Digitalización I+D+i Industria Industria 4.0

Industria frente al Covid: en 2026 seremos más verdes y digitales

Fly News organizó un encuentro con representantes de la industria aeronáutica en España, clústers, el CDTI y TEDAE, para analizar cómo será el sector aerocomercial en 2026, cuando, en teoría, habrá finalizado el desembolso total de los fondos Next Generation de recuperación.

Que la industria aerocomercial es la que más ha sufrido la crisis derivada de la pandemia es ya un hecho constatado. Pero algo se está moviendo. El reconocimiento del aeronáutico como sector estratégico, la aprobación del PTA y el Aerofondo, y los nuevos desafíos a los que se enfrenta el sector son, según los expertos convocados por Fly News, una inmensa oportunidad, eso sí, no exenta de riesgos.

Participaron en la cita monográfica Isabel del Pozo,  vicepresidenta de Airbus y directora para los programas de los fondos de recuperación europeos en España; Raúl García, Técnico del Dpto. de Grandes Instalaciones y Programas Duales del CDTI;  Alfredo Martínez, vicepresidente de Aeronáutica de TEDAE; Plácido Márquez, director de Relaciones Institucionales de ITP Aero; Jean Baptiste Retif, director de Desarrollo de Negocio de Héroux-Devtek Spain; Juan Román, director general del clúster aeroespacial de Andalucía y Ana Villate, directora general del clúster del País Vasco, Hegan.

Los temas analizados giraron alrededor de la situación crítica que atraviesa el sector, los distintos tipos de ayuda que se han ido aprobando para el mismo, desde el PERTE Aeronáutico, pasando por el PTA o el Aerofondo, así como los grandes retos para aprovechar estos nuevos recursos y cómo será esta industria en 2026.

COHESIÓN Y AGILIDAD

Empezamos preguntando a los asistentes qué pensaban de los fondos de recuperación y resiliencia, cómo debían ser utilizados y en qué situación está el sector. Raúl García del CDTI inauguró el debate asegurando que los fondos que vienen de la Unión Europea son de una gran trascendencia, porque representan un volumen de inversión hasta ahora no conocido.

Refiriéndose a la situación del sector, García explicó que el sector aeronáutico no se ha  enfrentado a una crisis de estas dimensiones nunca en su historia, con la paralización de toda la operación aérea de la noche a la mañana y sus consecuencias. “Por eso se ha reconocido al aeronáutico como un sector estratégico, ha sido uno de los más dañados por la crisis del Covid-19”. El representan del CDTI también destacó que la aprobación del Plan Tecnológico Aeronáutico supone un gran avance, al tratarse de un plan plurianual, del que hace mucho tiempo que el sector no se beneficiaba.

Raúl García, CDTI: “El PTA aprobado persigue mantener las capacidades actuales de la industria y añadir capacitación tecnológica para lo que viene. En total vamos a movilizar 300 millones de euros hasta 2024 en inversión público privada”

En el mismo sentido se pronunciaron todos los panelistas. Isabel del Pozo, responsable de los proyectos para los fondos europeos de recuperación en Airbus. Desde la principal empresa tractora aerocomercial de nuestro país ven los fondos como una oportunidad única, y explicó que:  “Estos fondos nos tienen que servir para transformar el sector, un cambio que nos haga más resilientes, porque posiblemente habrá otras pandemias, en España tenemos un tejido industrial aeronáutico potente, pero no está tan vertebrado como en otros países, y en estos grandes retos que tenemos ante nosotros como puede ser la sostenibilidad, hay diferentes empresas que se están posicionando, pero necesitamos que sean más fuertes, más grandes. Para nosotros, como Airbus, es muy importante que uno de los usos de estos fondos sea el de cohesionar el sector, traccionarlo de cara a esos grandes retos que tenemos por delante, nosotros como Airbus tenemos grandes aspiraciones, pero necesitamos compañeros de viaje, importantes, fuertes, que nos ayuden a traer esa actividad a España, a crear ese talento, y a mantenerlo.”

Isabel del Pozo: “Airbus tiene una visión global y una estrategia a futuro, podemos y tenemos la vocación de colaborar con el sector, pero necesitamos compañeros de viaje fuertes y más estructurados, la industria en España lo está menos que en otros países europeos”.

La visión de TEDAE es la misma. Según Alfredo Martínez si se cumplen los pronósticos de que no habrá una vuelta a las cifras de actividad anterior a la Covid-19 hasta 2026, la situación solo puede calificarse como de “extrema gravedad”, porque ha impactado no de forma coyuntural en las empresas, si no de manera estructural. “Y no solo en cuanto a la sobre capacidad, si no que tenemos que plantearnos un cambio de modelo de empresas o de otra forma  no estaremos vivos cuando llegue la recuperación. En esta situación el Plan de Transformación es algo básico. Vamos a obtener unos fondos que hemos venido pidiendo desde TEDAE hace años, con diferentes propuestas y no se podía hacer porque no teníamos dinero. Ese dinero ahora lo tenemos, y hay que emplearlo  para la recuperación y para la transformación, en dos líneas fundamentales, transición ecológica y la digital, sin esas dos transiciones no vamos a ser nadie.”

Ana Villate, directora general del clúster vasco, Hegan, introdujo otra interesante reflexión, respecto a la campaña de mala imagen que se está instaurando y que acusa al transporte aéreo de todos los malos medioambientales, que Viñate definió como “vergüenza de volar”. Pero además, continuó Villate, el sector tiene los mismos problemas pre-crisis, como es la escasa dimensión de las empresas auxiliares. Por eso, explicó la directora general de Hegan: “Los fondos Next Generation son vitales, y no creo que solo sean una necesidad, creo que es una obligación del sector participar,  sacar el máximo aprovechamiento de estos fondos en los dos grandes retos que se nos plantean, sostenibilidad y digitalización.”

En el mismo sentido se manifestó Juan Román, director general del clúster aeroespacial de Andalucía, Andalucía Aerospace. Román, y a tenor de la estructura empresarial sectorial en Andalucía, que está compuesta por más de un 80 por ciento de PyMES, reivindicó que los fondos Next Generation, y otras ayudas propuestas para el sector, tienen que tener una clara vocación de ayuda a las pequeñas y medianas empresas, pero especialmente a las micro PyMES. Román insistió en la necesidad de: “Estar más unidos que nunca y buscar sinergias y colaboraciones entre regiones”.

Juan Román, Andalucía Aerospace: “Esperemos que las ayudas aprobadas no se queden en meras palabras, el sector necesita de manera urgente ayuda, tras una crisis nunca conocida como la que estamos viviendo por la pandemia”.

El director general de Andalucía Aerospace también explicó que la región fue la primera en elaborar y aprobar un plan estratégico para el sector, “aunque no sabíamos entonces la que se nos venía encima”, explicó. Román explicó que en este plan estratégico ya estaban recogidas las líneas de actuación principales en las que se debería trabajar: sostenibilidad y digitalización, que tras la  pandemia, afirmó; “se han vuelto a confirmar como imprescindibles para seguir teniendo un papel prominente en esta industria a nivel mundial, y estos fondos serán muy útiles para conseguirlo, siempre poniendo el foco también en la colaboración y ayuda a las PyMES”.

Román añadió también la necesidad de garantizar carga de trabajo para la industria auxiliar, y mientras la situación no mejore, abogó por las ayudas directas. “Todos estamos clamando por carga de trabajo, de hecho los fondos Next Generation tendrían que tener una clara orientación hacia las PyME,s. Desde los clúster regionales debemos poner el foco en que el sector está integrado en más de un 80 por ciento en empresas muy cualificadas y especializadas pero que son muy pequeñas. Por eso en este momento de dificultad financiera por falta de liquidez, necesitan ayuda.”

Plácido Márquez, ITP: “Hay que llamar la atención a la Administración que antes de las transformación y de la resiliencia, hay que conseguir la recuperación,  la primera ayuda que necesitamos es para mantener las posiciones financieras.”

Plácido Márquez, de ITP Aero, introdujo otro interesante tema de debate en cuanto a las necesidades del sector aeroespacial en función de su dimensión. Márquez explicó que nunca antes este sector se había visto beneficiado con tal nivel de ayudas públicas, “por lo que es nuestra obligación aprovecharlas”. Digitalización y sostenibilidad, dos palabras que se repitieron de forma continua en este encuentro, estaban ya en la hoja de ruta de esta industria, afirmó el director de Relaciones Institucionales de ITP Aero, especificando que estos dos drivers están en todos los sectores industriales pero a distinto ritmo, y el aeronáutico, afirmó, “es de los de ritmo lento”.

También mandó un mensaje a la administración, en el sentido de recordar que el aeronáutico no es un sector tan grande como el del automóvil, representa el 1 por ciento del PIB español, por lo que las necesidades son también más reducidas.

Además, continuó: “Los fondos de recuperación y resiliencia  tienen un paraguas muy amplio y todavía no sabemos qué cuantía va a llegar a la industria, yo creo que solo una pequeña parte, por lo que habrá que rebajar la euforia”. Márquez concluyó esta primera parte del debate con otras dos reflexiones interesantes respecto a la utilización y ejecución de estos fondos en el sector. Primero, respecto a las inversiones para la diversificación de clientes: “Si hablamos de hacer crecer el mercado, con independencia de que aumente la actividad aérea, y con el tiempo que se tarda en cambiar un suministrador en el sector aeronáutico, hay que esperar sin duda a que surjan nuevos proyectos, que sean más o menos convencionales, o más o menos revolucionarios, si no va a ser muy difícil esta diversificación”.

Pero quizás el punto de vista más interesante fue el que Márquez aportó en función de la dimensión del sector. “ No somos un sector grande –explicó-  un 1% del PIB del país, esto hace que se nos vea poco, pero también es verdad que por tanto las necesidades de nuestro sector no son astronómicas. El PTA si se mantuviese de forma constante, inversión mantenida en I+D+i sería la vía de salida que nos posicionaría en el lugar que nos corresponde como quinta economía europea.”

Jean Baptiste Retif, Héroux-Devtek Spain: “Tenemos que darnos prisa o el tren se nos pasará. Muchas empresas de otros países tienen ya sobre la mesa proyectos tecnológicos que les garantizarán el futuro, en España no podemos esperar mucho más.”

Esta primera ronda concluyó con la opinión de Jean Baptiste Retif, director de Desarrollo de Negocio de Héroux-Devtek Spain, antigua CESA, quién añadió otro apunte interesante sobre el posible destino de los fondos europeos en el sector aeroespacial, con una reflexión sobre la importancia del I+D+i en este sector. Me gustaría destacar que la I+D+i en nuestro sector es un factor continuo y sostenido en el tiempo, es nuestro ADN. Ahora los fondos nos pueden permitir hacer un gran salto tecnológico y cambiar el paradigma, puede ser un empujón muy importante para el avión de hidrógeno.”

Retif añadió que los fondos europeos pueden permitir que más comunidades autónomas, que están poco representadas en la industria aeroespacial, pudieran incorporarse al ecosistema, especialmente en temas como los nuevos combustibles. “En otros países líderes en industria aeronáutica, como Alemania o Francia, el sector está más repartido en el territorio, y esto podría ayudar mucho. La industria, en su conjunto, podría garantizar mantener el nivel de PIB, ahora que la industria turística  atraviesa un bache importante. Sería importante este planteamiento en España. “

¿Y LOS PERTE,S?

El segundo gran bloque de este encuentro virtual giró alrededor de los PERTE,S. La pregunta planteada por Fly News fue concretamente si el sector considera que se están articulando para que resulten ágiles y efectivos,  si convence el modelo a la industria y en qué están trabajando concretamente.

La primera intervención corrió a cargo de Isabel del Pozo, de Airbus, que además es la responsable en el grupo de concretar propuestas y colaboraciones para organizar las propuestas.  El mecanismo de PERTE  -explicó- nos parece muy necesario, contemplando que necesitamos un plan que cubra toda la cadena de valor, toda la cadena de suministro, aeropuertos, la navegación aérea y las aerolíneas, para estructurar las necesidades de todos los actores del transporte aéreo e intentar recuperar el sector y a transformarlo, y así también conseguir que sea más resiliente.”

En cuanto a líneas concretas de proyectos, Isabel del Pozo, en la línea de todos los demás intervinientes, afirmó que desde Airbus observan varias grandes líneas de acción: Sostenibilidad, de la que explicó que debe articularse en fases, “un paso intermedio con combustibles sintéticos, en los que podríamos conseguir sinergias con otros sectores industriales, para acabar con el hidrógeno, para nosotros es un gran reto,  es importante que en España nos posicionemos,  porque en otros países ya se están moviendo, pero además, es fundamental, y así lo vemos en Airbus, que hay que implicar a PyMES, startups, que tienen mucho que aportar en esta línea tan novedosa, estructurándolo”.

Del Pozo, cuyo día a día transcurre en esta línea de acción, insistió durante todo el encuentro en la necesidad de coordinar estos esfuerzos, trazando una hoja de ruta cuyo principal reto es la estructuración, hacer que pequeños, medianos y grandes remen en la misma dirección, para lo que la estrategia de una gran multinacional como Airbus, explicó, puede ser de gran ayuda. “porque tenemos una visión global del negocio y una estrategia definida en cuanto a las tecnologías futuras, por lo que estructurar a todo el sector en una estrategia y camino común, garantizaría que España ocupe un papel relevante en este futuro tan apasionante al que nos enfrentamos”.

Isabel del Pozo habló del desarrollo de conceptos de economía circularempezando por lo que tenemos ahora, más cerca, como es todo el reciclaje en materia de producción, nuevos modelos industriales, por ejemplo, ahora que hay en el mercado un número significativo de aviones con un porcentaje elevado de componentes con fibra de carbono, desarrollar modelos para el reciclaje de estos materiales para volver a ponerlos en las líneas de producción, y no solo para el sector aeronáutico, también para otras áreas de la industria.”

Desde Airbus consideramos que tenemos la suficiente capacidad de tracción, pero necesitamos hacer el viaje con partners que nos apoyen, y para ello deben concentrarse esfuerzos, para conseguir empresas de mayor dimensión y así posicionarnos con proyectos claves en Europa, atraer proyectos y talento a nuestro país, y poder competir con proyectos de Alemania, Francia y Reino Unido y por ello es fundamental que aprovechando los fondos de recuperación podamos montar un plan de acción plurianual, un intercambio de riesgo entre las instituciones públicas y el sector privado que nos de un poco de aire hasta 2026, para poder reposicionarnos, prepararnos para ese nuevo mercado que vamos a encontrar a final del 2026, y poder competir con el tejido industrial de Alemania  y Francia, por ejemplo, que tienen unos planes de actuación para reforzar el tejido plurianuales, y desde Airbus esta es una carencia que vemos en España”, concluyó en esta parte del debate Isabel del Pozo.

_______________________________________________________

CIFRAS PARA EL OPTIMISMO

160 Millones de euros, dotación del PTA 2021-2023, que deben desembolsarse en tres tramos: 35, 80 u 40 millones en 2021, 2022 y 2023, respectivamente.

300 millones de euros, previsión de movilización de capital que hace el CDTI gracias al PTA aprobado.

100 millones de euros, dotación del recién aprobado ACE Aerofondo creado por Sepides, Airbus, Indra y Tikehau Capital.

______________2_______________________________________________

 

Tras la representante de Airbus fue el turno de Jean Baptiste Retif, de Héroux-Devtek Spain. Su visión de los PERTE,s, como empresa suministradora de sistemas pero no OEM tiene un valor importante, ya que una parte de su trabajo es la de identificar nuevas oportunidades. “Hemos participado en un par de iniciativas de PERTE, en el mes de enero, la verdad es que la Urban Air Mobility  vemos que es un sector con fuerte potencial de desarrollo, un sector en el que está claro que España debería posicionarse. No somos OEM y no podemos liderar este tipo de iniciativas, hay empresas que están trabajando en esto y que ven muy factible que en el 2024 se entreguen ya unidades y haya un mercado importante, vemos que hay mucho por hacer.”

Plácido Márquez, por su parte, reflexionó sobre esta herramienta y las diferentes propuestas que se están llevando a cabo, alertando de que el sector parte de una situación muy difícil, de una crisis sin precedentes, y que tiene que abordar unos cambios muy exigentes,  el primero de ellos el de la sostenibilidad. Márquez explicó que lo bueno sería conseguir un PERTE de PERTE,s con las distintas iniciativas que se están poniendo sobre la mesa.

Alfredo Martínez, TEDAE: “Vamos a sufrir sangre, sudor y lágrimas con los PERTE,s se trata de una herramienta de colaboración público privada en la que España no tiene mucha experiencia, mientras que en Europa es de lo más habitual”.

La visión de TEDAE es que estos PERTE lo que son es una herramienta de colaboración público-privada, que hasta ahora no existía en nuestro país. Alfredo Martínez afirmó que desde la experiencia de la asociación, “estos PERTE,s nos van a costar sangre, sudor y lágrimas, porque en España no hay mucha experiencia con este tipo de herramientas, mientras que en Europa es una forma de actuación asentada, de la que el CDTI sabe bastante.

 MARCO PLURIANUAL

El sector en general, no obstante, se felicita por el hecho de que se haya aprobado un Plan Tecnológico Aeronáutico, para el periodo 2021-2023. Este PTA, afirmó  Raúl García, del CDTI, es una reivindicación histórica del sector, y se felicitó porque finalmente se hubiera aprobado, destacando su carácter plurianual, otra de las demandas históricas del sector.

Según García los fondos, que se desembolsarán en tres tramos, el primero este mismo año por valor de 35 millones de euros, con otros cinco millones de reserva para proyectos específicos de PyMES, 80 millones en 2022 y 40 millones en 2023, deben servir para mantener las actuales capacidades del sector, y para abordar el desarrollo de nuevas tecnologías de acuerdo a la prevista evolución futura de esta industria.

El técnico del CDTI afirmó en este sentido que se han identificado dos grandes áreas de  trabajo, sostenibilidad y digitalización, y dio también alguna pista sobre cuáles serán los proyectos que tengan más oportunidades, explicando que se primarán los proyectos colaborativos y que incluyan a PyMES. “La intención, afirmó, es que estos fondos sirvan para crear a los futuros tiers-1 españoles, en tecnologías que están por desarrollar. Pero tenemos un time line muy corto, hay que ser muy ágiles y conseguir la ejecución al final de 2023.”

También destacó que las intensidades de ayudas que se van a dar son las máximas posibles y que han trabajado con el sector muy estrechamente, para que la industria sienta como suyo este nuevo PTA, “que debería tener continuidad”.

¿CÓMO SERÁ EL SECTOR EN 2026?

El último bloque del debate se centró en qué espera la industria para el año 2026, el año en el que se termina el “maná” de los fondos europeos y en el que se supone que debería haberse puesto en marcha la transformación económica de España en base a los seis grandes PERTE,s aprobados por el Gobierno, entre ellos el aeronáutico.

Ana Villate, Hegan: «Los nuevos nichos que se están creando son una gran oportunidad, el hecho de que  España se posicione en alguno  de estos nuevos nichos, como  UAV,s, Urban Air Mobility o U-Space, sería muy importante para la industria.»

En conjunto todos firmaron un discurso optimista, pero con algún “pero” y alerta de lo que puede suceder de aquí a 2026. Ana Villate, la directora del clúster vasco, lo expresó en forma de deseo, y dijo que ve al sector en 2026 recuperado y más grande. “Creo que tenemos muchísimas oportunidades, pero tenemos que mantener todo lo hemos venido haciendo, seguir trabajando en los programas que la pandemia paró y avanzar de forma progresiva, el avión de hidrógeno no se va a conseguir de la noche a la mañana”,

Ana Villate explicó también que ve grandes oportunidades para los actores actuales de la industria y los futuros en los nuevos nichos de mercado que se van a crear, espoleados por la nueva Urban Air Mobility; los UAV, o el U-Space.

Juan Román de Andalucía Aerospace se sumó  a este mensaje optimista, pero dejó para la reflexión un par de mensajes claves, que las ayudas que se están articulando tienen que llegar urgentemente al sector, que se encuentra en una situación muy crítica y el segundo que se siga avanzando en el objetivo de invertir en defensa un2 por ciento del PIB, que sería otro balón de oxígeno para la industria.

Isabel del Pozo puso el foco en las oportunidades que se abren para que en 2026 el sector esté más estructurado y cohesionado en 2026, más fuerte y posicionado en los nuevos nichos que se están vislumbrando. En Airbus tenemos una visión global, que puede ayudar a traccionar toda la industria de España hacia nuevas oportunidades, partimos de una tabla rasa, por lo que es un momento muy importante para posicionarnos bien de cara al futuro, y Airbus tiene esa vocación, ayudar a hacer un sector aeronáutico más fuerte y estructurado, acompañándonos en un viaje que se muestra apasionante”.

El mensaje de Jean Baptiste Retif se dirigió también a la administración, porque “esperar a los fondos europeos está bien, pero si seguimos esperando se nos puede pasar el tren, y hay un doble peligro para el sector, que unas empresas desaparezcan por problemas económicos, y por eso son urgentes las ayudas, o que lo hagan porque en 2026, y por la misma falta de fondos,  no se hayan posicionado tecnológicamente, en países de nuestro entorno ya están moviendo ficha, así que estamos en una situación de urgencia”.

Para concluir, Raúl García del CDTI, concretó cuál sería su deseo para 2026: “Estoy de acuerdo con todo lo que han dicho mis compañero de mesa, que el sector va a salir reforzado, que va a ganar en capacidades y se van a mantener las que tenemos, pero a nivel más práctico lo que quisiera es que en  2026 estemos cerrando la ejecución de un PTA 2024-2026, y ultimando al mismo tiempo el PTA 2026-2028, es decir mantener un sistema de financiación aeronáutico plurianual”

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies