Aviones comerciales Seguridad y accidentes

La FAA da la luz verde al plan de Boeing para el B-787

Batería incendiada de un Boeing 787
Nuevos procesos de producción y un nuevo contenedor para las baterías de ion litio es lo que propone Boeing.
La FAA ha dado su luz verde para que Boeing pruebe en vuelo y en tierra su propuesta de modificaciones para el Boeing 787 Dreamliner.

La FAA ha autorizado a Boeing a realizar una serie de vuelos con un Boeing 787 para comprobar que la propuesta de Boeing para solucionar los problemas de las baterías es válida.

Boeing 787 de LOT
El tercer Boeing 787 de LOT será uno de los aviones usados por Boeing para demostrar sus soluciones a los fuegos de las baterías de los787.

La FAA ha autorizado a Boeing a realizar ensayos en tierra y vuelo para comprobar que la solución ofrecida por Boeing a los problemas de fuegos en la baterías de ion litio de los B-787 Dreamliner es la correcta y el modelo pueda reemprender sus operaciones comerciales paralizadas desde enero cuando se paralizó toda la flota mundial del modelo.

Ray Conner, presidente de Boeing Commercial Airplanes ha señalado que «han propuesto una serie de soluciones para minimizar de forma significativa el riesgo de un nuevo fallo en las baterías y que sí ocurre algo, ello no afecte a la seguridad del vuelo».

Según Conner, Boeing ha propuesto tres capas de mejoras: se ha mejorado el diseño de las baterías para prevenir fallos y aislar cualquiera que pueda ocurrir. Se ha mejorado la producción, operación y procesos de pruebas para garantizar el máximo nivel de calidad y prestaciones de las baterías y sus componentes. Se ha introducido un nuevo sistema de contención para que, en el caso de un nuevo incidente, ni el avión sea afectado o los pasajeros lo noten: es decir, lo que se suponía tenía que hacer el sistema anterior aprobado por la FAA, que debía evitar cualquier derrame de líquidos de las baterías o que humo o gases emitidos por esta pudiesen llegar a la cabina de pasaje. El nuevo sistema debería impedir que se produjese cualquier tipo de fuego en la batería o en su contenedor.

Además de añadir nuevos materiales aislantes, tanto térmicos como eléctricos, se realizarán pruebas más exhaustivas de cada celda de la batería antes del ensamblaje de las mismas.

Para comprobar los nuevos sistemas, la FAA ha autorizado a Boeing a realizar pruebas en vuelo con el avión número 86 y con el ZA005 que tiene previsto realizar una serie de pruebas de mejoras en los motores «no relacionadas con las baterías«.

La certificación de las modificaciones deberán demostrar como se comporta el nuevo sistema tanto en condiciones normales como anormales.

Luis Calvo

3 comentarios

Haz click aquí para escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies