Espacio

“Mi misión es hacer realidad el satélite Ingenio”

Oriol Álvarez Trotta es el jefe de proyecto de Ingenio, el satélite español de observación de la Tierra que desde hace varios años se resiste a ser enviado al espacio, pero que ya está en sus etapas finales para hacerse realidad.

Oriol Álvarez Trotta es natural de Barcelona, es ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cataluña y un hombre que, según el mismo confiesa “me he movido bastante” ¡Y vaya si se ha movido!

Cuando se incorporó en 2015 a la sede de Barajas (Madrid) de Airbus DS en España, a sus 34 años ya había trabajado en la Agencia Espacial francesa (CNES) en su centro de Toulouse, en el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC) de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Noordwijk (Holanda), en el Centro de Astrobiología (CAB) de Torrejón (Madrid) y en la sede británica de Airbus en Stevenage, siempre con importantes responsabilidades de ingeniería en el desarrollo de satélites.

En noviembre de 2017 se le confío la responsabilidad de ponerse al frente del proyecto Ingenio, tras ejercer de coordinador de los equipos de ingeniería de la factoría de Barajas (Madrid) de Airbus DS. Su misión es hacer realidad el satélite Ingenio, y que funcione en órbita.

Oriol Álvarez descarga toda la adrenalina que supone la responsabilidad de hacer funcionar Ingenio gracias a la familia y al deporte, explica a Fly News. “Tengo una esposa, dos niños de 4 y 2 años y otro que está en camino. Y eso me reconforta cada día. Y siempre que puedo practico deporte, como el taekwondo, un arte marcial coreano del que soy cinturón negro y que me ayuda a ejercer el autocontrol y a relativizar los problemas.”

Fly News.-¿En qué situación se encuentra Ingenio en estos momentos?

Oriol Álvarez.- El satélite ya está totalmente terminado. A mediados de diciembre dimos por terminada la integración mecánica y eléctrica del instrumento y ahora el programa marcha a velocidad de crucero.

FN.-A partir de ahora ¿qué va a pasar?

OA.-En la última semana del presente mes de enero tenemos previsto iniciar los test funcionales. Se iniciarán con una primera campaña de ensayos de compatibilidad del satélite con el segmento terreno. Su nombre oficial es Test de Validación del Sistema o SVT y consiste en poner a prueba desde tierra la telemetría y los telecomandos en sus distintos modos de funcionamiento, para verificar que todo se ejecuta correctamente.

FN.-¿Hay más ensayos y pruebas a continuación?

OA.-Por supuesto. Además de proseguir con sucesivas campañas de SVT debemos comprobar que Ingenio soporta las duras condiciones del despegue y funciona correctamente en órbita, donde estará expuesto a la radiación cósmica y a cambios de temperatura extremos. Así es que tenemos que afrontar tres importantes retos: superar los ensayos mecánicos, térmicos, de vacío y las pruebas de compatibilidad electromagnética. Todo ello nos llevará prácticamente desde marzo hasta cerca de finales de año.

FN.-¿Para cuándo está prevista la puesta en órbita? ¿Qué aportará a la sociedad?

OA.-Tenemos un calendario muy apretado. El ministro Pedro Duque ya avanzó hace unos tres meses que Ingenio estará listo para volar al espacio a bordo de un lanzador europeo Vega en el último cuatrimestre de 2019. Lo dijo en el marco de la reunión ministerial intermedia de la Agencia Espacial Europea (ESA) celebrada en Madrid el 25 de octubre.

Una vez en servicio, su labor principal es aportar datos e imágenes para, por ejemplo, vigilar el medio ambiente, supervisar ayudas para paliar desastres naturales, generar nueva cartografía urbana y forestal, detectar vertidos en tierra y el mar, controlar fronteras y un sinfín de cometidos más. Ingenio es el segundo eslabón del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS), cuyo primer hito fue el satélite radar Paz, en servicio desde septiembre de 2018.

FN.-¿Cómo fue Vd. seleccionado para afrontar el reto de Ingenio?

OA.-Se requería un jefe de programa para finalizar el satélite Ingenio y me pareció un importante reto llevar a cabo un proyecto de tanta importancia nacional. Ingenio es el mayor satélite que estamos fabricando en España en estos momentos y no lo dudé, me lancé a la piscina sabiendo las dificultades que conllevaba.

FN.-¿En qué modelo de plataforma se basa Ingenio?

OA.-Ingenio está en el origen de la familia de plataformas Astrobus desarrollada por Airbus DS. En concreto, hemos utilizado el modelo Astrobus AS250 que es también la arquitectura que nos ha permitido hacer realidad aquí en Madrid el satélite científico CHEOPS de la ESA, cuyo lanzamiento está programado a partir del 15 de octubre. Ambos tienen una estructura hexagonal y en sus caras van adosados los paneles solares. También el satélite Sentinel 5P de la Unión Europea, perteneciente a la constelación Copernicus y que se lanzó a finales del 2017, utiliza la misma arquitectura que Ingenio.

“El mayor hito de Ingenio es que lo ha desarrollado y fabricado la industria española, con tecnología española. Airbus DS en España es el contratista principal del satélite en su conjunto y otras compañías españolas han aportado la mayor parte de los subsistemas.”

FN.- ¿Han tenido colaboración exterior para el desarrollo de Ingenio?

OA.-La sede de Airbus DS de Barajas ha asumido el desarrollo de la plataforma desde cero, incluido el desarrollo de la carga útil y las prestaciones de la misión. Pero no hemos estado solos. Hemos tenido la colaboración de nuestros colegas de Airbus Toulouse, en Francia, Airbus Friedichshafen, en Alemania y también de otros centros de la compañía. Pero el trabajo y la puesta en conjunto de todas las unidades del satélite lo hemos hecho realidad aquí en Madrid.

———————————————————————————————————————–

ASÍ ES INGENIO

Ingenio es el segundo es el segundo eslabón del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS), en servicio desde el pasado año.

Oriol Álvarez nos recuerda cómo es este satélite: “Pesa en torno a 800 kilos, tiene el tamaño de un pequeño automóvil (3 x 2 x 2 metros) y la resolución de su instrumento principal se sitúa entre los 2,5 y 10 metros en los canales pancromático y multiespectral, respectivamente. Con una vida operativa estimada en 7 años, podrá generar alrededor de 270 imágenes al día y cubrir más de 2,5 millones de kilómetros cuadrados en 24 horas. Su puesta en órbita supondrá todo un hito tecnológico para la industria espacial española.”

————————————————————————————————————————-

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies