Aerolineas Aviación comercial Europa

Lufthansa pierde 3600 millones de euros en seis meses por el COVID-19

La carga y el mantenimiento supusieron para el Grupo Luftansa casi el 90 por ciento de sus ingresos en el segundo trimestre de 2020.
La carga y el mantenimiento supusieron para el Grupo Luftansa casi el 90 por ciento de sus ingresos en el segundo trimestre de 2020.

El Grupo Lufthansa aumentó sus pérdidas en la primera mitad de 2020 más de 30 veces respecto a un año antes por la crisis del COVID-19.

El COVID-19 ha supuesto para el Grupo Lufthansa perder 3.600 millones de euros en los primeros seis meses de 2020, de los que 1.500 millones los ha perdido en el segundo trimestre del año, período en el que ganó 226 millones de euros entre abril y junio de 2019.

El desplome que supuso la suspensión mundial de vuelos por el COVID-19 se puede medir en el Grupo Lufthansa con la caída de sus ingresos en el segundo trimestre de 2020 de 9.600 millones de euros en el mismo período de 2019 a 1.900 millones, de los que 1.500 millones los facturaron las divisiones de carga y mantenimiento.

En el semestre, los ingresos cayeron un 52 por ciento de 17.400 millones a 8.300 millones de euros. El número de pasajeros transportados cayó un 66 por ciento, quedando en 23,5 millones. De ellos 1,7 millones viajaron en el segundo trimestre de 202. Esta cifra supuso una caída del 96 por ciento respecto a un año antes.

Por lo que a la carga se refiere, pese a una disminución de un 54 por ciento por la cancelación de los vuelos de pasaje, la carga transportada cayó solo un 47 por ciento en términos de toneladas-kilometro transportadas en el segundo trimestre de 2020 mientras que en el semestre la caída fue del 36 por ciento en la  oferta, y del 32 por ciento en la carga transportada.

El grupo Lufthansa dejará en tierra más de 100 aviones entre sus distintas aerolíneas.
El grupo Lufthansa dejará en tierra más de 100 aviones entre sus distintas aerolíneas.

En este semestre, el grupo puso en marcha medidas de ahorro, principalmente enviar a sus casas a la mayoría de los empleados, además de las lógicas por la suspensión de vuelos (menos gastos de combustible y tasas de vuelo y de aeropuerto, entre otras) que han permitido reducir los gastos en un 59 por ciento.

Desde julio el Grupo Lufthansa ha recibido 2.300 millones de euros del paquete de estabilización del Gobierno alemán, el cual ha tomado a cambio un 20 por ciento de sus acciones. De este dinero, 300 millones le han sido entregados en efectivo, y el resto en forma de dos créditos.

Por el contrario, el grupo Lufthansa ha devuelto ya a sus pasajeros unos 2.000 millones de euros por vuelos cancelados.

De cara al futuro, la dirección del grupo considera que no se volverá a los niveles de tráfico pre crisis antes de 2024, y por ello ha puesto en marcha un programa de reducción de gastos, que incluye la supresión de 22.000 puestos de trabajo en el grupo, incluyendo reducir el número de altos directivos en el grupo y aerolíneas del mismo en un 20 por ciento; retirar al menos 100 aviones; y aumentar la productividad.

En el mes de julio el Grupo Lufthansa operó en torno al 20 por ciento de los vuelos de un año antes; a lo largo del tercer trimestre espera crecer un 40 por ciento y un 55 por ciento en el corto y medio radio y un 50 por ciento en el largo. Con ello, para el final de 2020 espera haber restaurado un 95 por ciento de sus vuelos de corto y medio y el 70 por ciento del largo radio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies