AENA Aeropuertos Aviación comercial Nacionales Sindicatos

El sindicato USO se suma a las críticas a la gestión de la nieve en Barajas

El Ejército trabajando para retirar la nieve en el aeropuerto de Madrid Barajas.
El Ejército trabajando para retirar la nieve en el aeropuerto de Madrid Barajas.

Nefasta gestión y falta de previsión de la crisis por nieve, así define el sindicato USO la actuación de Aena frente a las previsiones meteorológicas por Filomena.

La sección sindical de USO en Aena se ha sumado a las críticas del sindicato de pilotos Sepla sobre la gestión de la gran nevada en el aeropuerto de Madrid Barajas como consecuencia de la tormenta Filomena.

En concreto, desde el sindicato acusan a Aena, gestora del aeropuerto de “no haber tomado medidas para paliar los efectos de la nieve en Barajas a pesar de conocerse el aviso con diez días de antelación y de “la deficiente política de personal que ha dejado el aeródromo sin trabajadores cualificados para afrontarla”.

Según ha manifestado Marta López, secretaria general de USO en Aena:Toda la comunidad de Madrid quedó colapsada por la nieve, pero, que en el caso de Madrid-Barajas el colapso no se debió solo a la tormenta, sino a la mala gestión de los expedientes de regulación y del personal necesario en el aeropuerto. Desde Aena, se promovió un ERTE en la empresa contratada para la gestión del plan invernal y de las máquinas quitanieves de un 75 por ciento. A pesar de conocerse con una antelación de diez días los avisos meteorológicos, no se recuperó a más personal. Solo se contaba con el 25 por ciento de los trabajadores formados y cualificados para el manejo de la maquinaria necesaria cuando cuajó la nevada”.

Ante esta situación, el Ejército tuvo que ayudar en las labores de retirada de la nieve de las instalaciones aeroportuarias: “Agradecemos enormemente su trabajo, que ha suplido la falta de previsión de Aena. Pero no es personal cualificado para el manejo y maniobra en las pistas de los aeropuertos. Por ello, el despeje de las pistas y de los accesos al área de maniobras ha conllevado la destrucción de balizas y de aparatos necesarios para la calibración y la correcta utilización de las pistas y de las calles de rodadura” explicó Marta López.

La zona sur de barajas vista por el satélite Sentinel de la ESA. Abajo al centro, la Rampa 7.
La zona sur de barajas vista por el satélite Sentinel de la ESA. Abajo al centro, la Rampa 7.

Las críticas a Aena sin embargo no se limitan a la situación de caos por la nieve. También han denunciado que “desde el inicio de la crisis del COVID-19, llevamos recalcando que el problema en los aeropuertos no es el personal que trabaja en ellos, sino el personal que se dedica a gestionarlo. La gestión es nefasta, recortando recursos necesarios, poniendo pegas cada vez que pedimos que se contrate a gente. Y, una vez más, el tiempo y las circunstancias nos han dado la razón”.

A este respecto, ante la paralización de las operaciones de carga en el aeropuerto hasta el jueves 14 de enero, desde USO han continuado señalando que “Barajas es una de las vías fundamentales de medicamentos. Recordamos que era el centro que iba a gestionar la entrada de las vacunas contra la COVID-19 en España. Y, a pesar de eso, Aena no hizo las gestiones necesarias para asegurarse de que contábamos con el material y el personal humano para evitar el colapso. Es aberrante la falta de previsión. No se trata solo de la gente que quiere entrar y salir de Madrid: con el COVID hay que reanudar cuanto antes la entrada del suministro sanitario clave para todos”.

A lo largo del día 13 se despejaron las rodaduras precisas para que los aviones pudiesen llegar a la denominada Rampa 7 y varias posiciones de estacionamiento en la misma. Esta es la plataforma más usada por los cargueros.

López redunda: “Entre ese personal que sí estaba trabajando en Barajas, hay que reconocer la labor titánica del cuerpo de bomberos del aeropuerto. Han llegado a hacer 72 horas en el centro, de manera continuada, intentando, lo mejor que pueden, ayudar a todo el personal que así lo requiere. Han desarrollado trabajo que no les correspondía. Y, en muchos casos, ahora mismo se le está obligando por parte de la dirección de la empresa a manejar y conducir maquinaria para la que no están cualificados y no han sido formados. Tareas peligrosas para ellos mismos y para el resto de personal”.

Así, desde la sección sindical de USO en Aena exigen que “una empresa pública que da un servicio público no esté nunca bajo mínimos. Los ciudadanos pagan las consecuencias y no puede repetirse este caos en Barajas. Aena tiene que contar con los recursos necesarios para mantener un servicio público esencial. No podemos ser esenciales para lo que convenga:lo somos para jugarnos la vida yendo a trabajar, pero somos totalmente prescindibles para los presupuestos y las plantillas”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies