Aviones Aviones militares

El V-22 se estrena como cisterna volante

Primer vuelo de prueba para que el V-22 pueda repostar a otras aeronaves.
Las primeras pruebas han involucrado el vuelo con aviones F/A-18C y F/A-18D.
Bell y Boeing inician los ensayos en vuelo para dotar al V-22 con capacidad para reabastecer en vuelo a otras aeronaves.

El pasado mes de agosto comenzaron las pruebas para convertir al V-22 también en una cisterna volante.

Primer vuelo de prueba para que el V-22 pueda repostar a otras aeronaves.
Las primeras pruebas han involucrado el vuelo con aviones F/A-18C y F/A-18D.

Bell y Boeing han realizado las primeras pruebas para que el V-22 tenga capacidad para reabastecer a otros aviones en vuelo.

El sistema de repostaje va instalado dentro de la bodega del convertiplano y la manguera sale por la compuerta trasera de la misma.

Los primeros ensayos durante el pasado mes de agosto consistieron en vuelos con aviones McDonnell Douglas F/A-18C y F/A-18D situados detrás y a un lado del V-22. Una vez colocado el avión en dicha posición se procedió a desplegar la manguera de reabastecimiento, se voló con ella desplegada y posteriormente se retrajo.

Posteriores pruebas serán con los aviones situados detrás del V-22 antes de realizar contactos secos y finalmente húmedos (con transferencia de combustible).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies