Aeropuertos

El Gobierno francés anunciará mañana ayudas multimillonarias a la aeronáutica

Varios medios franceses han publicado este fin de semana el anuncio inminente de un plan para la industria aeronáutica, dotado con unos diez mil millones de euros.

Francia sale al rescate de su potente industria aeronáutica. Tras las ayudas al sector del automóvil, la segunda gran joya industrial francesa, la aeronáutica, es ahora la beneficiada con un plan que anunciará  mañana martes el propio presidente de la República, Macron, o su ministro de economía, Bruno Le Maire.

Estos mismos medios cifran el volumen de las ayudas en más de diez mil millones de euros, para salvaguardar el empleo en el sector, que en Francia ocupa a 195.000 trabajadores, 47.000 de ellos de Airbus.

El plan se ejecutaría con medidas directas de apoyo al empleo, créditos, y otras medidas como la creación de un fondo de inversión dedicado a la consolidación del sector y su cadena de suministro y un nuevo plan para apoyar la innovación y la investigación.

Durante el mes de mayo el gigante aeronáutico europeo entregó 24 aviones, frente a los 81 del mismo mes del año anterior. El fabricante anunció que podría llegar a despedir a más de 15.000 trabajadores de su división comercial  ante la caída de los pedidos y la reducción de un tercio de su capacidad productiva. Estos despidos incluirían a las plantas españolas, en alguna de las cuáles podría llegarse a prescindir del 50 por ciento de la plantilla tras la finalización del ERTE.

En la empresa estiman que el nivel de negocio de 2019 tardará en recuperarse al menos dos años. En España, las plantas de Getafe, Illescas y Puerto Real están en ERTE rotatorio para más del 87 por ciento de la plantilla, hasta el 30 de septiembre.

La preocupación en nuestro país en toda la cadena de suministro, cuyo principal cliente es Airbus, es enorme, y como reacción en cadena los principales tiers-1 españoles han aplicado también ERTEs a sus plantillas, como Aciturri, Aernnova y Alestis.

El sector lleva años pidiendo la consideración de la industria aeronáutica como estratégica para nuestro país, y alertando del peligro de irrelevancia si el gobierno no apoya con planes específicos a esta industria, como ya ocurrió en el pasado, con los PTA I y II, que permitió a España posicionarse como líder en materiales compuestos.

Las relaciones entre la filial española del fabricante europeo y el Gobierno español no atraviesan por su mejor momento, tras la decisión de elegir a Indra como coordinador nacional del futuro FCAS, en el que Airbus llevaba trabajando varios años, en colaboración directa con el Ejército del Aire, en la fase de definición de las nuevas tecnologías que debería incorporar el sistema futuro de combate europeo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies