Portada »  RADIOGRAFÍA DE LA INDUSTRIA AEROESPACIAL ANDALUZA: UN SECTOR AL ALZA
Aeropuertos

 RADIOGRAFÍA DE LA INDUSTRIA AEROESPACIAL ANDALUZA: UN SECTOR AL ALZA

Airbus A400M en las últimas fases de su producción antes de su entrega en Sevilla.
Airbus A400M en las últimas fases de su producción antes de su entrega en Sevilla.

Andalucía es la segunda región española por empleo y facturación en la industria aeroespacial. Un sector que recibe una atención muy especial por parte de los gobiernos autonómicos, y que este año ha sumado otro hito importante con el anuncio de la instalación de una fábrica de componentes del fabricante Pilatus en Sevilla.

Mañana 14 de mayo se inaugura en FIBES Sevilla el Aerospace and Defence Meeting 2024 ADM Sevilla. La elección de la capital andaluza como sede de este evento, que cumple ya su séptima edición, no es gratuita. Los datos refrendan esta elección. Andalucía es una de las regiones europeas donde la industria aeroespacial es más relevante. Segunda región española por ventas y empleo, la región se estructura alrededor de Airbus, aunque en los últimos años se ha intentado diversificar la cartera de clientes para no depender tanto del OEM europeo.

Andalucía Trade –antigua Extenda- , la agencia de la administración andaluza que promueve a sus empresas a nivel internacional, tiene un papel relevante en este intento de diversificación de la cartera de clientes.Uno de los ejemplos de este esfuerzo puede ser el anuncio del fabricante suizo Pilatus de instalar una fábrica de componentes en Carmona (Sevilla). En declaraciones a TEDAE, Carolina España, consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, de la que depende directamente Andalucía Trade, explicaba el papel de la Junta de Andalucía y de Andalucía Trade para que finalmente Pilatus optara por Sevilla para instalar su fábrica de componentes aeronáuticos.

Un proyecto como este tarda muchos meses en gestarse y decidirse. Ha sido un trabajo en equipo, que hemos realizado con mucha discreción y profesionalidad y que va desencadenar en unos fantásticos resultados. Ya en 2022 la empresa realizó un análisis preliminar a escala europea, encargándose la Unidad de Captación de Inversiones de Andalucía TRADE de la presentación de Andalucía como el lugar idóneo para su inversión. En enero de 2023 la empresa se decantó finalmente por España como destino de su expansión, siendo País Vasco, Madrid y Andalucía las tres regiones que competimos por albergar este nuevo proyecto”, declaraba la consejera.

La intrahistoria de la decisión tuvo, siguiendo con las declaraciones de la consejera a TEDAE, dos momentos relevantes, junio de 2023 y enero de 2024. En junio del pasado año el presidente y CEO de Pilatus se reunió con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, el director general de Andalucía Trade, Antonio Castro y la propia consejera. Ahí, según Carolina España, ya trasladaron que la elección era la región andaluza, y en enero de 2024 la dirección de Pilatus informa que elige Carmona. “Una vez que la empresa había aprobado la dotación de fondos para la primera fase del proyecto, que incluye el alquiler de una nave industrial para iniciar los trabajos mientras se construye la fábrica definitiva, así como la compra de los terrenos del parque logístico de Carmona, donde se levantarán las instalaciones”, declara España.

La decisión de Pilatus ha sido recibida, como no podía ser de otra forma, de manera muy optimista por todo el sector, que resaltan las altas capacidades del ecosistema aeronáutico andaluz como hecho definitivo para la elección de Pilatus. Otro de los grandes hitos que van a contribuir a la dinamización del sector fue la elección de Sevilla como sede de la Agencia Espacial Española. Una circunstancia que hará que el sector espacial despegue, según los expertos. Las empresas dedicadas a espacio representan solo el 6% de la facturación total del sector en Andalucía.

Uno de estos expertos, Antonio Gómez Guillamón, presidente del clúster aeroespacial andaluz, Andalucía Aerospace, y CEO y co-fundador de Aertec, así nos lo explica.

La consecución de la sede de la AEE en Sevilla es muy importante y desde luego hemos visto como desde principios del 2023 ha provocado un nuevo dinamismo en Andalucía en todo lo relacionado con la industria espacial. Pero es cierto que han aparecido causas sobrevenidas como la marcha del primer director, Miguel Belló, que desde luego hizo una labor encomiable desde el PERTE Aeroespacial hasta la creación de la Agencia, y la carencia de Presupuestos Generales del Estado justo el primer año en que la AEE debería tener sus primeras asignaciones como tal. En todo caso son situaciones coyunturales. Que España tenga, por fin, una Agencia Espacial y que su sede esté en Sevilla, es un claro acicate para el sector aeroespacial andaluz y acabará dando los frutos que evaluamos cuando preparamos la candidatura de Sevilla”, afirma el presidente  del clúster.

DOS EJES, 143 EMPRESAS

Pero ¿Cómo es este ecosistema? Si nos remitimos a las cifras recogidas por Andalucía Aerospace, el clúster aeroespacial andaluz, en Andalucía hay 143 empresas dedicadas a la actividad aeroespacial. Por abrumadora mayoría es el de aeroestructuras el segmento que destaca, con 53 empresas dedicadas a esta actividad, le siguen en número empresas de ingeniería y consultoría -34 en total, tras las de servicios, logística, mantenimiento industrial y formación, que suman 23, 14 dedicadas a equipos y sistemas, 10 a ensayos y análisites técnicos, 6 a la integración de aeronaves, vehículos espaciales y UAVS y 3 a MRO.

En 2022, últimas cifras publicadas por Andalucía Aeroespace, el sector facturó 2.356 millones de euros, aún lejos de las ventas conseguidas en el año 2019, el anterior a la pandemia, cuando la cifra alcanzó su récord histórico con 2.836 millones de euros. Si analizamos esta facturación por segmentos, la foto finish sería la siguiente siguiente: 76 por ciento de los ingresos corresponden a actividades de la industria aeronáutica, el 17 por ciento a aviación y aviación general, epígrafe en el que el clúster incluye a empresas de MRO, formación de tripulaciones y trabajos aéreos, el 6 por ciento a espaciao y el 1 por ciento a UAS y movilidad aérea avanzada.

Estas cifras representan el 1,24% del PIB global andaluz, y el 9,19% del PIB industrial. Generando un empleo total de 13.136 personas, de los cuales un 41 por ciento son titulados universitarios. Respecto al tamaño de estas empresas, el 31% de ellas se inscriben en la categoría de grandes, o lo que es lo mismo, con más de 250 empleados o 50 millones de facturación, el 25 por ciento son microempresas, el 24% PyMES y el 19% medianas.

A falta de conocer los resultados del año 2023, Antonio Gómez Guillamón confirma a Fly News que ha sido un buen año, aunque todavía no debajo de las cifras del año 2019. “El año 2023 ha sorprendido por la velocidad de la recuperación de la demanda de vuelos comerciales y el aumento de pedidos a los fabricantes, especialmente a Airbus”, afirma el presidente del clúster.

Como elementos más destacados del pasado año Gómez Guillamón hace referencia explícita a que tras un periodo en el que la preocupación principal se centró en los problemas de la cadena de suministro, la fuerza de la demanda de nuevos aviones comerciales, desvía ahora esta incertidumbre a la dificultad de la cadena de suministro para adaptarse al crecimiento requerido por los OEM,s.

En cuanto al resto de hitos destacables del año anterior Gómez Guillamón destaca los siguientes: “El Clúster Andalucía Aerospace ha aumentado el número de empresa de Espacio en parte gracias al efecto llamada de la AEE en Sevilla. En aviones y programas de Defensa se lanzó la fase 1B del FCAS, pero por desgracia es un programa que no está provocando el efecto tractor que se esperaba, todo va muy despacio y concentrado en los designados como líderes de pilar. También fueron importantes los nuevos pedidos para el C295 y el programa de este avión para India que realizó su primera entrega.”

En los primeros meses de 2024 se confirma esta tendencia a la recuperación, y según el presidente del clúster, a final de año, con toda probabilidad, se habrán superado las cifras del año 2019, tanto en facturación como en empleo. “La realidad –afirma- es que todos los segmentos: aviones comerciales, programas militares, espacio y otros segmentos como los drones y la movilidad aérea avanzada; están en crecimiento y eso permite que las empresas crezcan con ellos.”

Por provincias, tradicionalmente el eje Sevilla-Cádiz es el que acumula el mayor número de empresas, 104 en Sevilla y 22 en Cádiz, pero en los últimos años, provincias como Málaga han despegado y aumentado el número de compañías dedicas a la actividad, especialmente en el área de sistemas, una actividad con mayor valor añadido. Por programas y clientes, sigue siendo Airbus el principal cliente del tejido aeroespacial andaluz.

EL PUZZLE ANDALUZ QUE FUNCIONA

Este ecosistema andaluz se completa con instituciones y organismos que trabajan por hacer el sector aeroespacial aún más fuerte, abriéndose también a nuevos mercados. Andalucía dispone de un tejido universitario potente, siendo Sevilla  y Cádiz, dos de los centros universitarios que imparten formación relacionada con la industria aeroespacial, y que suministran el recurso humano al sector industrial.

Pero además, existen centros y organizaciones de apoyo al desarrollo y la mejora tecnológica, como son el Centro Tecnológico de Andalucía –CTA– con una división específica dedicada a la industria aeroespacial,  o CATEC, el mayor centro tecnológico privado de España dedicado a la investigación aeroespacial.

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) es un centro tecnológico establecido y gestionado por la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA). Las instalaciones de CATEC suman un total de 4.500 m2 (3.000 m2 de laboratorios y talleres, y 1.500 m2 de oficinas) y su sede principal están localizadas en el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aerópolis), único espacio empresarial en Europa destinado en exclusiva al sector aeroespacial en La Rinconada, Sevilla.

 CATEC cuenta actualmente con una plantilla de más de 120 empleados/as, en su mayoría doctores/as e investigadores/as, cuyas titulaciones principales son Ingenierías (Aeronáutica, Industrial, de Telecomunicación, de Materiales e Informática), Ciencias Físicas o Químicas.El centro se ha especializado en el  desarrollo de tecnologías para UAVs medianos, pequeños y ligeros, y trabaja directamente en proyectos tecnológicos con las empresas líderes del sector. También destaca el área de robótica colaborativa y aérea.

Gómez Guillamón explica que el ecosistema aeroespacial andaluz ha conseguido, a lo largo de los años, convertirse en un importante motor de desarrollo. “En Andalucía tenemos a Airbus,  a empresas aeroespaciales andaluzas con autoridad de diseño, tecnología y producto, y a las Universidades con sus grupos de investigación. El ecosistema es tremendamente potente y la articulación que supone el Clúster Andalucía Aerospace lo multiplica y le permite ser un actor de proyección internacional. La Administración comprometida es un activo claro, si bien es cierto que la clara voluntad de apoyo al sector requiere más capacidad ejecutiva y mayor ambición para hacer de palanca con instrumentos y financiación específica para el sector, tal y como recoge la Estrategia Aeroespacial de Andalucía.”

Pero Andalucía quiere más, como ya demostró en la “pelea” por hacerse con la sede de la Agencia Espacial Española. Entre las ”peticiones” que el presidente de Andalucía Aerospace plantea: “Por supuesto al puzle andaluz se le pueden pedir muchas cosas: un líder de pilar andaluz para FCAS, programas tanto andaluces como nacionales para traccionar la base tecnológica e industrial que ya existe en Andalucía, tanto en RPAS de altas prestaciones como en sistemas satelitales, una apuesta clara de España y Andalucía en el próximo programa europeo de aviones de transporte militar para dar continuidad a la FAL de Airbus San Pablo, crear en torno a CEUS y ATLAS un ecosistema en movilidad aérea avanzada con posicionamiento internacional y que el Centro de Fabricación Avanzada de Cádiz sea una realidad. Son solo unas cuantas piezas del puzle que no son sueños, los mimbres ya los tenemos, solo hace falta voluntad, ambición y capacidad ejecutiva. Si se hace, el retorno multiplicará con mucho la inversión”, concluye.

Añadir comentario

Haz click aquí para escribir un comentario