Internacional Opinión

FCAS: España no puede permitirse jugarla mal

Cuando una decisión puede hipotecar el futuro de un sector industrial durante los próximos 30 años, hay que informarse muy bien antes de tomarla. No se trata de decidir ahora, sino de decidir lo correcto para las dos próximas generaciones.

El gobierno socialista ha tomado otra de esas decisiones que le hacen famoso, simplemente por su improvisación y su falta de visión a largo plazo: El “Campeón Nacional” que negociará y repartirá lo que España consiga en el nuevo gran programa europeo FCAS, será Indra.

 

Aunque Indra es una empresa española con experiencia, su elección para liderar  un programa europeo que moverá cerca de 200.000 millones de euros en los treinta próximos años, no puede ser la respuesta de un país como España a un reto como este.

¿Dónde están las consultas a la industria, a TEDAE, o a los Clúster?  Este es un programa que afectará de forma determinante a toda nuestra industria y conformará nuestra capacidad tecnológica en áreas fundamentales para el país en las próximas décadas. Esta decisión no se puede tomar a la ligera, como la de prohibir los diesel, y otras ocurrencias similares.

Nos guste o no, la tecnología no tiene ideología. Funciona o no funciona, independientemente de quien la haga. Y el talento necesario para que funcione correctamente, no aparece por arte de magia, se va formando con esfuerzo a lo largo de muchos años.

Nuevamente echamos en falta un plan aeroespacial, que tendría que haber estado en funcionamiento hace ya años, y tenido en cuenta un proyecto tan importante como el FCAS. La improvisación en estos temas lleva simplemente al desastre, a la pérdida de oportunidades y al desaprovechamiento de las mismas.

Indra es una compañía española con experiencia, con cierta dimensión internacional, y en principio, “podría funcionar”.

La compra de los F-18 y la participación en Eurofighter han conformado nuestra industria tal y como la conocemos hoy en día. No fueron decisiones fáciles, y gracias a ellas hoy tenemos un sector aeroespacial reconocido en Europa. EL FCAS supone la gran oportunidad para España de organizar un sector industrial especializado en sistemas de la tecnología más avanzada, capaz de competir en igualdad de condiciones globalmente y de participar en los programas internacionales al más alto nivel.

La administración, independientemente del gobierno de turno, debe estar en continuas conversaciones con la industria para obtener el máximo posible de este nuevo proyecto. El FCAS es para España la oportunidad de dar una respuesta como país y de organizar un gran sector tecnológico mirando al futuro. No la desaprovechemos con decisiones poco sustanciadas.

La elección de Indra como líder del programa FCAS en España ha causado un gran malestar en Airbus DS que considera que la tecnológica no tiene el suficiente expertise en la gestión de este tipo de proyectos. Sin embargo, y por el bien de todos, ambas empresas están condenadas a entenderse.

Jaime Perez Guerra

2 comentarios

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Indra lleva gestionando programas aereoespaciales tanto en el ámbito militar como civil, mas de 30 años. Es increíble la pataleta de los señores (por decir algo) de Airbus y sus amenazas de destrucción de empleo. Y ya para rizar el rizo recuerdo que Indra es una empresa de capital mayoritariamente Español, siendo concretamente el estado su principal accionista a través de la SEPI y emplea a mas de 52.000 empleados en todo el mundo, de los cuales mas de la mitad en territorio Español, así que no entiendo las criticas a esta asignación.

  • Airbus España no es Airbus España, está totalmente dominada por Francia y Alemania. Si lo que se busca es que el know how se quede en España, Indra parece buena apuesta. Por otro lado Indra tiene experiencia en gestion de proyectos internacionales y grandes. Y para terminar, en España los clúster aeronáuticos más grandes están focalizados en estructuras, sin embargo la tecnología más interesante en un caza no es la estructura, sino la electrónica. Igual lo de Airbus España es más una pataleta que otra cosa, y la decisión está más meditada de lo que parece.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies