Espacio Misiones

Ingenuity vuelve a volar en Marte

El helicóptero Ingenuity ha completado su segundo vuelo en Marte, que ha incluido un desplazamiento en horizontal.

Unas horas después de saberse que el rover marciano Perseverance ha logrado sintetizar oxígeno a partir del dióxido de carbono presente en la atmósfera de Marte, el Ingenuity ha realizado un segundo vuelo en el aeródromo Wright Brothers (código OACI JZRO) en Marte, como la NASA ha bautizado al terreno.


OXÍGENO

Perseverance logró, mediante uno de sus equipos, el denominado MOXIE, siglas en inglés de Experimento de utilización de recursos in situ de oxígeno en Marte estraer oxígeno de la atmósfera marciana.

Para ello, primero se procedió a calentar el instrumento durante dos horas. Acto seguido comenzó la separación del oxígeno del CO2.

Al cabo de una hora, tras dos breves “paradas” para revisar el estado del aparato, se habían producido 5,4 gramos de oxígeno, que según la NASA permitiría a un astronáuta saludable realizar una actividad normal durante 10 minutos. En este caso MOXIE ha trabajado a la mitad de su capacidad máxima que es de 10 gramos a la hora. Para obtener el oxígeno es preciso alcanzar temperaturas de 800 grados Celsius.

La NASA estima que enviar una nave espacial a Marte con cuatro astronautas precisa 25 toneladas de oxígeno para quemar 7 toneladas de combustible, y en torno a otra tonelada para que los astronautas respiren a bordo. Y otro tanto para la vuelta.

Así, teniendo en cuenta que el 96 por ciento de la atmósfera marciana está compuesta por dióxido de carbono, resulta más efectivo llevar una versión mayor y potente de MOXIE, con un peso de una tonelada, que obtenga el oxígeno allí, que llevarlo desde la Tierra.


El segundo vuelo de Ingenuity ha durado 51,9 segundos. El helicóptero despegó a las 12:33 hora local marciana (11:33 hora española) del 22 de abril.

A diferencia del primer vuelo, en este ascendió a 4,87 metros (16 pies) y tras permanecer unos segundos en vuelo estacionario, cabeceó 5 grados de tal forma que los rotores sumasen al efecto de sustentación el de traslación. En total el Ingenuity se desplazó lateramente dos metros antes de volver a permanecer en estacionario. Acto seguido giró sobre si mismo para que sus cámaras enfocasen en diferentes direcciones y volvió a repetir la secuencia de desplazamiento para volver al centro del campo de vuelos y amartizar.

Este segundo vuelo se ha realizado tres días después del primero, y ha coincidido con la publicación por la NASA de un nuevo vídeo de mayor calidad de ese primer vuelo, en el que se aprecia el polvo marciano movido por los rotores de Ingenuity.

Operar una aeronave de manera controlada en Marte es mucho más difícil que volar una en la Tierra. Aunque la gravedad en Marte es aproximadamente un tercio de la de la Tierra, el helicóptero debe volar con la ayuda de una atmósfera con solo alrededor del 1 por ciento de la densidad en la superficie de la Tierra. Cada segundo de cada vuelo proporciona una gran cantidad de datos en vuelo de Marte para compararlos con el modelado, las simulaciones y las pruebas realizadas aquí en la Tierra. Y la NASA también obtiene su primera experiencia práctica operando un helicóptero de forma remota en Marte. Estos conjuntos de datos resultarán invaluables para posibles misiones futuras a Marte que podrían reclutar helicópteros de próxima generación para agregar una dimensión aérea a sus exploraciones”. Han señalado desde la NASA sobre los vuelos de Ingenuity.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies