COVID19 Empresas Industria

COVID-19: Indra renuncia a su ERTE

Targus es uno de los proyectos en los que trabaja Indra.
Targus es uno de los proyectos en los que trabaja Indra.

La falta de acuerdos con los sindicatos ha hecho que Indra haya decidido no seguir adelante con su ERTE por la crisis del COVID-19.

Indra ha decidido no seguir adelante con su propuesta de ERTE y rebaja salarial para sus empleados después de que “en el marco de la negociación, se han planteado distintas contrapropuestas que la compañía ha analizado y evaluado con detenimiento, llegando a la conclusión de que no eran suficientes para alcanzar los objetivos estimados como necesarios. Indra agradece las contrapropuestas recibidas” han explicado

Indra propuso el 27 de marzo “parte de suspensión y parte de reducción de jornada, que afectaba inicialmente a un 6 por ciento de la plantilla en España, y una rebaja de sueldo para toda la plantilla no afectada por el ERTE durante tres meses.

La reducción de sueldo no afectaría a los trabajadores con sueldo inferior a 25.000 euros, ni a quien no estuviera por encima de tablas de convenio. Los afectados verían rebajado su sueldo entre un 5 y un 25 por ciento en función del mismo.

El máximo se aplicaría al presidente y al consejo de Administración, los cuales han decidido mantener esta rebaja en cualquier caso.

Indra señala que dicho ERTE buscaba reducir el impacto de la crisis por el COVID-19y evitar daños mayores para el empleo en el futuro, buscando el interés general de la empresa. Estos impactos, en las estimaciones actuales, podrían ser significativos”. En opinión de la empresa “La diversidad de servicios, productos y proyectos de Indra, así como el número tan amplio de países en los que opera, hace que estos impactos sean muy diversos y se produzcan en momentos y a velocidades diferentes en las distintas áreas del grupo”; y que “la combinación de las dos medidas permitía que se redistribuyera el esfuerzo de una forma equitativa entre todos los profesionales».

Sin embargo, el acuerdo con los sindicatos no ha sido posible y aunque desde Indra señalan que quieren preservar la relación con estos “no ve sentido en llegar a acuerdos, si es que estos fueran posibles, que no permitan obtener los objetivos mínimos necesarios de acuerdo a sus estimaciones”. Ahora “buscará un cauce para compartir con la representación de los trabajadores de manera continuada la evolución de las estimaciones de la empresa, con la confianza de poder abordar en el momento que sea necesario las medidas necesarias, contando con su apoyo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies