Espacio Misiones

Airbus DS España encara la recta final de la integración de CHEOPS.

El CHEOPS en las instalaciones de Airbus Space en Madrid durante su montaje y pruebas.
El CHEOPS en las instalaciones de Airbus Space en Madrid durante su montaje y pruebas.

CHEOPS, el satélite cazador de exoplanetas, está siendo equipado con su instrumento clave, el telescopio de altas prestaciones Ritchey-Chrétien, en las instalaciones españolas de Airbus Space.

Un equipo de ingenieros y técnicos de Airbus Defense & Space España trabaja contra reloj en las pruebas finales de integración del telescopio de alta precisión que equipa a CHEOPS (CHaracterising ExOPlanet Satellite), el satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) cuya misión es obtener más datos de  exoplanetas ya conocidos y del que la compañía española es el contratista principal, tras una dura competición con el resto de fabricantes europeos.

Mientras que la plataforma de CHEOPS fue construida en su totalidad por Airbus DS España, el telescopio de altas prestaciones Ritchey-Chrétien fue concebido, desarrollado y fabricado en Suiza por la Universidad de Berna. Este llegó a la factoría española el pasado 11 de abril procedente de la Berna, acompañado por un equipo de técnicos del citado país y

Según ha podido saber FLY NEWS, el transporte del telescopio hasta la capital de España se efectuó por vía terrestre mediante un camión de transporte especial que portaba seis contenedores para proteger de golpes, humedad y polvo al sensible instrumento y otras piezas de equipo.

El telescopio de CHEOPS permitirá conocer mejor los exoplanetas y saber si alguno es similar a la Tierra.
El telescopio de CHEOPS permitirá conocer mejor los exoplanetas y saber si alguno es similar a la Tierra.

La integración del ultra sensible telescopio de 33,5 centímetros de diámetro en la estructura del satélite no estará completada al menos hasta mediados de junio. Una vez efectuados los controles finales y analizados los últimos datos de calibración, el satélite completo será sometido después del verano a diferentes pruebas finales fuera de España, paso previo a ser enviado vía aérea a la Guayana Francesa, desde donde será puesto en órbita a principios de 2019.

La misión es llevar a cabo observaciones de fotometría de ultra alta precisión durante al menos 3,5 años para analizar los movimientos o tránsitos de exoplanetas cuando orbitan alrededor de las estrellas brillantes que ya se sabe que albergan planetas del tamaño de la Tierra o de Neptuno.

Los citados tránsitos provocan una leve disminución del brillo de la estrella cuando el astro cruza la línea de visión, lo que permitirá, con el nuevo telescopio, determinar el radio y densidad del planeta extrasolar y saber si es rocoso, un gigante gaseoso o de otro tipo.

CHEOPS es la primera misión de la ESA de las denominadas tipo S o Small size missions. Concebidas para aprovechar las tecnologías ya existentes, su presupuesto se sitúa en los 50 millones de euros. En el caso de CHEOPS, Suiza aporta alrededor de 30 millones de euros, mientras que la ESA contribuye con los 20 millones restantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies