacimiento de falsas naciones de historia inventada que sustituyen, por ausencia, a la verdadera.

Tags:

 
 
 

1 Comentarios

 
  1. Andres dice:

    De verdad agradezco que aún no siendo el lugar habitual para hablar de estas cosas, te mojes por nuestro país. Nunca he entendido la vergüenza que tienen algunos de sentirse español. Un artículo precioso y muy acertado. Felicidades Jaime.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>