Aerolineas

Las aerolíneas se enfrentan a un invierno difícil marcado por el Brexit y el vacío de Thomas Cook

ALA confía en mantener el crecimiento esperado para la temporada de invierno, a pesar de la pérdida de Thomas Cook y la incertidumbre ante un Brexit sin acuerdo.

Los asientos que tenía programados Thomas Cook para esta temporada de invierno en España pueden provocar una caída del tráfico aéreo, así lo informó el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, este lunes -30 de septiembre- en un acto en el que se presentaron las perspectivas del sector aéreo para la temporada de invierno, que dará comienzo el 27 de octubre.

El directivo informó de que ya era sólo del 1% el crecimiento previsto para esta próxima temporada de invierno, incluyendo los 650.000 asientos perdidos que deja Thomas Cook. Según explicó, la mayor parte de las aerolíneas ya cuentan con su programación cerrada para la próxima temporada, y tienen poca capacidad de reacción por no disponer de más aviones y las complicaciones para acceder a slots -derechos de vuelo- que deja la antigua aerolínea, por lo que a corto plazo los efectos serán perceptibles, pudiendo llegar incluso a un decrecimiento. Aunque «se confía en que a medio plazo -temporada verano 2020- se estabilizará, con más aerolíneas cubriendo la capacidad de la antigua compañía» señaló Gándara.  No obstante, algunas compañías ya están aprovechando el hueco que deja Thomas Cook, como es el caso de Jet2 que ha incrementado en 160.000 asientos su oferta en España.

En cuanto al ‘Brexit’, Gándara señaló que «las compañías aéreas llevamos mas de dos años preparándonos» aunque reconoció que «el sector aéreo es uno de los más sensibles a la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que existe incertidumbre respecto al marco reglamentario que regirá el sector tras el Brexit».  El directivo confía en que produzca una «salida ordenada y con acuerdo», aunque de no ser así, recordó que la operativa aérea está garantizada al menos hasta octubre de 2020,  pero advirtió que, después de esa fecha, se producirían algunas alteraciones para los pasajeros en cuestiones como los controles de seguridad, subida de tasas aeroportuarias o transporte de animales.

Esta última es una de las tres principales preocupaciones para el sector aéreo, junto a los problemas de congestión de tráfico aéreo y las medidas medioambientales para una aviación sostenible. Gándara ha hecho hincapié en la necesidad de aunar esfuerzos entre los actores clave del sector, incluyendo Administración y patronales, para afrontar momentos difíciles de forma conjunta y avanzar en la misma dirección: «Hemos alcanzado una aviación accesible, asequible y sostenible; pero la cadena de valor del sector de la aviación no incluye solo a las aerolíneas, sino que todos los protagonistas debemos trabajar en conjunto». Por ello, con todos  estos retos por delante, y ante la complejidad de la temporada de invierno que está a punto de arrancar, Gándara ha solicitado a las administraciones y demás implicados en el sector de transporte y turismo en España, reunirse bajo la tutela del ministerio de Fomento para analizar estratégicamente todos los retos del futuro y tratar de amortiguar los efectos que puedan causar en nuestro país: «Es necesario crear una mesa de transporte de alto nivel, tutelada por el ministerio de Fomento, donde cada uno asuma sus responsabilidades para alcanzar los objetivos, en vez de trabajar cada uno en lo suyo» señaló el presidente.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies