Aviones de transporte Aviones militares

La FAL de Airbus DS en Sevilla acaba de entregar a la Luftwaffe su A400M número 29

La FAL de Sevilla de Airbus Defence and Space acaba de entregar a la Luftwaffe alemana su A400M Atlas número 29, lo que representa el 79 aparato de serie salido de la factoría de San Pablo.

La entrega del identificado como A4M090 tuvo lugar el 23 de mayo y sitúa a la Luftwaffe alemana en cabeza de las Fuerzas Aéreas que cuentan con mayor número del avión de transporte europeo en su flota, con 29 unidades ya recibidas, lo que supone el 36,71% del total de las entregas.

El anterior Atlas fue para l’Armée de l’Air francesa, que el 26 de abril recibió su aparato número 15. Pero desde el 13 de diciembre de 2018 hasta la entrega del 23 de mayo, la Luftwaffe ha recepcionado prácticamente todos los aparatos montados en San Pablo, un total de 7 aeronaves.

La RAF británica es la segunda Fuerza Aérea con mayor volumen de A400M, con 20 aparatos (25,32%), seguida la francesa con 15, lo que supone el 19% de la flota mundial del Atlas. La Ley de Programación Militar de Francia 2019-2025 prevé la recepción de otros 11 A400M durante el citado periodo, lo que significa disponer de 25 aeronaves en servicio a finales de 2025.

Los Atlas están en mucho menor número en la Fuerza Aérea turca (Türk Hava Kuvvetleri), que ya cuenta con 7 aviones (8,86%), el Ejército del Aire español con 4 (5%) ‒asignados al Ala 31 de Zaragoza‒ y también la Fuerza Aérea de Malasia (Tentera Udara Diraja Malaysia), primer país extra europeo en adquirir el A400M y que ya ha recibido las 4 unidades que contrató en 2005. Los siguientes A400M que está previsto que salgan de la cadena de ensamblaje de San Pablo están asignados a Alemania (2), Turquía (2) y Bélgica (1).

El primero de los 7 A400M contratados por Bélgica en 2001 para relevar a su flota de Lockheed C-130 Hércules ya está siendo montado en Sevilla, al igual que el aparato adquirido por Luxemburgo, cuyas previsiones de entrega en ambos casos se sitúan en 2020.

Precisamente, el ministerio de Defensa belga puso a la venta el mismo 23 de mayo sus dos C-130 Hércules más antiguos ‒que acumulan un total de 22.219 horas de vuelo‒, junto con todos sus sistemas de apoyo en tierra y piezas de recambio, aparatos que fueron retirados de servicio en diciembre de 2017.

A la espera de la incorporación de sus 7 A400M entre 2020 y 2023, la Fuerza Aérea belga mantiene en servicio en el 15 Ala de Transporte una decena de C-130H, que están estacionados en la base aérea de Melsbroek, al norte del aeropuerto internacional de Bruselas.

Además de los 10 aparatos para Bélgica, la cadena de montaje de Sevilla todavía tiene carga de trabajo en firme para ensamblar y entregar otros 35 A400M con destino a la Fuerza Aérea francesa, 24 más para Alemania, los 23 restantes comprometidos por España, 3 que faltan para completar la demanda de Turquía, los 2 últimos que quedan por hacer efectivos al Reino Unido y el único ejemplar de Luxemburgo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies