Aeropuertos Enaire trafico aéreo

Las nuevas tecnologías cambian el paradigma del control aéreo

Capacidad, sostenibilidad y drones. Estas son los tres grandes temas que están cambiando el paradigma en la concepción del tráfico aéreo. Como en todas las actividades, las inmensas posibilidades de las nuevas tecnologías posibilitan ahora ese gran cambio.

 

El control del tráfico aéreo vive  momentos de transformación. Un sector que no es ajeno a las grandes revoluciones tecnológicas que están sucediendo a nivel global, y que confía en la nueva Inteligencia Artificial y el Big Data para superar algunos  de sus problemas acuciantes, especialmente en Europa.

Más de 1.300 aerolíneas vuelan 31.717 aviones, en 45.091 rutas, entre 3.759 aeropuertos cada día. Todo esto es posible gracias a los servicios de control de tráfico aéreo, que a nivel global cuenta con 170 proveedores.

El crecimiento del transporte aéreo de la última década, y el previsto para el futuro, plantea toda una serie de desafíos a la industria del control del tráfico aéreo, desafíos que fueron analizados en un encuentro de trabajo organizado por Fly News.

El director general de la Organización de Servicios de Navegación Aérea Civil, Jeff Poole, afirmó en 2018,durante la presentación de un estudio sobre el impacto de la industria del transporte aéreo en la economía global que «proveer una gestión del tráfico aéreo eficiente, segura y rentable es un factor determinante para impulsar los beneficios de la aviación...Pero para desarrollar esta labor, los gobiernos deben cooperar para proporcionar un espacio aéreo armonizado e invertir en infraestructuras ATM»

Y en esto coincidieron los invitados por la revista en este nuevo encuentro de trabajo: José Luis Rodríguez, director de sistemas de ENAIRE; Francisco Sánchez, director de programas de ATM de Indra; Laura Ramírez, jefa de servicio de supervisión de operaciones ATM en AESA y David Rodríguez, de la startup Canard Drones.

POSICIÓN DE LA INDUSTRIA  ATM ESPAÑOLA

España ocupa una posición de liderazgo  en la industria del control y la navegación aérea a nivel global. Desde el gestor del tráfico aéreo, ENAIRE, que se sitúa en el cuarto lugar en Europa por volumen gestionado, hasta Indra, un proveedor global de sistemas con presencia en todos los continentes, y una posición destacada en programas europeos como SESAR y organismos como Eurocare.

José Luis Rodríguez, director de sistemas de ENAIRE, hizo una foto de dónde se encuentra el gestor del tráfico y la navegación aérea en España afirmando que “»Somos el cuarto proveedor de servicios de ATM en Europa por volumen, gestionamos 2,2 millones de kilómetros cuadrados dentro de nuestro espacio aéreo, y más de dos millones de vuelos al año. A nivel global prestamos todo tipo de servicios, de ruta, de TMA, de aeródromo y nuestra empresa se encarga no sólo de la prestación de los servicios ATS sino también de los servicios de comunicación y vigilancia, a todas las infraestructuras, no sólo a las nuestras. Trabajamos en 45 aeropuertos, disponemos de cinco centros de control, dos de área terminal, y una red muy amplica, conmás de 500 radioayudas,  el mantenimiento, el soporte y la inversión necesaria para poder validar eso es muy importante.”

Para atender esta red, ENAIRE cuenta actualmente con una plantilla de 4.000 empleados, 2.100 de ellos controladores aéreos, y más de 800 personas dedicadas al mantenimiento de todos los sistemas e instalaciones de la red.

Respecto al momento actual, Rodríguez afirmó que desde el pasado año se aprecia una ralentización del tráfico, que seguirá, sin embargo, en cifras récord, por lo que las necesidades serán casi las mismas, explicó el director de sistemas de ENAIRE.

«José Luis Rodríguez, director de sistemas de ENAIRE. “El sector está viviendo una transformación tecnológica sin parangón. Uno de los objetivos principales de ENAIRE es el de llevar a cabo esta revolución, para lo que estamos invirtiendo fuertes cantidades de dinero, solo el pasado año más de 100 millones de euros”.»

Por su parte, Francisco Sánchez, director de programas de ATM para Europa de Indra, y director de los programas SESAR dentro de la tecnológica española, explicó que Indra es una de los proveedores mundiales de sistemas de ATM y CNS. Sánchez explicó la presencia decisiva que Indra mantiene en todos los programas y proyectos relacionados con el Cielo Único Europeo, siendo uno de los contribuyentes más importantes al programa SESAR europeo desde sus inicios en el año 2007.

Francisco Sánchez abordó uno de los temas que más acucian a los proveedores de servicios de navegación aérea en Europa, la saturación del cielo europeo que provoca importantes cuellos de botella y demoras que van en aumento año a año.

Sánchez explicó que la iniciativa del Cielo Único europeo ha sido una de las más visionarias, porque si no se acaba con la fragmentación del cielo europeo, poco se podrá hacer para superar este problema, que cuesta millones de euros a las aerolíneas cada año, y provoca el hartazgo de pasajeros que pagan los retrasos y las cancelaciones.

Y en este sentido explicó que un consorcio de proveedores de servicios de control y navegación aérea, en la que están ENAIRE, junto con la alemana DFS y la británica NATS, ITEC, tiene como principal objetivo el desarrollo de una“ herramienta común para ser utilizada por todos estos proveedores de servicio, que manejan el 40 por ciento de todo el tráfico aéreo europeo”.

Francisco Sánchez, director de programas de ATM de Indra: “Los grandes desafíos  a los que nos enfrentamos son el de la capacidad, la seguridad y el crecimiento, Indra acompaña con su tecnología a los proveedores de servicio para superar estos retos.”

Por su parte Laura Ramírez, jefa de servicio de supervisión de operaciones ATM en AESA –Agencia Estatal de Seguridad Aérea- afirmó que nos encontramos en una época de grandes retos “con un aluvión de nuevas tecnologías para implantar, tanto lo que llega de SESAR como a instancias de los propios proveedores de servicios, tecnologías para facilitar y hacer más eficiente la prestación de estos servicios”, afirmó  la representante de AESA. “Como Agencia de Seguridad tenemos y queremos acompañar todos estos desarrollos, para supervisar que todos los cambios se realizan con una garantía de seguridad, en todas las fases del  proceso.”

El cuarto participante en el encuentro, David Rodríguez, de Canard Drones, representa a los nuevos entrantes en este mercado, que aportan soluciones innovadoras y disruptivas, en este caso, en el ámbito de la inspección de los sistemas. “Lo que ofrece Canard Drones es facilitar  todos los trabajos de mantenimiento, verificación y calibración de las ayudas a la navegación aérea a los proveedores del servicio, todo ello basado en procedimientos estandarizados internacionalmente, por organismos como OACI, y con nuevas tecnologías, como es el uso de drones para estos trabajos. También intentamos mejorar los procedimientos, la fiabilidad de los equipos, la operativa de las inspecciones, y eso es nuestro objetivo final, que la huella de esa verificación, el impacto en el día a día de una aeropuerto, sea la menor posible.”

«Lo desarrollamos con drones, es una tecnología que avanza rápidamente, pero además utilizamos otro tipo de tecnología, como desarrollos software, inteligencia artificial,  e incluso redes neuronales, toda esta tecnología disruptiva que utilizamos creemos que es positivo, hemos planteado por ejemplo para la inspección de PAPIS ya está planteado en el documento de OACI el método que estamos desarrollando, estamos ayudando a las organizaciones internacionales a establecer los procedimientos adecuados para la utilización de estos nuevos métodos, que ellos los puedan incluir en sus recomendaciones y se puedan usar a nivel internacional»,afirmó.

ALUVIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS
EUROCONTROL. Salle de controle aérien de Maastricht

Dentro del sector es un hecho asumido que las nuevas tecnologías tendrán un impacto positivo en los actuales problemas que acucian al tráfico aéreo, especialmente en Europa.

Torres digitales, comunicaciones vía satélite, pero, por encima de todo, sistemas unificados en toda Europa, son la base de esta revolución tecnológica orientada a la eficiencia y, también, a la sostenibilidad, la palabra “fetiche” en la nueva era del transporte aéreo.

En el nuevo plan estratégico que prepara ENAIRE, para el periodo 2020-2025, este apartado, el de las nuevas tecnologías, ocupa un espacio destacado.

Según el responsable de sistemas del gestor de la navegación aérea, “ el plan tiene previsto una renovación completa de todos los sistemas de gestión de tráfico aéreo. Sólo en el último año hemos invertido un total de 100,8 millones de euros en mejoras tecnológicas, y durante los siguientes años vamos a mantener este ritmo de inversión”.

Los objetivos de esta modernización tecnológica son aumentar la capacidad del espacio aéreo, la flexibilidad en las operaciones, explicó Rodríguez, añadiendo que ENAIRE está presente en todos los proyectos de SESAR que contemplan esta revolución tecnológica, basada en lo digital. “Por ejemplo –afirma- hemos trabajado en el desarrollo de una herramienta de detección de conflictos, que probablemente verá la luz el próximo año, con herramientas para la emisión de alertas por intrusión en pista… y otros muchos. Dentro de la gran cantidad de nuevas tecnologías que tienen aplicación en la gestión del tráfico aéreo, vemos grandes posibilidades en el Big Data y la Inteligencia Artificial”.

La revolución tecnológica debe ayudar, sobre todas las cosas, a eliminar las demoras de los vuelos, el gran enemigo de los clientes de los servicios de control de tráfico aéreo: aerolíneas y pasajeros. Para ello, explica José Luis Rodríguez: “uno de los drivers más importantes para ENAIRE en la adopción de nuevas tecnologías y sistemas es que permitan reducir los tiempos de demora. Estamos trabajando para ser parte de la solución, colaborando con el gestor europeo de red, como el verano pasado, en el que ayudamos a establecer rutas alternativas por nuestro espacio aéreo para descongestionar el centro de Europa. Trabajamos en propio para desarrollar herramientas que permitan al  gestor de la navegación aérea a  mover los aviones por otras aerovías de manera que produzcamos de forma global menos demora en Europa.”

Por su parte Francisco Sánchez definió el momento actual como el de una “invasión de nuevas tecnologías”, que hay que analizar, reflexionar sobre la verdadera utilidad de esas tecnologías, con un objetivo claro de mejora de la eficiencia.

Sánchez puso en valor el programa del Cielo Único europeo, precisamente porque definió de manera exacta los objetivos a cumplir, “eliminando duplicidades que se estaban produciendo en los distintos países con el desarrollo de tecnologías con el mismo objetivo. Con el lanzamiento de SESAR se puso un foco claro en los objetivos a cumplir, de manera conjunta en toda Europa, y la definición de objetivos es fundamental a la hora de abordar desarrollos tecnológicos. Desde entonces ese programa ha sido un caso de éxito, porque ha agrupado a los proveedores de servicio, a los usuarios y a las industrias que generan la tecnología, de tal manera que se ha trabajado sobre conceptos y las herramientas capaces de soportar esos conceptos, con unos objetivos claros, relacionados con la desfragmentación del espacio aéreo europeo, aumentando la interoperabilidad, facilitar el intercambio de información, para descongestionar el cielo europeo”.

En la fase 2, o Wave 2, que ahora se pone en marcha dentro de SESAR, explicó Francisco Sánchez, el big data o la inteligencia artificial van a tener un papel relevante,porque nos permitirán suministrar sistemas más eficientes, y definitivos para el nuevo concepto de torre digital”,y añadió, “Indra tiene su propio sistema de torre digital, que es capaz de detectar una aeronave cuando el ojo humano no lo ve, y a partir de ahí,  hace zoom y  va siguiendo al avión, presentando en pantalla esta información y es capaz de detectar drones, por ejemplo, que los integra también en la pantalla”.

Sin olvidar la sostenibilidad. Para Laura Rodríguez, el tema de conseguir una aviación más sostenible está en la base de los nuevos desarrollos tecnológicos. “Las nuevas tecnologías de control y navegación de tráfico aéreo deberán permitir la reducción de las emisiones contaminantes. Son cuestiones que cada vez se tienen más en cuenta en el diseño de rutas, de maniobras. El desarrollo tecnológico ha permitido, por ejemplo, que los medios de navegación sean cada vez más precisos, y por lo tanto, con mayor capacidad para ejecutar rutas que tengan menor impacto ambiental.

«Laura Ramírez, jefa de servicio de supervisión de operaciones ATM en AESA: Las nuevas tecnologías aplicadas al control aéreo deben ser también una herramienta para aumentar la sostenibilidad del sistema, generando rutas que reduzcan emisiones y ruidos.»

Como ejemplo de utilización de tecnologías disruptivas, en este caso para el mantenimiento de los equipos en tierra del aeropuerto, David Rodríguez explicó las ventajas que la utilización de estas nuevas tecnologías incorpora al sistema, como es su caso, y con experiencias concretas que ya han llevado a cabo en aeropuertos como Charles De Gaulle, en París, o en Sevilla. “Nuestro sistema permite ahorrar tiempo y además, no interrumpimos la operatividad del aeropuerto. El objetivo de nuestra empresa es  utilizar la tecnología siempre que sea útil para el usuario final. En nuestra propuesta nunca eliminamos el factor humano, creemos además que es muy importante, nuestros clientes lo que necesitan es información precisa, para que el impacto de nuestras operaciones sea el mínimo.”

…..Y HABLANDO DE DRONES

En un foro sobre control de tráfico aéreo no podía faltar un debate sobre la integración de los drones en el espacio aéreo controlado. En ello trabaja toda la cadena que compone el sistema de gestión del tráfico aéreo, operadores, gestores del espacio y suministradores del sistema.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea fue una de las primeras en Europa en aprobar una regulación respecto a la operación de drones, ante la avalancha de nuevos servicios que empezaron a prestar estos dispositivos no tripulados, sustituyendo a las aeronaves tradicionales.

El UTM, Unmanned aircraft system traffic management, está ya asumido como parte del sistema. En este sentido el representante de ENAIRE explicó que el objetivo del gestor de la navegación aérea en España es convertirse en un actor relevante también en el UTM.

Por su parte, Francisco Sánchez explicó que la integración de los drones en el espacio aéreo es una cuestión de magnitud, de escala. “El  escenario sobre el que se trabaja es el de una afluencia muy grande de este tipo de dispositivos, un volumen de tráfico mucho mayor y mucho menos regulado o previsto, el tráfico comercial  está muy regulado, mientras que en la gestión de la operación de drones se pretende que se base en un modelo mucho más flexible, que permita una operación ágil y con menos actores implicados. Pero para ello el dron tiene que incluir una serie de tecnologías que lo permitan, como la de “see and avoid”, comunicación entre ellos y con el resto de aeronaves . En eso están los reguladores.

Y desde el lado de la administración, la representante de AESA introdujo también la idea de concienciar a toda la población sobre el uso indebido de estos  dispositivos.Estamos en la idea de desarrollar los procedimientos adecuados en tanto a las prestaciones de cada dispositivo. Pero  es verdad que también en este caso procede el lanzamiento de campañas para los usuarios de drones no estrictamente profesionales. Campañas de sensibilización para que sean conscientes de en qué términos tienen que operar, dónde pueden operar. En estas dos líneas estamos trabajando desde AESA.”

Laura Rodríguez apuntó otra posibilidad, como la de utilizar el espacio aéreo que las aeronaves tradicionales no utilizan, en ciertos entornos.

«David Rodríguez, Canard Drones :“Nosotros proponemos una nueva forma de hacer las cosas, con nuevas tecnologías, utilizamos desarrollos propios de software, big data e inteligencia artificial e incluso redes neuronales, lo que buscamos es hacer más eficiente el mantenimiento de los equipos de navegación, con un ahorro importante de tiempo y problemas en la operativa normal del aeropuerto”.»

El caso de los drones y su futura integración en el espacio aéreo controlado es un buen ejemplo de la situación que enfrenta el sector del tráfico y la navegación aérea. Se enfrenta, como todos los sectores de actividad, a una transformación tecnológica sin parangón, donde el big data, la inteligencia artificial, el 5G y la automatización van a cambiar de forma radical el  ecosistema tal y como lo conocemos hasta ahora, afectando desde el primer escalón, como es el de la formación de los futuros profesionales, al entorno de trabajo y finalmente a un incremento de la seguridad y eficiencia del sistema.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies