Aeropuertos Nacionales

El aeropuerto de Menorca estrena el primer autoembarque biométrico de España

El sistema permite a los viajeros acceder a la zona de embarque y al propio avión utilizando únicamente su rostro a través de la tecnología de reconocimiento facial.

El Aeropuerto de Menorca cuenta desde el viernes -29 de marzo- el primer sistema de identificación biométrica para autoembarque que se pone en funcionamiento en un aeropuerto español. Se trata de un piloto tecnológico, desarrollado por la empresa Everis ADS y Dormakaba, que permite a los pasajeros acceder a la zona de embarque y subirse al avión utilizando exclusivamente sus rostros.

Según explican sus desarrolladores: «Esto es posible gracias a la incorporación de reconocimiento biométrico facial y a un proceso inicial de enrolamiento. Este registro previo se lleva a cabo en el momento en el que el usuario llega al aeropuerto y se puede realizar de dos formas: en el mostrador de facturación o a través de un nuevo quiosco desatendido que ha sido diseñado específicamente para este proyecto». 

Quiosco a la llegada del aeropuerto para hacer el ‘check-in’ con reconocimiento facial.

 

Una vez hecho el trámite al llegar al aeropuerto, cuando el viajero se acerque al primer filtro de seguridad que limita el acceso a la zona de embarque podrá pasar sin necesidad de identificarse: «Se tomarán varias imágenes que se contrastarán con el gestor de identidades. Conforme se produce la identificación, las puertas se abrirán una vez verificada la validez y supervisando el paso de un único pasajero, sin que el usuario precise utilizar una tarjeta de la aerolínea». 

Explican que lo mismo ocurre en la puerta de embarque, en la que no será necesario presentar ningún tipo de documentación para entrar al avión: «Una vez se comprueba la información biométrica, el sistema recuperará de forma automática la tarjeta de embarque y la enviará a la puerta, permitiendo la entrada en el avión sin presentar». 

Puerta de embarque con reconocimiento facial

Del nuevo proceso de autoembarque destacan como aspecto clave «la alta confiabilidad del citado proceso de enrolamiento, que incluye tecnologías como la verificación de documentos mediante la aplicación de tres luces (visible, infrarroja y ultravioleta) o la incorporación de reconocimiento facial con detección de prueba de vida, lo que impide el uso de fotografías, vídeos o máscaras (sistema anti-spoofing). Tras el registro del usuario, la información se envía al gestor de identidades biométricas de Aena por un canal cifrado. «

El sistema ha sido desarrollado junto a Air Europa, aerolínea implicada en el piloto, y liderado por Aena, con el objetivo de «colocar a España en una posición de liderazgo en la gestión del tráfico de pasajeros, mejorando la seguridad y facilitando el tránsito de los mismos en los aeropuertos». 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies