Aviones militares Defensa

Pintado el primer Lockheed Martin C-130J-30 alemán

El primer C-130J de la Fuerza Aérea alemana sale, bajo la lluvia, del hangar de pintura de Lockheed Martin en Marietta.
El primer C-130J de la Fuerza Aérea alemana sale, bajo la lluvia, del hangar de pintura de Lockheed Martin en Marietta.

El primero de los seis C-130J comprados por Alemania ya luce sus colores en la factoría de Lockheed Martin.

Lockheed Martin está un paso más cerca de entregar a la Fuerza Aérea alemana el primero de sus seis C-130J adquiridos en 2018 (tres de ellos en versión KC-130J-30 y los otros tres en la KC-130J) y que se integrarán con cuatro ejemplares del mismo modelo del Ejército del Aire francés en el, por ahora, denominado Escuadrón franco alemán de C-130J en la base aérea de Evreux/Fauville (BA105 para Francia), en Normandía. El escuadrón se espera sea declarado operativo a lo largo de 2024.

Por el momento Francia ha comenzado a basar en dicha base sus primeros C-130J que hasta ahora pertenecen al ET 02/61 Franche-Comté  (Escuadrón de Transporte 2/61) con base en Orléans-Bricy (BA123).

Hasta ahora Alemania era un de los pocos países de la OTAN que no cuenta con el Hercules en su fuerza aérea.
Hasta ahora Alemania era un de los pocos países de la OTAN que no cuenta con el Hercules en su fuerza aérea.

Este primer C-130j-30 alemán salió de la factoría en Marietta (Georgia, EE.UU.) el pasado 22 de julio y hasta el momento de su entrada al hangar de pintura se ha estado sometiendo a las diversas pruebas en tierra previas a su primer vuelo. El código de unidad que se le ha asignado es 55+01.

La compra de los C-130J por parte de ambos países se realizó para sustituir sus flotas de C-160 Transall, una vez que ambas fuerzas aéreas comprobaron que los Airbus A400M que iban a sustituir a estos no podían cubrir todas las misiones que realizaban, especialmente en operaciones en pistas cortas.

La salida de pintura del primer C-130J alemán se ha producido poco antes de que se cumpliesen tres meses de la retirada oficial del Transall de servicio. El 3 de junio, la Fuerza Aérea alemana llevó a cabo un vuelo que pasó por diferentes bases y lugares del país para celebrar la retirada del C-160. Dicho vuelo fue realizado por el último ejemplar en servicio, el cual había sido decorado especialmente.

El último Transall alemán en servicio, con su decoración especial durante el vuelo de despedida.
El último Transall alemán en servicio, con su decoración especial durante el vuelo de despedida.

El Aerospatiale/MBB C-160, con capacidad para transportar a 93 soldados o hasta 88 paracaidistas tiene una autonomía de 1.850 km con carga máxima, si bien con una carga de combate de 8.500 kg, su autonomía es de 5.000 km. Su bodega de carga mide 17,20 m de largo, 3,15 m de ancho y 2,98 m de altura.

El Lockheed Martin C-130J por su parte, tiene una capacidad para 92 pasajeros o 64 paracaidistas o 19.050 kg de carga; mientras que el C-130J-30 sube a 128 soldados o 92 paracaidistas o 19.958 kg de carga.

El C-130J-30 tiene una autonomía de 3.890 km a peso máximo al despegue y de 8.195 km con 18.150 kg de carga. Su bodega mide 16,89 metros de largo, 22,70 m de ancho en su zona más estrecha, y 74 m de altura.

Los C-130J-30 alemanes contarán además con sistemas de autodefensa y una cámara electroóptica e infrarroja L3 Wescam MX-20.

Luis Calvo

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Su bodega mide 16,89 metros de largo, 22,70 m de ancho en su zona más estrecha, y 74 m de altura. Estos datos estan mal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies